21°SAN LUIS - Viernes 27 de Enero de 2023

21°SAN LUIS - Viernes 27 de Enero de 2023

EN VIVO

El precio de las naftas aumentó el 21,3% en 9 meses

El último incremento que autorizó el gobierno nacional hizo que el valor real fuera de diez pesos más.

Por redacción
| 20 de septiembre de 2019
Abastecimiento. Este jueves los camiones entregaron más combustibles. Foto: Martín Gómez.

A pesar de que en enero de este año el precio de las naftas comenzó con una rebaja, nueve meses después en promedio el valor de los combustibles alcanzaron un 21,3 por ciento de aumento, lo que representó diez pesos más de lo que valían en febrero; cuando se concretó la primera de las siete actualizaciones. Hoy la nafta súper supera los 49 pesos; mientras que la Premium ya sobrepasó los 56. Pero cuando empezó el año esos precios se ubicaban en los 40 y 46 pesos, respectivamente.

 

Si bien durante enero los precios tuvieron un leve descenso de 80 centavos, los puntanos se anoticiaron el lunes 4 de febrero del primer aumento del año que en promedio alcanzó el 2 por ciento. Los valores aumentaron 68 centavos para las súper (de 39,99 a 40,67 pesos) y otros 55 centavos en la Premium (de 45,99 a 46,54 pesos).  El viernes 1 de marzo llegó el segundo aumento del 2019: esa vez fue del 2,8 por ciento promedio, porque las tres grandes petroleras; YPF, Shell y Axion aplicaron diferentes porcentajes según si se trataba de nafta o gasoil. Pero el cimbronazo más fuerte se produjo el 30 de ese mes cuando los valores se actualizaron un 4,5 por ciento; lo que provocó que el litro de Infinia tocara los 50 pesos cuando el dólar cotizaba a 44,30.

 

Al mes siguiente, el 30 de abril, otra vez se actualizaron hasta el 4 por ciento (promedio) a pocos días de que el gobierno nacional anunciara una serie de medidas que incluían el congelamiento de precios y tarifas para “traer un poco de alivio a los argentinos”, según dijo Mauricio Macri en el video donde se lo vio conversando junto a una familia. A partir de esa fecha la nafta súper pasó los 45 pesos y la Premium alcanzó los 52. Por esos días el dólar cotizaba a 46,50.

 

Durante mayo el precio se mantuvo pero el 1º de junio los surtidores de las tres empresas volvieron a modificarse: esta vez fue 1,5 por ciento y treinta días después, el 1º de julio, apareció otro aumento sorpresivo del 2,5 por ciento que llevó a la nafta súper a sobrepasar los 47 pesos y a la de mayor octanaje los 54. El precio de todos los combustibles seguía por encima de la cotización del dólar que llegaba a los 44,30 pesos.

 

En agosto el gobierno nacional postergó el aumento previsto para ese mes de los impuestos que se le aplican al valor de los combustibles porque se realizarían las elecciones primarias (PASO) y de esa manera consiguió que los precios se mantuvieran. Pero el resultado catastrófico para el oficialismo provocó que el gobierno decidiera directamente congelar por noventa días esos valores luego de que el dólar trepara hasta los 50 pesos. Esto generó la reacción de las provincias petroleras que decidieron recurrir a la Justicia y de las propias petroleras que comenzaron a presionar al estado nacional para que les otorgue alguna compensación.    

 

 

Liberación

 

En septiembre de 2017, cuando Juan José Aranguren todavía era el ministro de Energía, se anunció que a partir del 1º de octubre de ese año los precios de los combustibles serían liberados y a partir de esa fecha serían las petroleras las que decidan los siguientes incrementos de las naftas. Los precios de los combustibles a nivel local venían atados a un acuerdo entre la industria y las provincias, con supervisión del gobierno nacional. En ese esquema, el sector pactaba importes con revisiones en base a la variación del peso frente al dólar y el precio del barril que se obtenía en el país, que es el petróleo de producción nacional. Pero a partir del 1° de octubre ese pacto perdió la obligación de ser aplicado y cada empresa empezó a establecer el precio que le pareció más conveniente.

 

Las refinadoras que venden nafta en el país como YPF, Shell, Axion, Oil, Refinor o Petrobras establecían los precios en función de lo que pagaban por el petróleo crudo que le compraban a las productoras locales (YPF, Pan American Energy, Pluspetrol, Petrobas, entre otras). Pero ahora quedaban liberadas de ese compromiso porque podían importar o comprar en el país, según les resultara más conveniente. Uno de los motivos por los que se tomó esa decisión fue que los precios pudieran bajar cuando el precio internacional del crudo descendiera en su cotización. Pero ese hecho nunca sucedió a nivel mundial.

 

Como esta medida traía implícito un aumento que venía postergado, el propio Aranguren negoció con las empresas que no lo hicieran durante octubre sino que lo trasladaran a noviembre porque justamente se venían las elecciones de medio término.

 

La negociación llegó a buen puerto porque los candidatos a diputados nacionales y senadores del oficialismo lograron obtener la mayor cantidad de votos en todo el país.

 

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...