eldiariodelarepublica.com
La modelo Sophia Hadjipanteli promueve el movimiento "uniceja"

Escuchá acá la 90.9
X

La modelo Sophia Hadjipanteli promueve el movimiento "uniceja"

La modelo americana de 22 años revolucionó los estándares de belleza de la moda con sus prominentes cejas.

Sin duda, una de las grandes luchas de los últimos años es la aceptación de todos los cuerpos, formas, tipos colores. La apreciación de la belleza en todos sus aspectos es el objetivo de millones de personas, especialmente de los jóvenes, en esta época en la que imperan las redes sociales, la modelo Sophia Hadjipanteli promueve el movimiento "uniceja" y se armó la polémica.

La joven ha hecho precisamente de este elemento facial su seña de identidad. Partiendo de los genes maternos a los que se refieren sus admiradores, ha querido llegar al extremo: las dos líneas que arropan a los ojos se han convertido en una gruesa raya de pelo negro. La intención a la hora de mostrar una frente sin depilar no responde solo a algo estético, sino a una forma de rebelarse contra los arquetipos de belleza establecidos.

Aparecer en la edición italiana de Vogue la empujó a ponerse delante de la cámara. Fue en 2015 cuando dejó de lado ese molde estereotipado y optó por dejar que la naturaleza invadiera su cara. Se mezcló un acto de insurrección con la inspiración del universo de la artista mexicana Frida Khalo, uno de sus referentes.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La modelo Sophia Hadjipanteli promueve el movimiento "uniceja"

La modelo americana de 22 años revolucionó los estándares de belleza de la moda con sus prominentes cejas.

En 2015 dejó de lado el molde estereotipado y optó por dejar que la naturaleza invadiera su cara. Foto: Instagram.

Sin duda, una de las grandes luchas de los últimos años es la aceptación de todos los cuerpos, formas, tipos colores. La apreciación de la belleza en todos sus aspectos es el objetivo de millones de personas, especialmente de los jóvenes, en esta época en la que imperan las redes sociales, la modelo Sophia Hadjipanteli promueve el movimiento "uniceja" y se armó la polémica.

La joven ha hecho precisamente de este elemento facial su seña de identidad. Partiendo de los genes maternos a los que se refieren sus admiradores, ha querido llegar al extremo: las dos líneas que arropan a los ojos se han convertido en una gruesa raya de pelo negro. La intención a la hora de mostrar una frente sin depilar no responde solo a algo estético, sino a una forma de rebelarse contra los arquetipos de belleza establecidos.

Aparecer en la edición italiana de Vogue la empujó a ponerse delante de la cámara. Fue en 2015 cuando dejó de lado ese molde estereotipado y optó por dejar que la naturaleza invadiera su cara. Se mezcló un acto de insurrección con la inspiración del universo de la artista mexicana Frida Khalo, uno de sus referentes.

 

Logín