Escuchá acá la 90.9
X

Acusado de violar a su hijastra menor está detenido en Brasil

Con un documento falso y la complicidad de allegados, logró irse del país, según dijo el abogado de la víctima.

Apenas supo que un juez lo había procesado y que debía ir a la cárcel, con prisión preventiva, por la presunción de que abusó de su hijastra, Gastón Solari escapó. Los investigadores sospechan que para cruzar las fronteras, Solari se valió de un documento falso, que un conocido le consiguió, y que también tuvo la complicidad de otros allegados para poder salir y subsistir desde mayo y hasta hace un par de semanas, cuando fue localizado y detenido en Brasil, refirió el abogado que representa a la víctima, Santiago Calderón Salomón. 

Ahora, se realizan las diligencias para traerlo y llevarlo al Servicio Penitenciario Provincial. Eso lleva su tiempo, dado que las comunicaciones entre Interpol Brasil e Interpol Argentina son vía correo electrónico, según le explicó el abogado a El Diario

La falta de ciertas precisiones —como por ejemplo en dónde está alojado Solari, dónde se produjo la aprehensión— es una de las razones por las que el arresto no trascendió antes, refirió. 

Para la víctima y su familia, "es un alivio que Solari esté detenido", dijo. "Pero hasta que no tengan la certeza que está acá... Por eso la mamá no ha hablado, ya que no se sabe cuándo será la extradición. De hecho,  desde el juzgado se han manejado con la misma tesitura. No saben cuándo puede tardar. Ellos (los funcionarios judiciales) también están expectantes. Pero hasta tanto no esté aquí, no quieren dar muchos detalles", indicó.

“Lo que voy a informar luego bien es dónde está, en qué parte de Brasil, en carácter de qué. Algunos dicen que ya estaría cumpliendo la preventiva, y otros que todavía no. Pero que se encuentra detenido, eso seguro”, confirmó Calderón Salomón. 
Solari fue denunciado en 2017 por su expareja, con quien residía en La Punta. La presentación fue hecha después de que la chica, de 15 años, le contara a su madre que su padrastro la había violado mientras ellos convivían. Eso ocurrió cuando la niña tenía entre 9 y 10 años. Según estimó el letrado, la pareja convivió "entre un año y medio y dos". 

Mientras se desarrollaron las averiguaciones, Solari estuvo libre. A mediados de diciembre de 2018, el juez le tomó declaración indagatoria por “Abuso sexual con acceso carnal, agravado porque la víctima es menor y por la situación de convivencia preexistente”. El pasado 17 de abril, el juez Penal 1, Marcos Flores Leyes lo procesó con prisión preventiva. 

Aunque en diciembre ratificó el domicilio que había fijado, en La Punta, Solari no fue ubicado allí. Para los investigadores, los indicios de que no tenía intención de ponerse a disposición de la Justicia fueron más claros cuando supieron que había renunciado a su trabajo en una tarjeta de crédito que tiene su local en el centro de San Luis y que había cerrados sus cuentas en Facebook e Instagram.

Para lograr dar con Solari, el juzgado, la querella y la Policía —más precisamente la Dirección General de Investigaciones— trabajaron de modo conjunto. “Fue toda una logística: se hicieron pericias —vinculadas a teléfonos—, nosotros hicimos presentaciones, fueron policías de Interpol a Brasil. No se llegó a él porque tropezó en algún error. La investigación tuvo que ser muy prolija”, dijo. 

Con esto el letrado se refiere a que, tanto el acusado como sus allegados se cuidaban mucho, por ejemplo, en las comunicaciones telefónicas que mantenían, hablando inclusive en código para no dar pistas de dónde estaba el sospechoso. “Se había asentado como para quedarse ahí”, en Brasil, indicó. 

Por ello, le solicitaron al fiscal Marcelo Palacio Fernández que hiciera las compulsas para investigar si la conducta de estas personas que se sospecha le prestaron colaboración a Solari encuadra en algún delito. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS

Acusado de violar a su hijastra menor está detenido en Brasil

Con un documento falso y la complicidad de allegados, logró irse del país, según dijo el abogado de la víctima.

Cuando supo que ordenaron que fuera al Penal, Solari cerró su Facebook e Instagram y se borró. Foto: Archivo.

Apenas supo que un juez lo había procesado y que debía ir a la cárcel, con prisión preventiva, por la presunción de que abusó de su hijastra, Gastón Solari escapó. Los investigadores sospechan que para cruzar las fronteras, Solari se valió de un documento falso, que un conocido le consiguió, y que también tuvo la complicidad de otros allegados para poder salir y subsistir desde mayo y hasta hace un par de semanas, cuando fue localizado y detenido en Brasil, refirió el abogado que representa a la víctima, Santiago Calderón Salomón. 

Ahora, se realizan las diligencias para traerlo y llevarlo al Servicio Penitenciario Provincial. Eso lleva su tiempo, dado que las comunicaciones entre Interpol Brasil e Interpol Argentina son vía correo electrónico, según le explicó el abogado a El Diario

La falta de ciertas precisiones —como por ejemplo en dónde está alojado Solari, dónde se produjo la aprehensión— es una de las razones por las que el arresto no trascendió antes, refirió. 

Para la víctima y su familia, "es un alivio que Solari esté detenido", dijo. "Pero hasta que no tengan la certeza que está acá... Por eso la mamá no ha hablado, ya que no se sabe cuándo será la extradición. De hecho,  desde el juzgado se han manejado con la misma tesitura. No saben cuándo puede tardar. Ellos (los funcionarios judiciales) también están expectantes. Pero hasta tanto no esté aquí, no quieren dar muchos detalles", indicó.

“Lo que voy a informar luego bien es dónde está, en qué parte de Brasil, en carácter de qué. Algunos dicen que ya estaría cumpliendo la preventiva, y otros que todavía no. Pero que se encuentra detenido, eso seguro”, confirmó Calderón Salomón. 
Solari fue denunciado en 2017 por su expareja, con quien residía en La Punta. La presentación fue hecha después de que la chica, de 15 años, le contara a su madre que su padrastro la había violado mientras ellos convivían. Eso ocurrió cuando la niña tenía entre 9 y 10 años. Según estimó el letrado, la pareja convivió "entre un año y medio y dos". 

Mientras se desarrollaron las averiguaciones, Solari estuvo libre. A mediados de diciembre de 2018, el juez le tomó declaración indagatoria por “Abuso sexual con acceso carnal, agravado porque la víctima es menor y por la situación de convivencia preexistente”. El pasado 17 de abril, el juez Penal 1, Marcos Flores Leyes lo procesó con prisión preventiva. 

Aunque en diciembre ratificó el domicilio que había fijado, en La Punta, Solari no fue ubicado allí. Para los investigadores, los indicios de que no tenía intención de ponerse a disposición de la Justicia fueron más claros cuando supieron que había renunciado a su trabajo en una tarjeta de crédito que tiene su local en el centro de San Luis y que había cerrados sus cuentas en Facebook e Instagram.

Para lograr dar con Solari, el juzgado, la querella y la Policía —más precisamente la Dirección General de Investigaciones— trabajaron de modo conjunto. “Fue toda una logística: se hicieron pericias —vinculadas a teléfonos—, nosotros hicimos presentaciones, fueron policías de Interpol a Brasil. No se llegó a él porque tropezó en algún error. La investigación tuvo que ser muy prolija”, dijo. 

Con esto el letrado se refiere a que, tanto el acusado como sus allegados se cuidaban mucho, por ejemplo, en las comunicaciones telefónicas que mantenían, hablando inclusive en código para no dar pistas de dónde estaba el sospechoso. “Se había asentado como para quedarse ahí”, en Brasil, indicó. 

Por ello, le solicitaron al fiscal Marcelo Palacio Fernández que hiciera las compulsas para investigar si la conducta de estas personas que se sospecha le prestaron colaboración a Solari encuadra en algún delito. 

Logín