Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Convocan a una audiencia pública para mejorar el transporte urbano

Tarifas elevadas, bajas frecuencias y falta de cobertura son algunos de los problemas que quieren solucionar.

El transporte urbano de pasajeros está bajo la lupa. Un combo de tarifas elevadas, bajas frecuencias y recorridos poco eficientes ha provocado que muchos villamercedinos dejen de usar el colectivo para moverse por la ciudad. Por eso, el Municipio convocó a una audiencia pública en la que pretende escuchar las opiniones e ideas de todos los ciudadanos para redactar un proyecto de “mejora y optimización" de un servicio clave para los vecinos.

"Sabemos que no es óptimo ni eficiente, que no llega a lugares que tendría que llegar y que las frecuencias no son buenas", admitió sin vueltas Fernando Revello, quien está al frente de la Subsecretaría de Transporte de la Comuna. Por eso, para resolver esos problemas harán uso de una herramienta legal que está contemplada en la Ordenanza 947, que fue promulgada a mediados del 2019 pero que aún no había sido aprovechada.

"Es un método de participación ciudadana por excelencia que nos permite escuchar los intereses de los actores principales, que son los usuarios, los choferes y las empresas", explicó.

La convocatoria es para este viernes a las 18, en el teatro de la Casa de la Cultura. Cualquier ciudadano puede asistir, siempre y cuando se haya inscripto antes por correo electrónico (subsecretariatransportevm@gmail.com) o de forma presencial en el ala sur de la Municipalidad, de 7 a 13, o en el sector de informes de la Terminal de Ómnibus, de 7 a 13 y de 16 a 20.

Los que se anoten tendrán turnos de cinco minutos para hacer su exposición y hablar de las falencias que notan en los colectivos o incluso presentar sus iniciativas. Luego, todo será transcripto y volcado en actas que servirán para armar un nuevo proyecto de ordenanza. "Al regir una emergencia, las modificaciones también tienen que ser tratadas por el Concejo Deliberante. Por eso, tenemos que hacer esto ahora y presentar una propuesta cuando empiecen las sesiones, antes de que comiencen las clases, que es cuando más se utiliza el servicio", amplió.

El funcionario contó que cuando asumió en su cargo, en diciembre del año pasado, se encontró con una catarata de reclamos de los usuarios, que después se replicaron en cada barrio que recorrió con el intendente Maximiliano Frontera y el resto del gabinete municipal.

Una de las quejas principales es la demora que hay entre una unidad y otra. "No sirve que la frecuencia sea de 50 minutos, ni que una persona que tenga que ir a la facultad tarde una hora y media en llegar", ejemplificó.

La empresa Sol Bus tiene la concesión del servicio hasta el 2023. Con la emergencia que se promulgó en 2018 y que más tarde se prorrogó hasta junio de este año, la firma dispone de veinte colectivos para cubrir toda la ciudad. Los recorridos, también establecidos por la normativa, son realizados por cuatro líneas: la A, la E, la Este y la Oeste. Estas dos últimas “son totalmente improductivas” para Revello.

Además, hay barrios y zonas que no tienen el transporte a mano. "En el San José nos han pedido que vuelva a pasar por la calle Uruguay, también en las 70 Viviendas por Asia, en el Ciudad Jardín, el Familia Unida, el Kilómetro 4. Hasta he hablado con jueces que nos solicitan que haya una parada en Tribunales, como una forma de garantizar el acceso a la Justicia", dijo.

El subsecretario agregó que las tarifas estarán congeladas por 120 días y que el regreso de los subsidios (otorgados por los gobiernos nacional y provincial) contribuirá a mejorar un servicio en decadencia. “Tenemos que lograr que la gente vuelva a usar el colectivo, porque eso también nos va a ayudar a ordenar el tránsito vehicular. Pero, para eso, necesitamos que sea útil y funcional", planteó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Convocan a una audiencia pública para mejorar el transporte urbano

Tarifas elevadas, bajas frecuencias y falta de cobertura son algunos de los problemas que quieren solucionar.

Parada. Hasta junio está vigente una emergencia en el servicio, que fue promulgada en 2018 y luego prorrogada.

El transporte urbano de pasajeros está bajo la lupa. Un combo de tarifas elevadas, bajas frecuencias y recorridos poco eficientes ha provocado que muchos villamercedinos dejen de usar el colectivo para moverse por la ciudad. Por eso, el Municipio convocó a una audiencia pública en la que pretende escuchar las opiniones e ideas de todos los ciudadanos para redactar un proyecto de “mejora y optimización" de un servicio clave para los vecinos.

"Sabemos que no es óptimo ni eficiente, que no llega a lugares que tendría que llegar y que las frecuencias no son buenas", admitió sin vueltas Fernando Revello, quien está al frente de la Subsecretaría de Transporte de la Comuna. Por eso, para resolver esos problemas harán uso de una herramienta legal que está contemplada en la Ordenanza 947, que fue promulgada a mediados del 2019 pero que aún no había sido aprovechada.

"Es un método de participación ciudadana por excelencia que nos permite escuchar los intereses de los actores principales, que son los usuarios, los choferes y las empresas", explicó.

La convocatoria es para este viernes a las 18, en el teatro de la Casa de la Cultura. Cualquier ciudadano puede asistir, siempre y cuando se haya inscripto antes por correo electrónico (subsecretariatransportevm@gmail.com) o de forma presencial en el ala sur de la Municipalidad, de 7 a 13, o en el sector de informes de la Terminal de Ómnibus, de 7 a 13 y de 16 a 20.

Los que se anoten tendrán turnos de cinco minutos para hacer su exposición y hablar de las falencias que notan en los colectivos o incluso presentar sus iniciativas. Luego, todo será transcripto y volcado en actas que servirán para armar un nuevo proyecto de ordenanza. "Al regir una emergencia, las modificaciones también tienen que ser tratadas por el Concejo Deliberante. Por eso, tenemos que hacer esto ahora y presentar una propuesta cuando empiecen las sesiones, antes de que comiencen las clases, que es cuando más se utiliza el servicio", amplió.

El funcionario contó que cuando asumió en su cargo, en diciembre del año pasado, se encontró con una catarata de reclamos de los usuarios, que después se replicaron en cada barrio que recorrió con el intendente Maximiliano Frontera y el resto del gabinete municipal.

Una de las quejas principales es la demora que hay entre una unidad y otra. "No sirve que la frecuencia sea de 50 minutos, ni que una persona que tenga que ir a la facultad tarde una hora y media en llegar", ejemplificó.

La empresa Sol Bus tiene la concesión del servicio hasta el 2023. Con la emergencia que se promulgó en 2018 y que más tarde se prorrogó hasta junio de este año, la firma dispone de veinte colectivos para cubrir toda la ciudad. Los recorridos, también establecidos por la normativa, son realizados por cuatro líneas: la A, la E, la Este y la Oeste. Estas dos últimas “son totalmente improductivas” para Revello.

Además, hay barrios y zonas que no tienen el transporte a mano. "En el San José nos han pedido que vuelva a pasar por la calle Uruguay, también en las 70 Viviendas por Asia, en el Ciudad Jardín, el Familia Unida, el Kilómetro 4. Hasta he hablado con jueces que nos solicitan que haya una parada en Tribunales, como una forma de garantizar el acceso a la Justicia", dijo.

El subsecretario agregó que las tarifas estarán congeladas por 120 días y que el regreso de los subsidios (otorgados por los gobiernos nacional y provincial) contribuirá a mejorar un servicio en decadencia. “Tenemos que lograr que la gente vuelva a usar el colectivo, porque eso también nos va a ayudar a ordenar el tránsito vehicular. Pero, para eso, necesitamos que sea útil y funcional", planteó.

Logín