10.4°SAN LUIS - Miércoles 12 de Mayo de 2021

10.4°SAN LUIS - Miércoles 12 de Mayo de 2021

EN VIVO

Cambió el stick por la pelota

Melina Quevedo jugó 6 años al hockey en River Plate, ahora la rompe en el futsal de Platense y fue convocada a la Selección.

Por redacción
| 09 de agosto de 2019
Melina en el predio de AFA en Ezeiza a las órdenes del DT argentino Noriega. Fotos: Platense - AFA y Nicolás Varvara.

La decisión de cambiar de deporte me costó casi un año. Jugaba al hockey desde los 12 años, siempre fue mi prioridad, le dediqué mucho tiempo y sacrificio, tanto mío como de mi familia que me apoyó incondicionalmente. Pero un día decidí dejarlo”, comenzó el relato Melina Quevedo, la joven nacida en Juan Llerena que esta semana fue convocada a la Selección Argentina de Futsal y ya está entrenando en el predio de Ezeiza.

 

Melina fue hasta el año pasado integrante de las “Vikingas”, ese River Plate que ganó todo en el hockey femenino argentino, pero decidió tomar otro rumbo y se dedicó a practicar futsal, recayó en Platense, donde en pocos meses se convirtió en figura y goleadora.

 

“Mis compañeras de hockey me apoyaron, sabían que el fútbol siempre fue una cuenta pendiente. Me ayudó el apoyo de otro grupo que hice en un torneo de fútbol 5 que jugué en un verano. De hecho llegué a Platense porque dos de esas amigas jugaban ahí, una en el equipo de fútbol 11 y otra futsal. Me fui a probar, el entrenador me habló súper bien y me terminó de convencer. Empecé a jugar y las chicas también me integraron rápido, son muy copadas”, contó Melina que el martes recibió la noticia de la convocatoria del técnico de la Selección Argentina Nicolás Noriega.

 

“Me puse feliz cuando me llamaron, desde chica siempre dije que mi sueño era ponerme una camiseta de Argentina, fuera el deporte que fuera, porque me encantan todos. Y por ahora solo puedo pensar en disfrutarlo, exprimir al máximo la experiencia y ojalá poder participar en la Copa América que es el próximo torneo y por lo cual me convocaron”, le confió a El Diario la sanluiseña, que llegó hace seis años y medio a Buenos Aires para jugar al hockey y estudiar la carrera de contador público. “Me recibí de contadora en marzo de este año y estoy actualmente trabajando y haciendo lo que me gusta, que es jugar al fútbol”.

 

Con respecto a la decisión tomada, Melina es firme: “No me arrepiento de haber dejado el hockey, gracias a ese deporte viví cosas increíbles, tuve la suerte de conocer muchas personas excelentes, hacer amigas y conocer lugares que nunca imaginé. Me ayudó a crecer como deportista, pero ahora estoy muy bien en el fútbol y en Platense me hacen sentir como en mi casa”.

 

En el “Calamar” tiene un puesto bien definido, “juego de ala, (son jugadores que se ubican sobre las bandas, deben subir y bajar sin parar y buscan siempre el apoyo de sus compañeros), pero este es un deporte en el que se rota mucho todo el tiempo”.

 

Melina guarda los mejores recuerdos de Juan Llerena y de Villa Mercedes, lugares en los que pasó gran parte de su infancia, aunque reconoce que “a San Luis no voy mucho, más o menos cuatro veces al año, pero mis papás vienen de vez en cuando. Siempre me siguieron a todos lados y ahora que estoy por cumplir el sueño más importante de mi vida, más”.

 

Comentá vos tambien...