Escuchá acá la 96.3
X

Macri y Fernández compartieron la misa de celebración de la Inmaculada Concepción de María

A dos días de la asunción del nuevo presidente ambos dirigentes compartieron la primera fila y estuvieron atentos al mensaje del arzobispo Jorge Eduardo Scheinig, que pidió “paz y unidad.

 

El arzobispo de Mercedes y Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, pidió este domingo "no caer en la tentación de querer destruir al otro", al pronunciar su homilía en la Basílica de Luján frente al presidente saliente, Mauricio Macri, y el mandatario electo, Alberto Fernández. "Debemos hacer todo lo posible y resistir para no caer en la tentación de querer destruir al otro", manifestó Scheinig en el marco del Día de la Inmaculada Concepción de María.

A dos días del inicio del cambio de Gobierno, Macri y Fernández participaron en primera fila de una misa "por la unidad y la paz" en la Basílica de Luján.

En ese marco, Scheinig pidió "volver a dialogar" y construir políticas que "trasciendan los gobiernos", y consideró que "necesitamos promover una cultura del encuentro" y "volver a dialogar todas las veces que sea necesario".

"Estamos agotados de tantos desencuentros y peleas. No se trata de una unidad homogénea o hegemónica, sino de una unidad necesaria para construir el país deseado y salir del laberinto en el que nos encontramos", manifestó el arzobispo de Mercedes y Luján.

Además, consideró que "ninguna persona o grupo en soledad o aislado es la Patria", y argumentó: "La Patria somos todos. La comunión entre nosotros no es una cuestión estratégica, hace a la esencia de lo que somos en el origen y a lo que podemos ser en el destino común".

El presidente electo concurrió a la misa, que duró poco más de una hora, acompañado por su pareja, Fabiola Yañez, al igual que Macri que asistió junto a su esposa Juliana Awada.

 

NA.

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Macri y Fernández compartieron la misa de celebración de la Inmaculada Concepción de María

A dos días de la asunción del nuevo presidente ambos dirigentes compartieron la primera fila y estuvieron atentos al mensaje del arzobispo Jorge Eduardo Scheinig, que pidió “paz y unidad.

Cruzaron palabras y compartieron la ceremonia. Foto: NA.

 

El arzobispo de Mercedes y Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, pidió este domingo "no caer en la tentación de querer destruir al otro", al pronunciar su homilía en la Basílica de Luján frente al presidente saliente, Mauricio Macri, y el mandatario electo, Alberto Fernández. "Debemos hacer todo lo posible y resistir para no caer en la tentación de querer destruir al otro", manifestó Scheinig en el marco del Día de la Inmaculada Concepción de María.

A dos días del inicio del cambio de Gobierno, Macri y Fernández participaron en primera fila de una misa "por la unidad y la paz" en la Basílica de Luján.

En ese marco, Scheinig pidió "volver a dialogar" y construir políticas que "trasciendan los gobiernos", y consideró que "necesitamos promover una cultura del encuentro" y "volver a dialogar todas las veces que sea necesario".

"Estamos agotados de tantos desencuentros y peleas. No se trata de una unidad homogénea o hegemónica, sino de una unidad necesaria para construir el país deseado y salir del laberinto en el que nos encontramos", manifestó el arzobispo de Mercedes y Luján.

Además, consideró que "ninguna persona o grupo en soledad o aislado es la Patria", y argumentó: "La Patria somos todos. La comunión entre nosotros no es una cuestión estratégica, hace a la esencia de lo que somos en el origen y a lo que podemos ser en el destino común".

El presidente electo concurrió a la misa, que duró poco más de una hora, acompañado por su pareja, Fabiola Yañez, al igual que Macri que asistió junto a su esposa Juliana Awada.

 

NA.

 

 

Logín