Escuchá acá la 90.9
X

Pelea campal: el miércoles podrían procesar a los 4 detenidos

El hombre de 51 años, al que le fracturaron la cabeza a golpes, sigue en terapia intensiva, pero evoluciona.

Hoy cuatro de los siete hombres que protagonizaron una pelea callejera, en el barrio Rafael Origone de Villa Mercedes, tuvieron la oportunidad de empezar a echar luz sobre lo que sucedió la tarde del sábado. Esa chance se las daba la indagatoria. Pero los cuatro detenidos por la riña se negaron a declarar ante el juez Contravecional y Correccional, Santiago Ortiz. Sus defensores tampoco solicitaron una prórroga de su arresto, por lo que el magistrado tiene tiempo hasta el miércoles, a la mañana, para resolver si los procesa o no por la pelea que llevaron adelante con ladrillos, herramientas de hierro y hasta un nunchaku y que por muy poco no se cobró la vida de Raúl Fernández, cuando le fracturaron la cabeza a golpes.

Agustín Romero, de 18 años, Gabriel Magallanes, de 22, Leandro Rubau, de 23, y Ceferino Díaz, de 48, están imputados por "lesiones en riña", le confirmó el juez instructor a El Diario. Hasta el domingo, a la noche, cuando les informaron que quedaban formalmente detenidos, los cuatro habían estado demorados en la comisaría junto a Nicolás Fernández, de 23 años, hijo del herido, y Gustavo, de 51, hermano mellizo de Raúl. Cuando las 24 horas de aprehensión por averiguación de antecedentes y medios de vida se cumplieron los familiares del hombre que está en terapia intensiva fueron dejados en libertad.

 

Este lunes, a las 11, mientras la indagatoria transcurría, Diego Saber, el director del policlínico regional, dio a conocer el parte médico de la fecha de Fernández. "El paciente evoluciona. Está orientado en tiempo y en espacio, reacciona por sí mismo y se comunica. Si continúa así en las próximas horas (entre esta noche y mañana) le daríamos el alta de la terapia intensiva y lo pasaríamos a la sala de especialidades quirúrgicas", detalló. No obstante aclaró que sufrió un "traumatismo encefálico muy grave" que podría traerle aparejado secuelas y por las que el alta médica definitiva podría demorar meses.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Pelea campal: el miércoles podrían procesar a los 4 detenidos

El hombre de 51 años, al que le fracturaron la cabeza a golpes, sigue en terapia intensiva, pero evoluciona.

Camino a la indagatoria. Los imputados de 18, 22, 23 y 48 años cuando eran llevados ante el juez. 

Hoy cuatro de los siete hombres que protagonizaron una pelea callejera, en el barrio Rafael Origone de Villa Mercedes, tuvieron la oportunidad de empezar a echar luz sobre lo que sucedió la tarde del sábado. Esa chance se las daba la indagatoria. Pero los cuatro detenidos por la riña se negaron a declarar ante el juez Contravecional y Correccional, Santiago Ortiz. Sus defensores tampoco solicitaron una prórroga de su arresto, por lo que el magistrado tiene tiempo hasta el miércoles, a la mañana, para resolver si los procesa o no por la pelea que llevaron adelante con ladrillos, herramientas de hierro y hasta un nunchaku y que por muy poco no se cobró la vida de Raúl Fernández, cuando le fracturaron la cabeza a golpes.

Agustín Romero, de 18 años, Gabriel Magallanes, de 22, Leandro Rubau, de 23, y Ceferino Díaz, de 48, están imputados por "lesiones en riña", le confirmó el juez instructor a El Diario. Hasta el domingo, a la noche, cuando les informaron que quedaban formalmente detenidos, los cuatro habían estado demorados en la comisaría junto a Nicolás Fernández, de 23 años, hijo del herido, y Gustavo, de 51, hermano mellizo de Raúl. Cuando las 24 horas de aprehensión por averiguación de antecedentes y medios de vida se cumplieron los familiares del hombre que está en terapia intensiva fueron dejados en libertad.

 

Este lunes, a las 11, mientras la indagatoria transcurría, Diego Saber, el director del policlínico regional, dio a conocer el parte médico de la fecha de Fernández. "El paciente evoluciona. Está orientado en tiempo y en espacio, reacciona por sí mismo y se comunica. Si continúa así en las próximas horas (entre esta noche y mañana) le daríamos el alta de la terapia intensiva y lo pasaríamos a la sala de especialidades quirúrgicas", detalló. No obstante aclaró que sufrió un "traumatismo encefálico muy grave" que podría traerle aparejado secuelas y por las que el alta médica definitiva podría demorar meses.

Logín