Escuchá acá la 90.9
X

Apresaron a un periodista opositor en Cuba

Roberto Quiñones Haces fue trasladado a la prisión de Guantánamo por una supuesta "resistencia y desobediencia" a la autoridad cuando cubría un juicio para el sitio Cubanet. Estados Unidos repudia la detención.

El periodista cubano independiente Roberto Quiñones Haces fue trasladado a la prisión provincial de Guantánamo, en el extremo oriental de Cuba, donde debe cumplir una condena de un año, informó su esposa, en un caso que generó rechazo de Estados Unidos en las últimas semanas.

Quiñones Haces fue conducido a la prisión por fuerzas policiales de la isla, según confirmó el director del periódico para el que escribe con regularidad el disidente y que tiene su sede en Miami (Florida, Estados Unidos).

Hugo Landa, director de Cubanet, un medio de asuntos cubanos que se escribe en Cuba y se edita en el sur de Florida, lamentó enormemente que un periodista "con una trayectoria tan seria" tenga que ir a prisión, expresó.

Quiñones fue sancionado el pasado 7 de agosto a un año de privación de libertad sustituido por trabajo correccional con internamiento, durante un juicio efectuado en el Tribunal Municipal de la ciudad cubana de Guantánamo.

El 12 de ese mismo mes el comunicador presentó un recurso de apelación, que fue rechazado y con el que buscaba obtener un nuevo juicio, tras ser condenado por "resistencia y desobediencia" en relación a unos hechos acaecidos el 22 de abril.

Ese día el periodista, de 61 años, fue arrestado cuando se disponía a cubrir el juicio contra una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar.

Según su versión, fue detenido sin motivos aparentes, esposado, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que asegura le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

La Fiscalía cubana argumentó que Quiñones se había resistido al arresto, por lo que le impuso una multa que Quiñones Haces se negó a pagar al considerarse inocente.

"Se lo llevaron hoy a las 4.05 de la tarde", dijo por teléfono a la AFP su esposa, Ana Rosa Castro.

El periodista trabajaba para el medio opositor ‘Cubanet’ desde mayo de 2012. "Se lo llevaron a la prisión provincial, iba tranquilo y con la frente en alto" remarcó Castro, quien agregó que "el ya tenía sus cosas preparadas, pues sabía que lo vendrían a buscar".

La mujer indicó que los policías que lo fueron a buscar "tuvieron buen trato" y le permitieron llevar algunos alimentos.

El caso de Quiñones cobró interés internacional en las últimas semanas, sobre todo en Estados Unidos.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, expresó en un tuit el 21 de agosto que "condenamos las injusticias cometidas contra el periodista cubano Roberto Quiñones, arrestado por informar sobre la represión de la libertad religiosa en Cuba".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Apresaron a un periodista opositor en Cuba

Roberto Quiñones Haces fue trasladado a la prisión de Guantánamo por una supuesta "resistencia y desobediencia" a la autoridad cuando cubría un juicio para el sitio Cubanet. Estados Unidos repudia la detención.

El periodista cubano independiente Roberto Quiñones Haces fue trasladado a la prisión provincial de Guantánamo, en el extremo oriental de Cuba, donde debe cumplir una condena de un año, informó su esposa, en un caso que generó rechazo de Estados Unidos en las últimas semanas.

Quiñones Haces fue conducido a la prisión por fuerzas policiales de la isla, según confirmó el director del periódico para el que escribe con regularidad el disidente y que tiene su sede en Miami (Florida, Estados Unidos).

Hugo Landa, director de Cubanet, un medio de asuntos cubanos que se escribe en Cuba y se edita en el sur de Florida, lamentó enormemente que un periodista "con una trayectoria tan seria" tenga que ir a prisión, expresó.

Quiñones fue sancionado el pasado 7 de agosto a un año de privación de libertad sustituido por trabajo correccional con internamiento, durante un juicio efectuado en el Tribunal Municipal de la ciudad cubana de Guantánamo.

El 12 de ese mismo mes el comunicador presentó un recurso de apelación, que fue rechazado y con el que buscaba obtener un nuevo juicio, tras ser condenado por "resistencia y desobediencia" en relación a unos hechos acaecidos el 22 de abril.

Ese día el periodista, de 61 años, fue arrestado cuando se disponía a cubrir el juicio contra una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar.

Según su versión, fue detenido sin motivos aparentes, esposado, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que asegura le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

La Fiscalía cubana argumentó que Quiñones se había resistido al arresto, por lo que le impuso una multa que Quiñones Haces se negó a pagar al considerarse inocente.

"Se lo llevaron hoy a las 4.05 de la tarde", dijo por teléfono a la AFP su esposa, Ana Rosa Castro.

El periodista trabajaba para el medio opositor ‘Cubanet’ desde mayo de 2012. "Se lo llevaron a la prisión provincial, iba tranquilo y con la frente en alto" remarcó Castro, quien agregó que "el ya tenía sus cosas preparadas, pues sabía que lo vendrían a buscar".

La mujer indicó que los policías que lo fueron a buscar "tuvieron buen trato" y le permitieron llevar algunos alimentos.

El caso de Quiñones cobró interés internacional en las últimas semanas, sobre todo en Estados Unidos.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, expresó en un tuit el 21 de agosto que "condenamos las injusticias cometidas contra el periodista cubano Roberto Quiñones, arrestado por informar sobre la represión de la libertad religiosa en Cuba".

Logín