Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Alumnos, docentes y no docentes eligen a las nuevas autoridades de la UNSL

La votación se desarrolla con nomalidad. Durante la mañana el electorado universitario fue muy concurrido y alrededor de las 21 y las 22 estarán los resultados. Fernando Bulnes y Víctor Moriñigo encabezan las listas para rectores. 

La comunidad de la Universidad Nacional de San Luis celebra este miércoles, hasta las 19, un nuevo acto electoral para definir al sucesor de Félix Nieto Quintas en el Rectorado, cargo que se disputan dos fórmulas encabezadas por Fernando Bulnes y Víctor Moriñigo. Durante la votación, además, se elige a los nuevos decanos en las facultades y para renovar parcialmente a los integrantes de los consejos Superior y directivos de las distintas unidades académicas. También para definir a los directores de departamento.

Durante la mañana el electorado universitario fue muy concurrido y alrededor de las 21 y las 22 estarán los resultados.

Con un padrón que superó los 20.200 inscriptos, unos 5.000 electores más que la contienda pasada.  son 104 mesas habilitadas en las distintas dependencias que la casa de estudios tiene en San Luis, Villa Mercedes, Merlo y una en Tilisarao. El padrón general está compuesto por más de veinte mil votantes pertenecientes a cinco claustros: alumnos, docentes, no docentes, graduados y pre universitarios. Cada uno tiene una ponderación distinta en el escrutinio de los votos, es decir,  tienen diferente incidencia en  la sumatoria.

 

 

En la capital puntana, los espacios para sufragar están distribuidos entre el Rectorado; los bloques I, II y IV; la Clínica Fonoaudiológica; la escuela Normal Mixta; la Secretaría de Salud Estudiantil y el comedor universitario, con disponibilidad exclusiva para los estudiantes en ese último sector.

Villa Mercedes vota

En Villa Mercedes, las urnas funcionan en el campus que la UNSL tiene en esa ciudad, mientras que en Merlo lo hacen en el predio de Barranca Colorada, más otra mesa en el centro universitario de Tilisarao.

En la ciudad de la Calle Angosta, las elecciones se desarrollan con normalidad y buena afluencia de votantes tanto en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA), como en la Facultad de Ciencias Económicas Jurídicas y Sociales (FCEJS).

 

 

En la FICA se presentó una lista única que lidera Serio Ribotta (el actual vicedecano) junto a Waldo Sanjurjo, secretario de Infraestructura.

En la FCJS dos listas se disputan el decanato: la oficialista es ‘Apertura Universitaria’ (liderada por el actual decano Héctor Flores, ahora compañero de fórmula por el rectorado con Víctor Moriñigo) que tiene como candidatos a Marcelo Casabene y Esteban Gabriel Arias.

La otra nómina es ‘Opción Universitaria’, con Claudio Salas (profesor de las careras Contador Público Nacional y la licenciatura en Administración) y Graciela Castro (directora de la Maestría en Sociedad e Instituciones).

 

Las dos alternativas

La pugna por la sucesión de Félix Nieto Quintas en el Rectorado, cargo que ocupó por dos períodos consecutivos (2013-2016 y de 2016 hasta la actualidad) tiene dos alternativas. Una compuesta por Bulnes, el actual decano de la Facultad de Ciencias Físico, Matemáticas y Naturales (FCFMyN), quien integra la Lista 42 "Dinámica Universitaria" junto a Ariel Ochoa, docente de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia (FQByF) e integrante del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

La contienda es con la Lista 1 "Gestión y Compromiso Universitario", conformada por Moriñigo y Héctor Flores como candidatos a rector y vice. El primero se desempeña como secretario de Coordinación y Planificación Institucional de la UNSL, mientras que su compañero de fórmula dirige la Facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales (FCEJS) de Villa Mercedes.

Independientemente de los proyectos propuestos por ambos postulantes para dirigir la UNSL por los próximos tres años, la única certeza es que tendrán que lidiar con una crisis económica nacional ineludible que afectará las distintas políticas de gestión de la casa de estudios, relacionadas principalmente a lo académico, a infraestructura y al manejo del creciente conflicto docente.

 

El clima preelectoral en la universidad dejó a ambos candidatos con ventajas que repercutirían en las urnas. Si bien Moriñigo cuenta con el respaldo del Rectorado, como de las dos agrupaciones estudiantiles mayoritarias (Franja Morada y San Luis Independiente) y la dirigencia tradicional de gremio no docente; Bulnes tuvo expresiones de apoyo entre los profesores por su perfil más "académico", un sector que alcanza el 58,2 por ciento de incidencia de cada voto emitido.

El segundo claustro con mayor peso en el voto es el estudiantado, con una ponderación del 29,4 por ciento. Le siguen el personal no docente (5,8%), los graduados (3%) y los docentes preuniversitarios de la Escuela Normal Mixta (2,8%).

Comparado con el conteo tradicional electoral en el que una persona es igual a un voto, en el sistema ponderado cada sufragio docente equivaldría aproximadamente a dos de un alumno, diez de un no docente y a veinte de un egresado, una cifra similar para los preuniversitarios.

 

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Alumnos, docentes y no docentes eligen a las nuevas autoridades de la UNSL

Así se viven las elecciones en el  Bloque IV. Foto: Marianela Sánchez.

La votación se desarrolla con nomalidad. Durante la mañana el electorado universitario fue muy concurrido y alrededor de las 21 y las 22 estarán los resultados. Fernando Bulnes y Víctor Moriñigo encabezan las listas para rectores. 

La comunidad de la Universidad Nacional de San Luis celebra este miércoles, hasta las 19, un nuevo acto electoral para definir al sucesor de Félix Nieto Quintas en el Rectorado, cargo que se disputan dos fórmulas encabezadas por Fernando Bulnes y Víctor Moriñigo. Durante la votación, además, se elige a los nuevos decanos en las facultades y para renovar parcialmente a los integrantes de los consejos Superior y directivos de las distintas unidades académicas. También para definir a los directores de departamento.

Durante la mañana el electorado universitario fue muy concurrido y alrededor de las 21 y las 22 estarán los resultados.

Con un padrón que superó los 20.200 inscriptos, unos 5.000 electores más que la contienda pasada.  son 104 mesas habilitadas en las distintas dependencias que la casa de estudios tiene en San Luis, Villa Mercedes, Merlo y una en Tilisarao. El padrón general está compuesto por más de veinte mil votantes pertenecientes a cinco claustros: alumnos, docentes, no docentes, graduados y pre universitarios. Cada uno tiene una ponderación distinta en el escrutinio de los votos, es decir,  tienen diferente incidencia en  la sumatoria.

 

 

En la capital puntana, los espacios para sufragar están distribuidos entre el Rectorado; los bloques I, II y IV; la Clínica Fonoaudiológica; la escuela Normal Mixta; la Secretaría de Salud Estudiantil y el comedor universitario, con disponibilidad exclusiva para los estudiantes en ese último sector.

Villa Mercedes vota

En Villa Mercedes, las urnas funcionan en el campus que la UNSL tiene en esa ciudad, mientras que en Merlo lo hacen en el predio de Barranca Colorada, más otra mesa en el centro universitario de Tilisarao.

En la ciudad de la Calle Angosta, las elecciones se desarrollan con normalidad y buena afluencia de votantes tanto en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA), como en la Facultad de Ciencias Económicas Jurídicas y Sociales (FCEJS).

 

 

En la FICA se presentó una lista única que lidera Serio Ribotta (el actual vicedecano) junto a Waldo Sanjurjo, secretario de Infraestructura.

En la FCJS dos listas se disputan el decanato: la oficialista es ‘Apertura Universitaria’ (liderada por el actual decano Héctor Flores, ahora compañero de fórmula por el rectorado con Víctor Moriñigo) que tiene como candidatos a Marcelo Casabene y Esteban Gabriel Arias.

La otra nómina es ‘Opción Universitaria’, con Claudio Salas (profesor de las careras Contador Público Nacional y la licenciatura en Administración) y Graciela Castro (directora de la Maestría en Sociedad e Instituciones).

 

Las dos alternativas

La pugna por la sucesión de Félix Nieto Quintas en el Rectorado, cargo que ocupó por dos períodos consecutivos (2013-2016 y de 2016 hasta la actualidad) tiene dos alternativas. Una compuesta por Bulnes, el actual decano de la Facultad de Ciencias Físico, Matemáticas y Naturales (FCFMyN), quien integra la Lista 42 "Dinámica Universitaria" junto a Ariel Ochoa, docente de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia (FQByF) e integrante del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

La contienda es con la Lista 1 "Gestión y Compromiso Universitario", conformada por Moriñigo y Héctor Flores como candidatos a rector y vice. El primero se desempeña como secretario de Coordinación y Planificación Institucional de la UNSL, mientras que su compañero de fórmula dirige la Facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales (FCEJS) de Villa Mercedes.

Independientemente de los proyectos propuestos por ambos postulantes para dirigir la UNSL por los próximos tres años, la única certeza es que tendrán que lidiar con una crisis económica nacional ineludible que afectará las distintas políticas de gestión de la casa de estudios, relacionadas principalmente a lo académico, a infraestructura y al manejo del creciente conflicto docente.

 

El clima preelectoral en la universidad dejó a ambos candidatos con ventajas que repercutirían en las urnas. Si bien Moriñigo cuenta con el respaldo del Rectorado, como de las dos agrupaciones estudiantiles mayoritarias (Franja Morada y San Luis Independiente) y la dirigencia tradicional de gremio no docente; Bulnes tuvo expresiones de apoyo entre los profesores por su perfil más "académico", un sector que alcanza el 58,2 por ciento de incidencia de cada voto emitido.

El segundo claustro con mayor peso en el voto es el estudiantado, con una ponderación del 29,4 por ciento. Le siguen el personal no docente (5,8%), los graduados (3%) y los docentes preuniversitarios de la Escuela Normal Mixta (2,8%).

Comparado con el conteo tradicional electoral en el que una persona es igual a un voto, en el sistema ponderado cada sufragio docente equivaldría aproximadamente a dos de un alumno, diez de un no docente y a veinte de un egresado, una cifra similar para los preuniversitarios.

 

 

 

Logín