Escuchá acá la 96.3
X

Un hombre asesinado y una mujer apuñalada: investigan qué ocurrió

Buscan establecer si un tercero guarda relación con las heridas sufridas por quienes estaban en un inquilinato. 

 

En el cuadro que los investigadores policiales y judiciales intentan descifrar hay una mujer apuñalada y un hombre asesinado a cuchilladas. El crimen ocurrió antes de las cinco de la madrugada en una casa del barrio 131 Viviendas de San Luis. Buscan confirmar si una tercera persona intervino en el homicidio y en las lesiones que dejaron a la mujer en el hospital, dijo una fuente de la causa.

El hombre que murió es Julio Mariño, de 63 años. Según los comentarios recogidos por la Policía vivía en una vivienda identificada con el número 1852, en la peatonal 5 del mencionado barrio. Era inquilino y residía desde hace tiempo, informó la fuente. 

La gente de la zona contó que “era de San Juan, que al parecer realizaba tareas de jardinería, de hecho en la casa había algunas máquinas, como cortadora de césped y demás; los vecinos tienen buenas referencias, no registraría antecedentes”, comentó.  

La herida es Natalia Huguenini, quien también alquila allí una pieza o pequeño departamento. Ayer, ella estaba en el Hospital San Luis. “Fue intervenida quirúrgicamente (por la lesión cortante), pero además, está muy golpeada en el rostro”, refirió. 

Tras ser auxiliada, ella dio su versión de lo que había ocurrido, y ese relato es el que los efectivos del Departamento Homicidios de la Policía intentaban corroborar el domingo a través de otros elementos, entre ellos, la declaración de vecinos, lo que surgió de la inspección ocular y las pericias. 

La fuente indicó que de los relatos surge, en principio, que Mariño y la mujer habrían estado en la vivienda de ella, compartiendo bebidas desde las 22 del sábado y hasta las primeras horas del domingo. Los policías buscan establecer si otra persona fue parte de esa reunión, tal es la referencia que tienen. 

En algún momento de la noche, Mariño se fue a dormir a su habitación, y la mujer se habría quedado con este acompañante, alguien que sería conocido. 

Lo concreto es que un rato después, ella salió de la propiedad sangrando, corrió algunas cuadras y fue socorrida por una persona que transitaba por la calle. Pero además, una ambulancia llegó hasta el lugar, el personal médico le dio los primeros auxilios y luego fue trasladada al Hospital San Luis, dijo. 

La inspección que realizaron los investigadores posibilitó observar algunas particularidades, que permiten hacer ciertas inferencias. En la habitación que alquila la mujer vieron manchas de sangre tanto en la habitación como en el baño, y creen que pudo haber una pelea. En tanto que a Mariño lo hallaron muerto en su dormitorio, sobre la cama, y no vieron sangre más que en ese lugar, lo que hace suponer que fue atacado allí y que quizás fue sorprendido y herido cuando descansaba.

En la autopsia practicada este domingo a la tarde, establecieron que la causa de muerte fue un “Shock hipovolémico secundario”, y que sufrió “una lesión de grandes vasos, arteria aorta y pulmonar”, informó el jefe del Departamento Homicidios, subcomisario Javier Sosa. Según la otra fuente consultada, presentaba heridas de defensa en las manos. Es decir, el hombre habría tratado de repeler la acción del agresor. 

 

Nota relacionada: Asesinaron a puñaladas a un hombre en el barrio 131 Viviendas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un hombre asesinado y una mujer apuñalada: investigan qué ocurrió

Buscan establecer si un tercero guarda relación con las heridas sufridas por quienes estaban en un inquilinato. 

Peatonal 5. El juez de la causa, Ariel Parrillis, coordinó la tarea que ayer a la mañana desarrollaron policías de Homicidios y peritos. Foto: Nicolás Varvara.

 

En el cuadro que los investigadores policiales y judiciales intentan descifrar hay una mujer apuñalada y un hombre asesinado a cuchilladas. El crimen ocurrió antes de las cinco de la madrugada en una casa del barrio 131 Viviendas de San Luis. Buscan confirmar si una tercera persona intervino en el homicidio y en las lesiones que dejaron a la mujer en el hospital, dijo una fuente de la causa.

El hombre que murió es Julio Mariño, de 63 años. Según los comentarios recogidos por la Policía vivía en una vivienda identificada con el número 1852, en la peatonal 5 del mencionado barrio. Era inquilino y residía desde hace tiempo, informó la fuente. 

La gente de la zona contó que “era de San Juan, que al parecer realizaba tareas de jardinería, de hecho en la casa había algunas máquinas, como cortadora de césped y demás; los vecinos tienen buenas referencias, no registraría antecedentes”, comentó.  

La herida es Natalia Huguenini, quien también alquila allí una pieza o pequeño departamento. Ayer, ella estaba en el Hospital San Luis. “Fue intervenida quirúrgicamente (por la lesión cortante), pero además, está muy golpeada en el rostro”, refirió. 

Tras ser auxiliada, ella dio su versión de lo que había ocurrido, y ese relato es el que los efectivos del Departamento Homicidios de la Policía intentaban corroborar el domingo a través de otros elementos, entre ellos, la declaración de vecinos, lo que surgió de la inspección ocular y las pericias. 

La fuente indicó que de los relatos surge, en principio, que Mariño y la mujer habrían estado en la vivienda de ella, compartiendo bebidas desde las 22 del sábado y hasta las primeras horas del domingo. Los policías buscan establecer si otra persona fue parte de esa reunión, tal es la referencia que tienen. 

En algún momento de la noche, Mariño se fue a dormir a su habitación, y la mujer se habría quedado con este acompañante, alguien que sería conocido. 

Lo concreto es que un rato después, ella salió de la propiedad sangrando, corrió algunas cuadras y fue socorrida por una persona que transitaba por la calle. Pero además, una ambulancia llegó hasta el lugar, el personal médico le dio los primeros auxilios y luego fue trasladada al Hospital San Luis, dijo. 

La inspección que realizaron los investigadores posibilitó observar algunas particularidades, que permiten hacer ciertas inferencias. En la habitación que alquila la mujer vieron manchas de sangre tanto en la habitación como en el baño, y creen que pudo haber una pelea. En tanto que a Mariño lo hallaron muerto en su dormitorio, sobre la cama, y no vieron sangre más que en ese lugar, lo que hace suponer que fue atacado allí y que quizás fue sorprendido y herido cuando descansaba.

En la autopsia practicada este domingo a la tarde, establecieron que la causa de muerte fue un “Shock hipovolémico secundario”, y que sufrió “una lesión de grandes vasos, arteria aorta y pulmonar”, informó el jefe del Departamento Homicidios, subcomisario Javier Sosa. Según la otra fuente consultada, presentaba heridas de defensa en las manos. Es decir, el hombre habría tratado de repeler la acción del agresor. 

 

Nota relacionada: Asesinaron a puñaladas a un hombre en el barrio 131 Viviendas

Logín