4.4°SAN LUIS - Martes 07 de Julio de 2020

4.4°SAN LUIS - Martes 07 de Julio de 2020

EN VIVO

Abrió un centro de buceo para personas con discapacidad

La actividad adaptada es libre y gratuita. Es dirigida por instructores del Club de Buceo de San Luis.

Por redacción
| 13 de enero de 2020
Primera experiencia. Ramiro Paglialunga, de 10 años, fue uno de los primeros en meterse a la pileta. Dijo que le gustó y que continuará con las clases. Fotos: Marianela Sánchez.

Las personas con alguna discapacidad motriz cuentan con una nueva razón para movilizarse y estar activas. Casi en el estreno del 2020, un equipo de instructores y destacados deportistas puntanos creó el primer Centro de Buceo Adaptado, que funciona en la pileta del Sierras Hotel, ubicado en la localidad de Las Chacras, en Juana Koslay. Se trata de una alternativa libre y gratuita, dirigida por el Club de Buceo de San Luis, que cuenta con una experiencia de cuarenta años en la disciplina.

 

Aunque tienen el respaldo de mucha gente, las caras visibles del proyecto son el profesor Ariel Ballejos y el nadador de aguas abiertas Sirur Maluf, dos jóvenes que se propusieron crear un espacio para quienes están más limitados para realizar actividad física, con un fin puramente solidario.

 

 

 

"Surgió por una amistad que nos une a Sirur y con la idea de reunir a personas con movilidad reducida. Estamos muy contentos de concretarlo y apuntamos a que sea recreativo, inclusivo y sin costo para todos los que quieran participar", explicó Ballejos a El Diario de la República.

 

Según el instructor, los primeros pasos de la escuela de buceo adaptado fueron posibles gracias a la colaboración del director deportivo de la piscina del Sierras Hotel, Gabriel Rivero, quien en un gesto solidario y de altruismo cedió un espacio para la concreción del proyecto.

 

"Como el Club de Buceo ya realiza distintas actividades acá y también porque lo conocemos a Sirur, cuando Ariel nos planteó la idea no dudamos en apoyarlos porque es para que más gente se anime a salir de sus casas y hacer deporte, sin que eso le genere un gasto extra", indicó Rivero, quien agregó que la pileta funciona principalmente para la enseñanza de la natación, con alumnos de todas  la edades, desde bebés hasta personas adultas.

 

La convocatoria de Maluf no fue fortuita. El joven nadador de 26 años es el principal ícono de ese deporte acuático en la provincia y el protagonista de la travesía "Uniendo con Esperanza mi Pueblo", una iniciativa del Programa Deportes para llevar un mensaje de autosuperación a todo el territorio puntano.

 

 

 

"Esta es una propuesta muy interesante porque suma al crecimiento del deporte adaptado y también es un atractivo para todos los chicos y chicas que tengan algún tipo de discapacidad. La primera vez que buceé me sentí muy bien, es una experiencia muy linda que quisiera que más personas puedan probar porque es terapéutica, sana, hace bien a la mente, a las emociones y sobre todo al físico", aseguró Maluf, quien sufre cuadriplejía desde 2013, tras un desafortunado accidente en las playas de Villa Gesell, Buenos Aires.

 

Para los que quieran participar del Centro de Buceo Adaptado prácticamente no hay condiciones. El único requisito formal es contar con un certificado médico de aptitud; el resto es solo ganas y voluntad.

 

Uno de los primeros en incursionar fue Ramiro Paglialunga, de 10 años, quien padece una afección en el sistema nervioso central. Aunque el chico es jugador de básquet adaptado en Sociedad Española, dijo que quiso experimentar una nueva disciplina deportiva, y le resultó sumamente gratificante solo en los primeros minutos de permanecer sumergido en la pileta de Las Chacras.

 

Comentá vos tambien...