Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

San Luis renovó su pedido por el #NiUnaMenos

Raquel Wolansky

A cuatro años del movimiento feminista nacional, las puntanas volvieron a las calles para reclamar contra la violencia machista y los femicidios. 

El cuarto año del #NiUnaMenos encuentra a las mujeres dueñas de las calles y únicas voceras en su pedido contra la violencia machista y los femicidios. Aunque también las encuentra igual de desprotegidas que en 2015, debido a la falta de políticas de estado eficaces para su seguridad. Los números hablan por sí solos: desde el 3 de junio de ese año, a la fecha, fueron asesinadas en el país 1.193 mujeres y 133 en lo que va del 2019. San Luis no escapa a esta dura realidad y en estos cuatro años mataron a Carla Pereira, de La Toma; a Patricia Menedín de Nogolí; a Dalinda Quevedo de Quines; a Florencia Di Marco de San Luis; a Azul Montoro de Villa Mercedes; a Tamara Olguín de Villa Mercedes; a Paola Heredia de Quines; a Adriana Gladys González de San Luis y a Marta Ofelia Olmos de Candelaria. 

En homenaje las que ya no están, este lunes, las calles del centro puntano se volvieron a llenar de mujeres de distintas agrupaciones sociales, sindicales, estudiantes secundarias y universitarias, además de militantes feministas que con sus pañuelos verdes, naranjas y violetas y carteles con las consignas: “Paren de matarnos”, “Sin aborto legal no hay ni una menos”, “Yo te creo hermana” o “Si tocan una tocan a todas”, entre otros, colmaron más de dos cuadras. 

 



También pidieron justicia por Marilyn Cejas, que fue encontrada muerta, con un disparo en la cabeza en el 2012 en la casa de su pareja y que aún hoy, siete años después, no se ha esclarecido la causa. Por Brisa Sánchez, en Villa Mercedes, que fue condenada a cinco años de prisión por haber asesinado a su novio, a pesar de que la Justicia determinó que fue en legítima defensa. Por Denisse Cid, asesinada de un tiro en la cara el 29 de marzo del año 2015 y quien la Justicia no valoró como femicidio porque no había realizado ninguna denuncia previa y Brenda Arias, que tuvo justicia después de 9 años. 

Como en el resto del país, la convocatoria fue a las 17:30 y desde la esquina del Correo de San Luis partieron por San Martín hasta la plaza Independencia, para regresar a la plaza Pringles por Rivadavia. 

 



Las casi diez cuadras que marcharon fueron acompañadas de permanentes cánticos, muchos de ellos, también pidiendo por la despenalización del aborto y el derecho a elegir, un reclamo que atraviesa el movimiento feministas desde el año pasado, cuando logró la media sanción en la Cámara de Diputados y el rechazo en Senadores, y que las había reunido en otra manifestación similar, hace apenas seis días. 

Pero esta, a diferencia de la de la semana pasada, tuvo otro clima: hoy había bronca, cansancio y hartazgo. A pesar de la fuerza de las calles, la violencia machista está más vigente y peligrosa que nunca. 

 



 

 

 

 


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis renovó su pedido por el #NiUnaMenos

A cuatro años del movimiento feminista nacional, las puntanas volvieron a las calles para reclamar contra la violencia machista y los femicidios. 

Fotos: Marianela Sánchez 

El cuarto año del #NiUnaMenos encuentra a las mujeres dueñas de las calles y únicas voceras en su pedido contra la violencia machista y los femicidios. Aunque también las encuentra igual de desprotegidas que en 2015, debido a la falta de políticas de estado eficaces para su seguridad. Los números hablan por sí solos: desde el 3 de junio de ese año, a la fecha, fueron asesinadas en el país 1.193 mujeres y 133 en lo que va del 2019. San Luis no escapa a esta dura realidad y en estos cuatro años mataron a Carla Pereira, de La Toma; a Patricia Menedín de Nogolí; a Dalinda Quevedo de Quines; a Florencia Di Marco de San Luis; a Azul Montoro de Villa Mercedes; a Tamara Olguín de Villa Mercedes; a Paola Heredia de Quines; a Adriana Gladys González de San Luis y a Marta Ofelia Olmos de Candelaria. 

En homenaje las que ya no están, este lunes, las calles del centro puntano se volvieron a llenar de mujeres de distintas agrupaciones sociales, sindicales, estudiantes secundarias y universitarias, además de militantes feministas que con sus pañuelos verdes, naranjas y violetas y carteles con las consignas: “Paren de matarnos”, “Sin aborto legal no hay ni una menos”, “Yo te creo hermana” o “Si tocan una tocan a todas”, entre otros, colmaron más de dos cuadras. 

 



También pidieron justicia por Marilyn Cejas, que fue encontrada muerta, con un disparo en la cabeza en el 2012 en la casa de su pareja y que aún hoy, siete años después, no se ha esclarecido la causa. Por Brisa Sánchez, en Villa Mercedes, que fue condenada a cinco años de prisión por haber asesinado a su novio, a pesar de que la Justicia determinó que fue en legítima defensa. Por Denisse Cid, asesinada de un tiro en la cara el 29 de marzo del año 2015 y quien la Justicia no valoró como femicidio porque no había realizado ninguna denuncia previa y Brenda Arias, que tuvo justicia después de 9 años. 

Como en el resto del país, la convocatoria fue a las 17:30 y desde la esquina del Correo de San Luis partieron por San Martín hasta la plaza Independencia, para regresar a la plaza Pringles por Rivadavia. 

 



Las casi diez cuadras que marcharon fueron acompañadas de permanentes cánticos, muchos de ellos, también pidiendo por la despenalización del aborto y el derecho a elegir, un reclamo que atraviesa el movimiento feministas desde el año pasado, cuando logró la media sanción en la Cámara de Diputados y el rechazo en Senadores, y que las había reunido en otra manifestación similar, hace apenas seis días. 

Pero esta, a diferencia de la de la semana pasada, tuvo otro clima: hoy había bronca, cansancio y hartazgo. A pesar de la fuerza de las calles, la violencia machista está más vigente y peligrosa que nunca. 

 



 

 

 

 


 

Logín