20.6°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

20.6°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

EN VIVO

Afirman que por la crisis bajó el consumo de carne vacuna

Según empresarios del sector, hubo un cambio de hábito en la compra por cantidad y hacia otros alimentos.

Por redacción
| 15 de enero de 2020
Los cortes con mayor demanda cuestan entre 300 y más de 400 pesos por kilo.

La crisis económica afectó hasta las vacas. Según afirmaron los propietarios de las principales carnicería de la ciudad, bajó el consumo de carne vacuna entre los puntanos, quienes se muestran más selectivos y efectivos al momento de hacer rendir el dinero destinado a la alimentación. En el país, un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) reveló que la merma registrada durante el año pasado es la más alta de la última década.

 


Consultado por El Diario de la República el directivo de la Confederación General Almacenera Argentina (CGA) y dueño de "Todo Carne", Ángel "Cacho" Soria, dijo que durante todo el 2019 la venta cayó en promedio un 30 por ciento, a causa de la continua inflación general que afecta a la canasta básica alimenticia y el costo de vida de los argentinos.

 


Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) provincial, hasta noviembre el costo de la carne bovina en mostrador tuvo un incremento interanual promedio de más del 63 por ciento, en comparación con igual período de 2018. Así, hasta hace dos meses el asado costaba casi un 58 por ciento más que hace un año, al pasar de 192 pesos a 303 por kilo; el osobuco un 65% más (de 112 pesos a 185); la molida común un 62% más (de 127 pesos a 206); la bola de lomo un 65% más (de 205 pesos a 338); y la nalga más del 67% (de 212 pesos a 354).

 


"En esta primera quincena la venta cayó un cincuenta por ciento. Venimos de un año muy difícil y aunque en general en enero suele venderse mucho asado, tuvo una caída estrepitosa, principalmente por la suba de precios", afirmó Soria, quien agregó que los elevados valores generaron un cambio de hábito en el consumo de la gente que, por un lado, compra en menor cantidad y, por otro, busca una alimentación alternativa a la de productos vacunos. 

 


El giro fue hacia las carnes blancas, principalmente el pollo y el cerdo, que cuestan hasta menos que la mitad y que captan entre el 50 y 60 por ciento del mercado puntano, según indicaron los carniceros consultados por El Diario.

 


"Antes la gente llevaba más cantidad y ahora compra lo justo. Lo que notamos cotidianamente es que por la situación económica los clientes solo se limitan a lo que van a consumir en el día, por unidad, cuando antes pedían por kilo. En nuestro caso, el cerdo tiene buena venta porque es una alternativa más barata, hasta un treinta por ciento menos que la carne vacuna. No tiene más salida porque no se conoce demasiado entre los consumidores", explicó el propietario de la cadena de carnicerías "El Caldén", Facundo Bixquert, quien pese a reconocer una caída en el consumo, dijo que su negocio registró un crecimiento mensual.

 


"Las ventas se mantuvieron con altibajos, principalmente por los aumentos de precio que hubo antes de las Fiestas de Fin de Año, que fueron del veinte por ciento aproximadamente. Actualmente las carnes blandas cuestan más de cuatrocientos pesos, pero comparado con otros alimentos sigue siendo una buena opción. Un kilo de nalga rinde para dos de milanesas, mientras el tomate cuesta ciento cincuenta pesos en la verdulería", agregó Bixquert.

 

 

 

La peor caída de la última década

 

Según la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), el año pasado tuvo la peor caída en el consumo de carne de la última década, con una baja de casi el 9,5 por ciento en relación a 2018. El anterior registro negativo desmesurado fue durante 2011.
Si bien durante 2019 las exportaciones lograron un récord de casi el 48 por ciento más, al igual que la producción  (1,8%), no alcanzó para sostener las ventas, que dejaron el consumo por persona en poco más de 51 kilos.
En sintonía con el registro que realizó la Dirección de Estadística y Censos de la provincia, Ciccra reveló que también en el Área Metropolitana de Buenos Aires, el incremento de precio de la carne vacuna fue en promedio del 63 por ciento en sus diferentes cortes.

 

Comentá vos tambien...