13°SAN LUIS - Lunes 15 de Agosto de 2022

13°SAN LUIS - Lunes 15 de Agosto de 2022

EN VIVO

Vandalismo, el otro enemigo del servicio de agua cruda

Además de la sequía, la red sufre por la frecuente manipulación clandestina de las llaves de los acueductos en distintas zonas de la provincia. 

Por redacción
| 27 de diciembre de 2019
Un caso. En Quebrada de López encontraron una obstrucción en el canal que impedía que el agua llegue a todos. Foto: Gentileza San Luis Agua.

No andan con sirenas estruendosas ni con luces de colores, pero la Policía del Agua igual patrulla toda la provincia para inspeccionar que la red de agua cruda funcione correctamente. En esas recorridas diarias se encuentran con un enemigo cotidiano que afecta al servicio tanto como la falta de lluvias: el vandalismo. Los daños intencionales son moneda corriente en los acueductos, dañan la infraestructura y ponen en riesgo la provisión del resto de los usuarios.

 

Jorge Ramírez, uno de los inspectores del cuerpo que pertenece a San Luis Agua, le explicó a El Diario que algunas de sus principales tareas son la lectura de los caudalímetros y el control del consumo que realizan, tanto los habitantes de algunos pueblos, como los establecimientos agropecuarios que aprovechan el recurso para riego o para su hacienda. “Cuando vemos que hay excesos, vamos a los diferentes lugares para verificar las condiciones del servicio”, agregó.

 

En esas visitas (realizan un promedio de 1.500 kilómetros por día por toda la provincia) se topan con diferentes anomalías, pero la escena que detectan con más frecuencia muestra que "algún vecino o alguna mano anónima tocó las llaves de los acueductos", graficó. Esa manipulación modifica la presión del líquido que estaba regulada y empiezan a emerger los problemas, o bien porque se reduce el caudal, o porque la fuerza del agua es tan grande que puede generar desde pérdidas en las conexiones hasta la rotura de las cañerías.

 

De esa forma, no solo obliga a hacer un gasto extra para la reparación de las tuberías, sino que termina por perjudicar a los vecinos que necesitan el servicio para su vida diaria. “Afecta a todas las partes, porque todos los acueductos que nosotros tenemos trabajan por desniveles. Se van llenando aguas abajo y el nivel empieza a subir por presión", detalló.

 

Pero la mala intención no distingue entre zonas y los actos vandálicos se repiten en diferentes partes de la geografía provincial. En las últimas semanas, la entidad emitió comunicados alertando sobre intromisiones y robo de válvulas en el Acueducto del Oeste, y obstrucciones en los canales que conducen hacia la planta potabilizadora en Quebrada de López. El Suyuque, Macho Muerto, Paso de las Carretas, son otros puntos que últimamente han sufrido casos similares.

 

"Hay muchos que quieren sacar provecho para que haya una rotura y los animales puedan consumir el agua que se derrama sin que lo detecte el medidor, que es lo que nosotros controlamos", acusó Ramírez.

 

Sin embargo, reconoció que "es casi imposible" detectar quiénes fueron los responsables de los hechos. "Hay vecinos que a veces dicen haber visto pasar a alguien, pero lograr dar con ellos es muy difícil", admitió.

 

Por eso, San Luis Agua solicita, a través de spots publicitarios y las redes sociales, la colaboración de los usuarios para el cuidado de la red. "Tratamos de concientizar para proteger los recursos hídricos, ya sea denunciando casos de vandalismo como también cuidando los reservorios, cerrando las canillas que no se usan, avisando que los bebederos y los tanques australianos tengan su flotante, entre otras cosas. Son medidas que se recomiendan para que todos tengan un buen servicio", enumeró el inspector.

 

Comentá vos tambien...