16.9° SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

16.9° SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

EN VIVO

"La música toca lo profundo del alma"

El bandoneonista salteño acaba de editar "Albores", su álbum compuesto por obras antiguas y material nuevo. 

Por redacción
| 16 de noviembre de 2020

—¿Qué tipo de lenguaje pudo desarrollar mejor en la intimidad entre usted y el bandoneón?
—La estructura armónica es triádica. Solo puse algunos acordes y escalas alteradas, pero no demasiadas. Compongo una música liberada de estructuras, de forma que denota un modo diferente de concebirla, con una actitud de economía de medios en donde hay sabores de música andina, tango y folclore.

 

—¿Siente estar haciendo un aporte particular al abordaje del bandoneón?
—Desde mis primeros discos me interesó el desarrollo de mi propio lenguaje. Los resultados de la labor artística siempre son misteriosos y responden a una necesidad interna. El arte musical se produce en el mismo tiempo que uno va manejando los sonidos interiores, nadie puede explicar bien cómo sucede. Las necesidades espirituales, la maravilla de la ciencia musical y la libertad convergen en la obra.

 

—Para dar forma a "Albores", ¿recurrió a obras que ya había compuesto?
—En el álbum hay obras antiguas que siempre quise grabar y otras especialmente pensadas para el disco. Soy un compositor y me gusta la composición musical. Encontrar un camino ausente de referencias lleva tiempo, pero trae muchas satisfacciones. Si por ejemplo compongo un tango, para que sea arte me impuse que sea el desarrollo de una idea. Si compongo una zamba o un tango tradicional no estoy haciendo arte, estoy reproduciendo una forma ya creada, es decir que no estoy ampliando el campo. La dificultad del arte es que la obra debe representar un crecimiento.

 

—¿Sigue creyendo que la música puede cambiar el mundo?
—El arte cambia el mundo, después de la experiencia del arte nunca quedás igual. La música toca las profundidades del alma. El arte es necesario para crecer espiritualmente y la música, cuando no está apoyada por la palabra, exige del artista una conciencia plena de que no es necesario usar la fuerza porque está dirigida al espíritu. La música como música no está apoyada por la palabra, sino por la idea. Con la música no se puede mentir ni manipular porque precisamente carece de palabras.

 

—¿De qué modo considera que se articulan arte y pensamiento?
—A través de los artistas. El arte es algo que tiene que ser comprensible en todos los aspectos. El artista se delata a sí mismo cuando no es consciente de su responsabilidad. También tiene responsabilidades como organizar su vida económica. En la Argentina, los verdaderos artistas no solamente generan arte, sino que también lo hacen sin la ayuda de nadie. Es absolutamente necesario el apoyo del Estado en un contexto para ampliar las fronteras del arte. Personalmente, todo mi camino fue resultado de mi esfuerzo personal y el apoyo de mi familia.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...