Escuchá acá la 90.9
X

La autopsia confirmó que Tamara murió de un disparo y sin violencia previa

El examen de los cuerpos de Gómez y su femicida confirmó que no hubo un forcejeo previo a la ejecución que realizó Paz, que luego se pegó un tiro en el mismo lugar donde le disparó a su pareja, en la frente.

 

La autopsia realizada por la forense Sandra Miatello, confirmó que Tamara Gómez murió de un disparo en la frente y que no tiene signos de violencia previa. Del mismo modo murió Miguel Ángel Paz, el femicida que luego se disparó acostado de manera frontal y prácticamente en la misma zona del cráneo en el que le pegó el tiro a su pareja.

La información fue confirmada por el juez de Instrucción Penal 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, quien también aseguró que quedó descartando que Tamara estuviera embarazada, desmintiendo un rumor que había circulado en el pueblo.

El examen se realizó en las primeras horas del sábado y los cuerpos de Tamara y Miguel Ángel fueron entregados a sus familiares.

La hora de muerte quedó establecida entre las 11 y las 12 del viernes, lo que coincide con los testimonios de algunas personas del pueblo que habrían visto por última vez a la pareja cerca de las 10 de la mañana en la moto de Paz.

El oficial principal Sebastián Tula, jefe del Departamento Homicidios de la Unidad Regional II, de Villa Mercedes, aportó más detalles del femicidio: “Descartamos la participación de una tercera persona en el crimen, también la violencia. El monoambiente  en el que vivan estaba ordenado, sin nada que evidencie una pelea previa, la puerta no fue violentada y estaba sin llave”.

Tula confirmó que el arma homicida es un 32 largo, que se desconoce cómo llegó a manos del tirador que tenía 5 balas en total en el cargador, dos que habían sido disparadas, las que mataron a Gómez y a Paz y el resto intactas.

Lo que aún es materia de investigación es el motivo por el que Paz asesinó a Tamara y luego se mató. “Algunas personas que entrevistamos reconoce que era una pareja conflictiva, no con los demás, pero si entre ellos”, dijo el oficial principal Tula y agregó: “No tenemos ninguna denuncia de violencia de género realizada por Gómez, ni por alguien de su familia contra Paz”.

La pareja llevaba cerca de dos años de relación, no tenían hijos en común. Tamara si era mamá de dos pequeños de 2 y 3 años que a la hora del crimen estaban al cuidado de su papá. Paz, a quien lo conocían como “El Salteño”, por su provincia de origen, vivía hace 10 años en Nueva Galia donde tendría dos hijos con una mujer del pueblo.

El segundo femicidio del año

Este viernes Paz, de 38 años, tomó un arma calibre 38 le disparó a Gómez, de 20, y luego se suicidó. Cerca de las 16, la madre de la joven denunció que su hija se había ido a la mañana con su pareja, con quien estaban “distanciados”, y no le atendía el teléfono. Además, según trascendió, la joven sufría de violencia de género por parte de Paz.

Los efectivos de la Comisaría de Distrito 21º se acercaron a la vivienda que compartían Gómez y Paz y fue allí donde los encontraron, ya sin vida, tendidos en una cama, el hombre tenía un arma en su mano derecha.

El 27 de octubre, Elsa Barroso fue asesinada por su esposo el empresario José Jofré, quien luego se suicidó. Según las pericias, la mujer de 43 años murió por varios golpes en la cabeza que habrían sido producidos con una botella.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La autopsia confirmó que Tamara murió de un disparo y sin violencia previa

El examen de los cuerpos de Gómez y su femicida confirmó que no hubo un forcejeo previo a la ejecución que realizó Paz, que luego se pegó un tiro en el mismo lugar donde le disparó a su pareja, en la frente.

El monoambiente donde ocurrió el femicidio. Foto: Gentileza

 

La autopsia realizada por la forense Sandra Miatello, confirmó que Tamara Gómez murió de un disparo en la frente y que no tiene signos de violencia previa. Del mismo modo murió Miguel Ángel Paz, el femicida que luego se disparó acostado de manera frontal y prácticamente en la misma zona del cráneo en el que le pegó el tiro a su pareja.

La información fue confirmada por el juez de Instrucción Penal 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, quien también aseguró que quedó descartando que Tamara estuviera embarazada, desmintiendo un rumor que había circulado en el pueblo.

El examen se realizó en las primeras horas del sábado y los cuerpos de Tamara y Miguel Ángel fueron entregados a sus familiares.

La hora de muerte quedó establecida entre las 11 y las 12 del viernes, lo que coincide con los testimonios de algunas personas del pueblo que habrían visto por última vez a la pareja cerca de las 10 de la mañana en la moto de Paz.

El oficial principal Sebastián Tula, jefe del Departamento Homicidios de la Unidad Regional II, de Villa Mercedes, aportó más detalles del femicidio: “Descartamos la participación de una tercera persona en el crimen, también la violencia. El monoambiente  en el que vivan estaba ordenado, sin nada que evidencie una pelea previa, la puerta no fue violentada y estaba sin llave”.

Tula confirmó que el arma homicida es un 32 largo, que se desconoce cómo llegó a manos del tirador que tenía 5 balas en total en el cargador, dos que habían sido disparadas, las que mataron a Gómez y a Paz y el resto intactas.

Lo que aún es materia de investigación es el motivo por el que Paz asesinó a Tamara y luego se mató. “Algunas personas que entrevistamos reconoce que era una pareja conflictiva, no con los demás, pero si entre ellos”, dijo el oficial principal Tula y agregó: “No tenemos ninguna denuncia de violencia de género realizada por Gómez, ni por alguien de su familia contra Paz”.

La pareja llevaba cerca de dos años de relación, no tenían hijos en común. Tamara si era mamá de dos pequeños de 2 y 3 años que a la hora del crimen estaban al cuidado de su papá. Paz, a quien lo conocían como “El Salteño”, por su provincia de origen, vivía hace 10 años en Nueva Galia donde tendría dos hijos con una mujer del pueblo.

El segundo femicidio del año

Este viernes Paz, de 38 años, tomó un arma calibre 38 le disparó a Gómez, de 20, y luego se suicidó. Cerca de las 16, la madre de la joven denunció que su hija se había ido a la mañana con su pareja, con quien estaban “distanciados”, y no le atendía el teléfono. Además, según trascendió, la joven sufría de violencia de género por parte de Paz.

Los efectivos de la Comisaría de Distrito 21º se acercaron a la vivienda que compartían Gómez y Paz y fue allí donde los encontraron, ya sin vida, tendidos en una cama, el hombre tenía un arma en su mano derecha.

El 27 de octubre, Elsa Barroso fue asesinada por su esposo el empresario José Jofré, quien luego se suicidó. Según las pericias, la mujer de 43 años murió por varios golpes en la cabeza que habrían sido producidos con una botella.

Logín