11.5°SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

11.5°SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

EN VIVO

Caso Magalí Morales: el juez dijo que habrá llamado a indagatoria

Así lo estimó, aunque aclaró que hay prueba en curso, que debe opinar el fiscal y ver qué tipo penal se configura. 

Por redacción
| 21 de diciembre de 2020
El juez Jorge Pinto estuvo el viernes en la inspección de la Comisaría 25ª en Santa Rosa. Foto: Alejandro Lorda

Aunque aclaró que la averiguación de las circunstancias de la muerte de Florencia Magalí Morales está en curso y que hay prueba pendiente de producir o recibir, el juez Penal de Santa Rosa del Conlara, Jorge Pinto, dijo que habrá llamado a indagatoria por la causa. “Tengo la mente abierta. Estoy investigando, no he resuelto nada. Cuando lo haga, dictaré un auto (interlocutorio), llamaré a indagatoria y se verán los tipos penales que se van a endilgar, para que (los imputados) vengan a defenderse garantizando siempre el derecho de defensa”, refirió el magistrado, quien no quiso confirmar si habrá más de un indagado y si es (o son) de la fuerza policial. 

El juez participó de la inspección ocular que fue solicitada por el particular damnificado y se concretó el pasado viernes en la comisaría de Santa Rosa, donde murió Magalí. También estuvieron el fiscal Carlos Leloutre; el secretario del Juzgado de Santa Rosa, Mauro D' Agata; el abogado de la familia Morales, Santiago Calderón Salomón, y los peritos designados por los allegados a la mujer, Mónica Checchi y David Demassi, quienes trabajan en los informes que incorporarán al expediente. 
La medida se hizo “para constatar altura y alguna otra cuestión que he verificado. Luego le di instrucciones a Criminalística de la Policía, que también participó, para que tomara medidas de distancias para incorporar mayor cantidad de elementos y luego poder resolver”, dijo el magistrado, quien comentó que conocía las dependencias, ya que suele visitar periódicamente las comisarías de la jurisdicción. 

Pinto agregó que la inspección del viernes amplía la que se hizo el domingo 5 de abril, día en que Magalí quedó detenida en la seccional 25 y falleció por una asfixia por ahorcamiento. Según la Policía, fue en circunstancias de un suicidio. Pero la familia de ella no cree en esta teoría y sospecha que pudo ser víctima de un homicidio o femicidio. “El particular damnificado tiene una hipótesis, de que ha habido un homicidio o un femicidio dentro de una comisaría. Yo estoy investigando. Cuando llegue el momento, haré una resolución y la daré a conocer. Que va a haber llamado a indagatoria, va a haber. Para ver en base a qué tipos penales tengo que correrle vista al fiscal, escucharlo y ver lo que dictamine en el expediente”, aclaró. 

 

 

El particular damnificado tiene una hipótesis, de que ha habido un homicidio o un femicidio dentro de una comisaría. Yo estoy investigando. Cuando llegue el momento, haré una resolución y la daré a conocer. Que va a haber llamado a indagatoria, va a haber



En la primera inspección estuvieron el secretario del juzgado de Santa Rosa, Valentín Fornasari; el criminalista del Poder Judicial, Eduardo Alonso, y el médico forense de la Tercera Circunscripción Judicial Gustavo Lafourcade Durán, quien estuvo al frente de la primera autopsia, que ha sido fuertemente cuestionada por la familia Morales y sus abogados. “Evidentemente la primera autopsia estaba incompleta —consideró el juez—, por eso pedimos una ampliación al doctor Lafourcade Durán. Y después que hizo la ampliación y acompañó todas las fotos consideramos llamarlo a prestar una declaración testimonial a los efectos que se ampliara y el fiscal, el particular damnificado y el defensor oficial preguntaran todo lo que consideraran”. 

El magistrado hizo lugar en su momento a la realización de la segunda autopsia, aunque dispuso que las costas debían correr por cuenta de la familia Morales. Ante esto, los abogados que los representan presentaron escritos oponiéndose. Finalmente, la Cámara del Crimen de Concarán instó al juez Pinto a arbitrar las medidas necesarias para que el estudio se hiciera de forma urgente y que las gestiones importaran el menor costo posible para los parientes de Magalí, que no están en condiciones de afrontarlo.

“La segunda autopsia se hizo. Esperamos la ampliación de quienes integran la junta médica forense que la hizo. Si bien ellos hicieron un informe, sugirieron la realización de una autopsia psicológica y una serie de estudios, que son los que se hacen en La Pampa. Cuando vengan, vamos a poner a la junta en conocimiento y emitirá un dictamen”, refirió. 

Al respecto del examen anatomopatológico, que aún no ha sido remitido desde La Pampa, Pinto estimó que llegará antes de que finalice el año. Lo realiza un laboratorio que depende del Superior Tribunal de Justicia de esa provincia. “Toda esta cuestión de la pandemia, del cierre de San Luis, dificultaba mantener la cadena de custodia por el tema de las postas. No se podían hacer estudios más que en alguna provincia vecina para facilitar la llegada de las muestras”, explicó. 

 


Por otro lado, resta tomar algunas declaraciones. “Hay testigos con los que me gustaría sentarme a escuchar antes de resolver. (Además) está la autopsia psicológica, en la que trabaja un cuerpo muy importante del Poder Judicial, conformado por psiquiatras, psicólogos y asistentes sociales, que están en pleno trabajo”, dijo.  
 

 

Comentá vos tambien...