eldiariodelarepublica.com
Le fracturaron el cráneo, pero mejoró y ya fue dado de alta

Escuchá acá la 90.9
X

Le fracturaron el cráneo, pero mejoró y ya fue dado de alta

El joven fue golpeado con un pedazo de hormigón. El agresor está detenido por intento de homicidio.

La importante mejoría que tuvo un joven al que otro le partió la cabeza con un trozo de hormigón, al punto que de estar muy grave el fin de semana pasó a ser dado de alta este lunes, significó un alivio no solo para su familia, sino también para el muchacho detenido por la agresión, que está imputado de intento de homicidio.

La recuperación de la víctima no asegura que la acusación contra el agresor vaya a cambiar por una más leve, pero en todo caso implica que no se prevé un desenlace fatal, como se temió al principio, y que, por lo tanto, la imputación no se va a agravar.

El caso ocurrió en el barrio Jardín del Sur, de Villa Mercedes, el sábado, minutos antes de las siete de la mañana. Y tuvo como protagonistas a Rodrigo Ezequiel Mariani, de 19 años, quien resultó severamente lesionado, y a Gustavo Ariel Decena, de 18 años, que terminó detenido.

Según los comentarios que ha recogido la Policía, de personas que ahora empiezan a desfilar por el juzgado Penal 3 para declarar ante la jueza Mirta Ucelay, los jóvenes habían estado en una fiesta. “No le podría dar detalles de si la fiesta fue en un salón o en una casa”, indicó la jefa de la Comisaría 31ª del barrio Jardín del Sur, subcomisario Susana Cuello. Esos detalles serán aclarados a través de las testimoniales en el juzgado.

Lo cierto es que, unos minutos antes de las siete de la mañana, Rodrigo Mariani y Gustavo Decena estaban en uno de los espacios verdes del barrio. Y había otros jóvenes, pero, según la reconstrucción inicial, esos otros no participaron en la gresca, “sino que fueron los que se metieron a separar”, indicó Cuello.

Mariani y Decena son vecinos. El joven que terminó lesionado vive en el Jardín Sol Naciente, y el acusado, en el Jardín del Sur. El primer barrio sería solo una franja del segundo. “Están separados solamente por un bulevar, y no hay más de tres o cuatro cuadras entre el domicilio de uno y otro”, indicó la jefa de la Seccional 31ª. Se conocían, según parece, aunque no ha trascendido si eran amigos o si ya había alguna rivalidad entre ellos.

Tampoco está claro por qué se pelearon el sábado. Los testigos refieren que la reyerta se produjo en la plaza y hubo agresiones mutuas. Pero después Decena llevó la violencia varios niveles más arriba: tomó un bloque de hormigón que había en el paseo y lo usó para pegarle a Mariani en la frente.

Una ambulancia de Sempro llevó a Mariani al Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”. A las 11:30, del hospital informaron a la Policía que al paciente lo estaban por operar, porque “presentaba fractura y hundimiento frontal de cráneo, resultando con lesiones gravísimas”, indicó la Policía.

Una vez que identificaron al agresor, los efectivos de la 31ª salieron a buscarlo y lo detuvieron. “Los detalles minuciosos no los conocemos porque al agresor no le tomamos declaración. Al parecer le pegó con un objeto contundente, según los testimonios fue con un cascote de cemento y hemos secuestrado un elemento de ese tipo”, dijo la subcomisario Cuello.

La Policía caratuló el sumario del caso como “Lesiones gravísimas”. Y la jueza Ucelay, al llamar a indagatoria a Decena, el domingo a la mañana, le hizo saber que le imputaba el delito de “Homicidio en grado de tentativa”. El muchacho se abstuvo de declarar y su defensora oficial pidió una prórroga de la detención.

“Esa es la calificación inicial, estamos recabando toda la prueba para determinar si efectivamente existió el dolo (la intención) de matar”, indicó este lunes la magistrado, ante una consulta de El Diario.

Dijo que también está esperando el informe de los médicos del Policlínico Regional y el de una médica forense que va a examinar al chico golpeado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Le fracturaron el cráneo, pero mejoró y ya fue dado de alta

El joven fue golpeado con un pedazo de hormigón. El agresor está detenido por intento de homicidio.

Escenario de violencia. La pelea ocurrió en la plaza, la policía halló a la víctima en la calle. Foto: Juan Andrés Galli.

La importante mejoría que tuvo un joven al que otro le partió la cabeza con un trozo de hormigón, al punto que de estar muy grave el fin de semana pasó a ser dado de alta este lunes, significó un alivio no solo para su familia, sino también para el muchacho detenido por la agresión, que está imputado de intento de homicidio.

La recuperación de la víctima no asegura que la acusación contra el agresor vaya a cambiar por una más leve, pero en todo caso implica que no se prevé un desenlace fatal, como se temió al principio, y que, por lo tanto, la imputación no se va a agravar.

El caso ocurrió en el barrio Jardín del Sur, de Villa Mercedes, el sábado, minutos antes de las siete de la mañana. Y tuvo como protagonistas a Rodrigo Ezequiel Mariani, de 19 años, quien resultó severamente lesionado, y a Gustavo Ariel Decena, de 18 años, que terminó detenido.

Según los comentarios que ha recogido la Policía, de personas que ahora empiezan a desfilar por el juzgado Penal 3 para declarar ante la jueza Mirta Ucelay, los jóvenes habían estado en una fiesta. “No le podría dar detalles de si la fiesta fue en un salón o en una casa”, indicó la jefa de la Comisaría 31ª del barrio Jardín del Sur, subcomisario Susana Cuello. Esos detalles serán aclarados a través de las testimoniales en el juzgado.

Lo cierto es que, unos minutos antes de las siete de la mañana, Rodrigo Mariani y Gustavo Decena estaban en uno de los espacios verdes del barrio. Y había otros jóvenes, pero, según la reconstrucción inicial, esos otros no participaron en la gresca, “sino que fueron los que se metieron a separar”, indicó Cuello.

Mariani y Decena son vecinos. El joven que terminó lesionado vive en el Jardín Sol Naciente, y el acusado, en el Jardín del Sur. El primer barrio sería solo una franja del segundo. “Están separados solamente por un bulevar, y no hay más de tres o cuatro cuadras entre el domicilio de uno y otro”, indicó la jefa de la Seccional 31ª. Se conocían, según parece, aunque no ha trascendido si eran amigos o si ya había alguna rivalidad entre ellos.

Tampoco está claro por qué se pelearon el sábado. Los testigos refieren que la reyerta se produjo en la plaza y hubo agresiones mutuas. Pero después Decena llevó la violencia varios niveles más arriba: tomó un bloque de hormigón que había en el paseo y lo usó para pegarle a Mariani en la frente.

Una ambulancia de Sempro llevó a Mariani al Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”. A las 11:30, del hospital informaron a la Policía que al paciente lo estaban por operar, porque “presentaba fractura y hundimiento frontal de cráneo, resultando con lesiones gravísimas”, indicó la Policía.

Una vez que identificaron al agresor, los efectivos de la 31ª salieron a buscarlo y lo detuvieron. “Los detalles minuciosos no los conocemos porque al agresor no le tomamos declaración. Al parecer le pegó con un objeto contundente, según los testimonios fue con un cascote de cemento y hemos secuestrado un elemento de ese tipo”, dijo la subcomisario Cuello.

La Policía caratuló el sumario del caso como “Lesiones gravísimas”. Y la jueza Ucelay, al llamar a indagatoria a Decena, el domingo a la mañana, le hizo saber que le imputaba el delito de “Homicidio en grado de tentativa”. El muchacho se abstuvo de declarar y su defensora oficial pidió una prórroga de la detención.

“Esa es la calificación inicial, estamos recabando toda la prueba para determinar si efectivamente existió el dolo (la intención) de matar”, indicó este lunes la magistrado, ante una consulta de El Diario.

Dijo que también está esperando el informe de los médicos del Policlínico Regional y el de una médica forense que va a examinar al chico golpeado.

Logín