17°SAN LUIS - Sabado 04 de Diciembre de 2021

17°SAN LUIS - Sabado 04 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Motoqueros de los 60 y 70: la pasión intacta

Por quinta vez, los pioneros del campeonato "Centro Cuyo" se reunieron en Villa Mercedes. Fue un homenaje y un recuerdo de la época dorada de los bólidos de dos ruedas, que incluyó la epopeya de la gente del sur de Córdoba para asistir a las carreras. Una jornada inolvidable en la que no faltó la emoción.

Por Johnny Díaz
| 28 de diciembre de 2020
Todos juntos. Quinto encuentro de pilotos de motos, preparadores, mecánicos y ayudantes del recordado campeonato "Centro Cuyo", que se corría en el motoparque de Cruz de Piedra. Fotos Juan Andrés Galli.

Más de 40 motos de las décadas del '60 y del '70 se reunieron por quinta vez consecutiva en la ciudad de Villa Mercedes para confraternizar, homenajear y recordar el famoso campeonato de motociclismo "Centro Cuyo", que se corría en el desaparecido motoparque de Cruz de Piedra

 

Esta vez el punto de encuentro fue la cabecera del Departamento Pedernera, hasta donde llegaron expilotos, mecánicos, preparadores y ayudantes de Villa Dolores, Bulnes, Sampacho, San Luis capital y los anfitriones mercedinos, encabezados por el legendario Fernando "Pajarito" Pino.

 

La juntada comenzó a rodar bien temprano por las calles de la ciudad de la Calle Angosta sin dejar nada librado al azar. Por eso se organizó una nutrida caravana con más de 35 motos que recorrió la ciudad hasta la plaza General Pedernera, frente a la Municipalidad, donde se le rindió un humilde homenaje al prócer argentino.

 

Foto: Juan Andrés Galli.

 

La gente se fue agolpando para ver motos de las marcas Puma 98cc y 125cc, Zanella 125cc, Gilera Macho de 200cc (de 1967 y 1969), DKW-Bessone (Dampf-Kraft-Wagen, que en alemán quiere decir coche movido por vapor, del año 1960), Guzzi y Siambretta de distintas cilindradas.

 

También se vieron Benelli, Harley Davidson (los fabricantes fueron Arthur Davidson y los hermanos Walter y William Harley), BMW (650cc y 1.300cc), Suzuki, Yamaha, Honda y Ducati.

 

El encuentro sirvió para reafirmar los valores deportivos de esos pilotos que dejaron horas de sus vidas preparando las máquinas, enemigos acérrimos en las pistas y amigos eternos fuera de ella.

 

El nutrido grupo dio rienda suelta a más de un recuerdo a medida que se iban acercando al lugar establecido para reunirse.

 

Como todos los años, no faltaron las anécdotas de la época, la actualidad y los planes a futuro de los pioneros del motociclismo competitivo de Cuyo y la zona sur de la provincia de Córdoba.

 

Foto: Juan Andrés Galli.

 

Bassino contó lo difícil que era para ellos estar en cada fecha del campeonato "Centro Cuyo". "No nos queríamos perder por nada una jornada. Era por puntos y faltar casi te dejaba sin chances. Veníamos con nuestras familias y pasábamos un fin de semana que siempre estará en mis recuerdos más allá de los resultados dentro de la pista", comentó.

 

"Nosotros integrábamos un lindo grupo y éramos muy solidarios. Muchas veces, cuando la situación económica no alcanzaba, hacíamos 'una vaquita' para que todos pudiéramos llegar a San Luis y correr. Eran otros tiempos", dijo Darwin Gigena con nostalgia.

 

Ernesto Grillo, uno de los coordinadores del encuentro, señaló: "Esto es muy lindo, apostamos a seguir creciendo y que año a año se vaya sumando más gente ligada al motociclismo. Tenemos que homenajear en vida a quienes marcaron el camino competitivo en Cuyo y el centro del país. El después no tiene sentido".

 

Su hermano Hugo agregó que "ya estamos pensando en el próximo encuentro, ojalá la situación mundial que se vive con la pandemia baje su peligrosidad y nos permita desarrollar una vida más normal, volver a estar más en contacto con la gente que viene de todo el sur cordobés haciendo un invalorable esfuerzo".

 

Foto: Juan Andrés Galli.

 

La emoción de Fernando "Pajarito" Pino se reflejaba en su rostro. "Esto que hoy compartimos a nuestra edad es invalorable. Juntarnos todos los años a recordar lo que vivimos cuando éramos jóvenes no tiene precio. Ojalá no se termine nunca y sigamos estando juntos un día al año de nuestras vidas", expresó. Pino fue uno de los coordinadores del evento y de los más solicitados a la hora de los recuerdos y anécdotas.

 

No es un personaje cualquiera el querido 'Pajarito', fue distinguido en 1977 como la figura deportiva del año y recibió el premio Lefa (una estatuilla del Quijote de la Mancha). Trajo a la memoria su dilatada campaña arriba de una moto, que el domingo se encargó de mostrar recorriendo las calles de Villa Mercedes con el sonido inconfundible de su Zanella número 35. Héctor Echandia lo definió bien: "Pino se destacó siempre por su humildad. Estaba dotado de una poderosa simpatía personal, resulta imposible detallar sus jornadas de gloria, a las que les dio lustre con su habilidad y capacidad".

 

Entre otros, participaron Osvaldo "El Flaco" Bassino (de Bulnes), acompañado de Darwin Gigena y  Víctor Hugo Fernández; José "Pepe" Funes, Hugo y Ernesto Grillo, Raúl Manavella, Eduardo Giordano, Héctor Comelli, Fernando "Pajarito" Pino, "Goyo" Rodríguez, Santiago Ponce y Camera Raddi, de Villa Mercedes. También Lito Cerizola, Mario Pérez, Miguel y Jaime Carbonelli, Gustavo Rivarola, David Pascussi, Alberto Becerra, Jorge Gil, Ricardo Páez Gil, Emiliano Odorico, Ernesto Schwarz, Ricardo Castellani, Martín Cordero, Dante Carlini, Juan Lepri y Edgardo Páez. 

 

Foto: Juan Andrés Galli.

 

El almuerzo que se sirvió en una parrilla y restaurante sobre la ruta 7 fue el escenario de mayor emotividad del encuentro. Mientras iban sentándose a la mesa, volvieron los recuerdos y las anécdotas y a más de uno se le escapo una lágrima de felicidad.

 

Foto: Juan Andrés Galli.

 

Cuando llegó la hora de la despedida, todos se comprometieron a decir presente en 2021, pero antes le quisieron rendir un sencillo homenaje a "Cututo" Velázquez (de Villa Dolores), otro personaje del "Centro Cuyo", ese campeonato inolvidable que marcó la amistad del grupo para siempre.

 

Comentá vos tambien...