eldiariodelarepublica.com
Con el sello de la música de la provincia

Escuchá acá la 90.9
X

Con el sello de la música de la provincia

Miguel Garro

¿Quiénes son los diez músicos puntanos que formarán el catálogo de la compañía discográfica de la provincia lanzado el mes pasado?

Tener un sello discográfico de la provincia es un canal de expresión para los artistas que la habitan y significa, ni más ni menos, una posibilidad de difusión muy concreta. Pero antes que eso, una compañía de ese estilo, con esa propuesta, representa la chance de respaldo al músico que quiere formar una carrera más allá de la independencia, un valor que se suele exponer con orgullo.

El relanzamiento de San Luis Disco significa el apoyo a las bandas y solistas que están en su catálogo inicial y una apuesta por su talento. No es la primera vez que la provincia asume esa responsabilidad: hace seis años San Luis tuvo “Calle Angosta discos”, un proyecto similar al presentado hace poco pero que se desvaneció luego de algunos intentos positivos, como la edición de los trabajos de Aca seca trío, Adrián Otero, Raúl Lavié y los puntanos Algarroba.com, Rodi Rissati, Daniel “El Negro” Ferreyra, Kameleba y Daltónicos, entre otros.

La nueva versión tiene, en principio, sólo artistas puntanos en su lista, con representantes de San Luis, Villa Mercedes, Merlo y Justo Daract. “Escuchamos a 400 bandas en las audiciones; empezamos las conversaciones con varias, a algunas les propusimos ser parte del sello y nos les convenció la idea; a otras las fuimos descartando luego de algunas charlas. Las que quedaron son las que quisieron trabajar con nosotros y nosotros con ellos. Y estamos muy conformes”, dijo Osvel Costa, el histórico ingeniero de sonido que trabaja en Casa de la Música, director ejecutivo del sello.

La decena de propuestas que tiene la primera parte de la vida del sello trató de abarcar diversos géneros musicales. Es por eso que hay tango, rock, cuarteto y melódico. “Tampoco es que profundizamos mucho en los estilos porque es imposible abarcar todos, pero creo que el surtido es interesante”, sostuvo Osvel, responsable de las grabaciones de los catalogados. A la vez, el experimentado ingeniero –que trabajó, entre muchos otros, en el histórico “Oktubre” de Los Redonditos de Ricota- dijo que no es tarea de ellos evaluar las condiciones musicales de los artistas puntanos, sino que prefirieron hacer la selección en función a un criterio de carácter cultural y con proyección al futuro.

Si bien no hay fecha para el primer lanzamiento (los artistas están en diferentes etapas del proceso de grabación), las autoridades de Casa de la Música confían que antes de fin de año los diez artistas que fueron presentados el mes pasado tendrán sus trabajos listos.

No es menor el contexto mundial en el que se anunció el funcionamiento de San Luis Disco. Con la industria en crisis y las plataformas de internet todavía en evaluación de cómo exprimirán el negocio musical en la red, el sello provincial decidió omitir los discos físicos y subir a la red -como inicio de la prueba- cinco o seis temas de cada artista de su catálogo. “Hacia ese lado se dirige el mundo de la música, así se vende la música ahora”, dijo Costa, conocedor del paño.

 

Grupo Menta

La agrupación de la familia Herrera es todo un símbolo de la música bailable de la provincia. Luego de más de 20 años de batallar entre bailantas de todo el país y de llegar a un pico de popularidad alto hace unos años, el conjunto arribará a los estudios para grabar un disco de versiones, su especialidad. Hasta ahora había registrado la mayor parte de sus discos en un estudio propio.

 

Américo Moroso

El prócer máximo del tango puntano renueva su vínculo con Casa de la Música. Hace 5 años presentó por “Calle Angosta discos”, un trabajo que lleva su nombre con clásicos de la música que lo desvela. Casi con la misma banda, el bandoneonista daractense regresará a la sala para mostrar sus nuevas interpretaciones. Un acto de estricta justicia.

 

DAC2

El grupo de Merlo llevará su funk rock con el que inundó el Valle del Conlara al estudio villamercedino. ¿Qué tiene este quinteto de distinto respecto a las cientos de bandas de rock que hay en la provincia? En principio, una flauta traversa que endulza las melodías y además poderosas canciones que merecen ser conocidas.

 

Daltónicos

La trayectoria del grupo punk más adoctrinado de la provincia no deja lugar a dudas: merecen ser parte del catálogo del sello provincial. El carisma de Marcelo “Pompón” Parosky llevó al grupo a muchos lugares y la Casa de la Música no podía ser la excepción. Ya tienen un disco grabado en el estudio (“Inmune”) y buscan repetir los buenos resultados.

 

Jorge Niño García

También escritor, el joven irrumpió en la escena rockera de la provincia con sus ganas de mostrarle a todos sus canciones calmas, como él. En su faceta solista (fue el líder de la desaparecida Cold Caribe) tiene las mismas inquietudes de siempre.

 

Lo justo y boca seca

Lo mismo que Daltónicos, pero al reggae. La banda tiene muchos recitales sobre el lomo y construyó una carrera de muchos viajes y mucho público desde Villa Mercedes, lo que constituye un mérito en sí mismo. Merece tener un disco con el sonido profesional que le va dar la Casa de la Música.

 

Natali Miranda

La chica de voz seductora ya sabe lo que es grabar en los estudios de su localidad. Participó del proyecto “Dale play a tus sueños” y cautivó a todos con su voz mansa y su personalidad avasallante. Hay que prepararse para escuchar un disco de una chica que vino para quedarse.

 

Solfear

Un desprendimiento de Arambaleba -grupo insignia del folclore merlino de los últimos años- el dúo que a veces se convierte en cuarteto tiene en la voz impecable de Soledad Cardarelli y en su nutrido repertorio comprobado en las peñas de su localidad, dos armas con las que llegan tranquilos a la edición.

 

Juanón Lucero (post mortem)

Todavía los puntanos tienen ganas de escuchar a su cantor potente, su contador de historias. San Luis Disco comete otro acto de justicia al mantener viva la memoria del folclorista que se niega a ser olvidado. Reeditará un disco grabado con el sello provincial.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Con el sello de la música de la provincia

¿Quiénes son los diez músicos puntanos que formarán el catálogo de la compañía discográfica de la provincia lanzado el mes pasado?

Tener un sello discográfico de la provincia es un canal de expresión para los artistas que la habitan y significa, ni más ni menos, una posibilidad de difusión muy concreta. Pero antes que eso, una compañía de ese estilo, con esa propuesta, representa la chance de respaldo al músico que quiere formar una carrera más allá de la independencia, un valor que se suele exponer con orgullo.

El relanzamiento de San Luis Disco significa el apoyo a las bandas y solistas que están en su catálogo inicial y una apuesta por su talento. No es la primera vez que la provincia asume esa responsabilidad: hace seis años San Luis tuvo “Calle Angosta discos”, un proyecto similar al presentado hace poco pero que se desvaneció luego de algunos intentos positivos, como la edición de los trabajos de Aca seca trío, Adrián Otero, Raúl Lavié y los puntanos Algarroba.com, Rodi Rissati, Daniel “El Negro” Ferreyra, Kameleba y Daltónicos, entre otros.

La nueva versión tiene, en principio, sólo artistas puntanos en su lista, con representantes de San Luis, Villa Mercedes, Merlo y Justo Daract. “Escuchamos a 400 bandas en las audiciones; empezamos las conversaciones con varias, a algunas les propusimos ser parte del sello y nos les convenció la idea; a otras las fuimos descartando luego de algunas charlas. Las que quedaron son las que quisieron trabajar con nosotros y nosotros con ellos. Y estamos muy conformes”, dijo Osvel Costa, el histórico ingeniero de sonido que trabaja en Casa de la Música, director ejecutivo del sello.

La decena de propuestas que tiene la primera parte de la vida del sello trató de abarcar diversos géneros musicales. Es por eso que hay tango, rock, cuarteto y melódico. “Tampoco es que profundizamos mucho en los estilos porque es imposible abarcar todos, pero creo que el surtido es interesante”, sostuvo Osvel, responsable de las grabaciones de los catalogados. A la vez, el experimentado ingeniero –que trabajó, entre muchos otros, en el histórico “Oktubre” de Los Redonditos de Ricota- dijo que no es tarea de ellos evaluar las condiciones musicales de los artistas puntanos, sino que prefirieron hacer la selección en función a un criterio de carácter cultural y con proyección al futuro.

Si bien no hay fecha para el primer lanzamiento (los artistas están en diferentes etapas del proceso de grabación), las autoridades de Casa de la Música confían que antes de fin de año los diez artistas que fueron presentados el mes pasado tendrán sus trabajos listos.

No es menor el contexto mundial en el que se anunció el funcionamiento de San Luis Disco. Con la industria en crisis y las plataformas de internet todavía en evaluación de cómo exprimirán el negocio musical en la red, el sello provincial decidió omitir los discos físicos y subir a la red -como inicio de la prueba- cinco o seis temas de cada artista de su catálogo. “Hacia ese lado se dirige el mundo de la música, así se vende la música ahora”, dijo Costa, conocedor del paño.

 

Grupo Menta

La agrupación de la familia Herrera es todo un símbolo de la música bailable de la provincia. Luego de más de 20 años de batallar entre bailantas de todo el país y de llegar a un pico de popularidad alto hace unos años, el conjunto arribará a los estudios para grabar un disco de versiones, su especialidad. Hasta ahora había registrado la mayor parte de sus discos en un estudio propio.

 

Américo Moroso

El prócer máximo del tango puntano renueva su vínculo con Casa de la Música. Hace 5 años presentó por “Calle Angosta discos”, un trabajo que lleva su nombre con clásicos de la música que lo desvela. Casi con la misma banda, el bandoneonista daractense regresará a la sala para mostrar sus nuevas interpretaciones. Un acto de estricta justicia.

 

DAC2

El grupo de Merlo llevará su funk rock con el que inundó el Valle del Conlara al estudio villamercedino. ¿Qué tiene este quinteto de distinto respecto a las cientos de bandas de rock que hay en la provincia? En principio, una flauta traversa que endulza las melodías y además poderosas canciones que merecen ser conocidas.

 

Daltónicos

La trayectoria del grupo punk más adoctrinado de la provincia no deja lugar a dudas: merecen ser parte del catálogo del sello provincial. El carisma de Marcelo “Pompón” Parosky llevó al grupo a muchos lugares y la Casa de la Música no podía ser la excepción. Ya tienen un disco grabado en el estudio (“Inmune”) y buscan repetir los buenos resultados.

 

Jorge Niño García

También escritor, el joven irrumpió en la escena rockera de la provincia con sus ganas de mostrarle a todos sus canciones calmas, como él. En su faceta solista (fue el líder de la desaparecida Cold Caribe) tiene las mismas inquietudes de siempre.

 

Lo justo y boca seca

Lo mismo que Daltónicos, pero al reggae. La banda tiene muchos recitales sobre el lomo y construyó una carrera de muchos viajes y mucho público desde Villa Mercedes, lo que constituye un mérito en sí mismo. Merece tener un disco con el sonido profesional que le va dar la Casa de la Música.

 

Natali Miranda

La chica de voz seductora ya sabe lo que es grabar en los estudios de su localidad. Participó del proyecto “Dale play a tus sueños” y cautivó a todos con su voz mansa y su personalidad avasallante. Hay que prepararse para escuchar un disco de una chica que vino para quedarse.

 

Solfear

Un desprendimiento de Arambaleba -grupo insignia del folclore merlino de los últimos años- el dúo que a veces se convierte en cuarteto tiene en la voz impecable de Soledad Cardarelli y en su nutrido repertorio comprobado en las peñas de su localidad, dos armas con las que llegan tranquilos a la edición.

 

Juanón Lucero (post mortem)

Todavía los puntanos tienen ganas de escuchar a su cantor potente, su contador de historias. San Luis Disco comete otro acto de justicia al mantener viva la memoria del folclorista que se niega a ser olvidado. Reeditará un disco grabado con el sello provincial.

 

Logín