eldiariodelarepublica.com
Madres de víctimas de Zanjitas se reunieron con Carlos Cobo

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Madres de víctimas de Zanjitas se reunieron con Carlos Cobo

El defensor recusó al tribunal, dijo uno de los abogados querellantes. Y el fiscal pidió una junta médica.  

Dos mamás de víctimas de Zanjitas se entrevistaron ayer después de las 13 con el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Carlos Cobo. Quienes fueron en representación de las damnificadas, Alejandra Manucha y Verónica Santarella,  explicaron que fueron a hablar “desde el corazón, como mamás”, y a solicitar celeridad para el inicio del juicio, que no comenzó el 1° de julio pasado, tal como estaba previsto, dado que la acusada y dueña de la empresa de transporte Polo, Mabel Tyempertyopolos, está internada en la clínica psiquiátrica privada Pinel, de Río Cuarto. 

Anoche, Jorge Sosa, uno de los abogados querellantes, dijo que ayer, el defensor de la imputada, José Samper, recusó al tribunal. El Diario se comunicó con una fuente de la Cámara del Crimen 2, pero no fue posible tener detalle de esto y tampoco del pedido que hizo el fiscal de Cámara 2, Fernando Rodríguez, para que se conforme una junta médica. 

En la audiencia del 1° de julio –es decir, en la fecha en la que estaba programado que comenzara el debate – Sosa planteó que, a su entender,  la dueña de Polo podía escuchar la acusación fiscal por videoconferencia, en la clínica donde está, dado que, según el informe del psiquiatra y jefe del Departamento de Ciencias Médicas Forenses, Gonzalo Mayor, y la psicóloga Blanca Quiroga, ambos del Cuerpo Profesional Forense del Poder Judicial, Tyempertyopolos está “ubicada en tiempo y espacio”, es decir, lúcida y consciente, y se mostraba colaborativa. 

Pero, en la ronda de preguntas posteriores a su informe, el psiquiatra refirió que la mujer no está en condiciones de comparecer, dado que tiene un trastorno depresivo severo. 

Sosa luego formalizó por escrito el planteo de la realización de una videoconferencia. Al respecto de ese pedido, la Cámara del Crimen 2 le corrió vista al fiscal Rodríguez, quien le solicitó al tribunal que ordene una junta médica, con la posibilidad de que tanto la defensa como cada uno de los particulares damnificados designen peritos de parte, a fin de que evalúen si la acusada puede o no enfrentar el juicio. 

Tras la contestación de Rodríguez, “envié un escrito a la Cámara, para que se tenga presente que lo que se preguntó es si estaba en condiciones de escuchar la requisitoria fiscal en el lugar de internación. Y el fiscal ha contestado una cosa distinta”, aclaró Sosa ayer. 

 

"Vinimos a que nos escuchen y nos entiendan"

Ayer, Santarella llevaba en sus manos una carpeta, en la que recopilaron algunas notas periodísticas y otros documentos, que indican que Tyempertyopolos ha desarrollado actividades públicas como responsable de la empresa, lo que contradice los dichos de su defensor quien aseguró que hace un par de años la mujer dejó de trabajar y de ir a la empresa, según explicaron.

“Lo que trajimos son pruebas. Supuestamente ella no sale de su casa desde 2012, pero en marzo de 2019 recibió plata (subsidio). Se la ve en primera plana, esto fue cubierto por medios periodísticos y no se la ve mal o deprimida”, opinó Santarella. 

“Fue una reunión positiva. Vinimos para que nos escuchen y nos entiendan como mamás. Expusimos cómo nos sentimos, lo que hemos vivido estos años. Cobo nos dijo que hará todo lo que sea posible, dentro de sus posibilidades”, para que el trámite de la causa prosiga, dijo. 

“Él no se puede entrometer en los asuntos de los jueces –en referencia a que es la Cámara del Crimen 2 la que lleva adelante las diligencias por el juicio a Tyempertyopolos–. Pero nos expresó que, en lo que a él compete, trataría de darle celeridad a este caso”, refirió Manucha. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Madres de víctimas de Zanjitas se reunieron con Carlos Cobo

El defensor recusó al tribunal, dijo uno de los abogados querellantes. Y el fiscal pidió una junta médica.  

Familiares de las víctimas. en la audiencia del lunes 1° de julio. Foto: El Diario. 

Dos mamás de víctimas de Zanjitas se entrevistaron ayer después de las 13 con el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Carlos Cobo. Quienes fueron en representación de las damnificadas, Alejandra Manucha y Verónica Santarella,  explicaron que fueron a hablar “desde el corazón, como mamás”, y a solicitar celeridad para el inicio del juicio, que no comenzó el 1° de julio pasado, tal como estaba previsto, dado que la acusada y dueña de la empresa de transporte Polo, Mabel Tyempertyopolos, está internada en la clínica psiquiátrica privada Pinel, de Río Cuarto. 

Anoche, Jorge Sosa, uno de los abogados querellantes, dijo que ayer, el defensor de la imputada, José Samper, recusó al tribunal. El Diario se comunicó con una fuente de la Cámara del Crimen 2, pero no fue posible tener detalle de esto y tampoco del pedido que hizo el fiscal de Cámara 2, Fernando Rodríguez, para que se conforme una junta médica. 

En la audiencia del 1° de julio –es decir, en la fecha en la que estaba programado que comenzara el debate – Sosa planteó que, a su entender,  la dueña de Polo podía escuchar la acusación fiscal por videoconferencia, en la clínica donde está, dado que, según el informe del psiquiatra y jefe del Departamento de Ciencias Médicas Forenses, Gonzalo Mayor, y la psicóloga Blanca Quiroga, ambos del Cuerpo Profesional Forense del Poder Judicial, Tyempertyopolos está “ubicada en tiempo y espacio”, es decir, lúcida y consciente, y se mostraba colaborativa. 

Pero, en la ronda de preguntas posteriores a su informe, el psiquiatra refirió que la mujer no está en condiciones de comparecer, dado que tiene un trastorno depresivo severo. 

Sosa luego formalizó por escrito el planteo de la realización de una videoconferencia. Al respecto de ese pedido, la Cámara del Crimen 2 le corrió vista al fiscal Rodríguez, quien le solicitó al tribunal que ordene una junta médica, con la posibilidad de que tanto la defensa como cada uno de los particulares damnificados designen peritos de parte, a fin de que evalúen si la acusada puede o no enfrentar el juicio. 

Tras la contestación de Rodríguez, “envié un escrito a la Cámara, para que se tenga presente que lo que se preguntó es si estaba en condiciones de escuchar la requisitoria fiscal en el lugar de internación. Y el fiscal ha contestado una cosa distinta”, aclaró Sosa ayer. 

 

"Vinimos a que nos escuchen y nos entiendan"

Ayer, Santarella llevaba en sus manos una carpeta, en la que recopilaron algunas notas periodísticas y otros documentos, que indican que Tyempertyopolos ha desarrollado actividades públicas como responsable de la empresa, lo que contradice los dichos de su defensor quien aseguró que hace un par de años la mujer dejó de trabajar y de ir a la empresa, según explicaron.

“Lo que trajimos son pruebas. Supuestamente ella no sale de su casa desde 2012, pero en marzo de 2019 recibió plata (subsidio). Se la ve en primera plana, esto fue cubierto por medios periodísticos y no se la ve mal o deprimida”, opinó Santarella. 

“Fue una reunión positiva. Vinimos para que nos escuchen y nos entiendan como mamás. Expusimos cómo nos sentimos, lo que hemos vivido estos años. Cobo nos dijo que hará todo lo que sea posible, dentro de sus posibilidades”, para que el trámite de la causa prosiga, dijo. 

“Él no se puede entrometer en los asuntos de los jueces –en referencia a que es la Cámara del Crimen 2 la que lleva adelante las diligencias por el juicio a Tyempertyopolos–. Pero nos expresó que, en lo que a él compete, trataría de darle celeridad a este caso”, refirió Manucha. 

Logín