Escuchá acá la 90.9
X

Evo Morales: "Gracias, México me salvó la vida"

El expresidente de Bolivia arribó a Distrito Federal y fue recibido por Marcelo Luis Ebrard. Llegó alrededor de las 14, dos días después de su forzada renuncia tras casi 14 años en el gobierno.

 

Este martes, cerca de las 14, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a Distrito Federal de México, país que le brindó asilo político y lo trasladó en una aeronave del Ejército. Llegó acompañado por su hermana, su hija y otros dos funcionarios renunciantes.

Ni bien bajó del avión de la Fuerza Aérea de México, habló con la prensa y ventiló los inconvenientes que tuvo que atravesar su gobierno en el final abrupto de este domingo. "Gracias, México me salvó la vida", expresó Evo. 

"Son ilegales, han robado, incendiado, saqueado casas, hay secuestros, han amenazado, han hostigado a dirigentes sindicales para lograr sus renuncias", afirmó.

También dijo que un miembro del Ejército de Bolivia le aseguró el sábado que le habían ofrecido 50.000 dólares para que lo entregara.

"El gobierno mexicano me salvó la vida. Quiero decir gracias amigos, a las autoridades de este país. Pero también quiero decir que mientras tenga la vida, seguimos en política, seguimos en la lucha", aclaró Morales en su diálogo con la prensa transmitido en Buenos Aires por canales informativos de cable.

Por cuestiones de seguridad no dijeron dónde estará alojado.

 

A salvo. El expresidente boliviano habló en el aeropuerto, junto al canciller Marcelo Ebrad.

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Evo Morales: "Gracias, México me salvó la vida"

Morales en Distrito Federal. Foto: Télam.

El expresidente de Bolivia arribó a Distrito Federal y fue recibido por Marcelo Luis Ebrard. Llegó alrededor de las 14, dos días después de su forzada renuncia tras casi 14 años en el gobierno.

 

Este martes, cerca de las 14, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a Distrito Federal de México, país que le brindó asilo político y lo trasladó en una aeronave del Ejército. Llegó acompañado por su hermana, su hija y otros dos funcionarios renunciantes.

Ni bien bajó del avión de la Fuerza Aérea de México, habló con la prensa y ventiló los inconvenientes que tuvo que atravesar su gobierno en el final abrupto de este domingo. "Gracias, México me salvó la vida", expresó Evo. 

"Son ilegales, han robado, incendiado, saqueado casas, hay secuestros, han amenazado, han hostigado a dirigentes sindicales para lograr sus renuncias", afirmó.

También dijo que un miembro del Ejército de Bolivia le aseguró el sábado que le habían ofrecido 50.000 dólares para que lo entregara.

"El gobierno mexicano me salvó la vida. Quiero decir gracias amigos, a las autoridades de este país. Pero también quiero decir que mientras tenga la vida, seguimos en política, seguimos en la lucha", aclaró Morales en su diálogo con la prensa transmitido en Buenos Aires por canales informativos de cable.

Por cuestiones de seguridad no dijeron dónde estará alojado.

 

A salvo. El expresidente boliviano habló en el aeropuerto, junto al canciller Marcelo Ebrad.

 

 

Logín