Escuchá acá la 96.3
X

Comerciantes reclamaron por la devolución de su mercadería incautada

Unos 50 vendedores protestaron frente al edificio del Poder Judicial. Son parte del contingente a los que Policía Federal les incautó un cargamento por violar la Ley de Marcas y la Ley de Contrabando. Ellos dicen que una parte de la carga es legal.

Unos 50 comerciantes sanjuaninos reclamaron este viernes frente al edificio del Poder Judicial de Villa Mercedes -en Lavalle extemo sur- por la devolución de la mercadería (en su gran mayoría ropa) que la Policía Federal les decomisó este jueves por la presunta violación a la Ley de Marcas y a la Ley de Contrabando.

Durante la protesta los comerciantes exigieron la devolución de una cantidad de mercadería que, según sus dichos, fue adquirida legamente y no viola ninguna norma. Se trata de numerosos bultos con ropa que tienen la correspondiente factura de compra y que necesitan recuperar para poder venderla ya que es trabajo consiste en la venta de prendas de vestir.

A su vez, los vendedores denunciaron una serie de irregularidades y desprolijidades en el procedimiento que desarrollaron policías de la subdelegación Villa Mercedes por orden del juez federal , Juan Carlos Nacul.

El cargamento de ropa -que venía en un camión y un colectivo- fue interceptado por efectivos de la Policía Federal que incautó toda la carga. Según el magistrado “esto en un delito, afecta la Ley de Marcas, afecta al pago de impuestos y a la industria nacional. La mercadería quedará secuestrada a disposición de la Aduana y la AFIP”, afirmó.

Sin embargo, desde el primer momento, los comerciantes afirmaron que una gran parte de la carga fue comprada legalmente.

Los vendedores viajaban por la Autopista de las Serranías Puntanas con destino a San Juan cuando fueron interceptados por Policía Federal.

“Estamos varados desde ayer sin una solución. Se realizaron procedimientos que no son normales. Somos todos comerciantes, hay monotributistas y responsables inscriptos. En el camión traíamos mercadería que compramos legalmente y cuyos bultos tenían su correspondiente factura. La policía trajo al perro que detecta droga y no encontraron nada, pero después, al confiscar la mercadería, la mezclaron toda. Además hasta el momento no nos han notificado de nada. Estamos acá varados sin tener una respuesta”, afirmó Andrea, una de los comerciantes que participaron de la protesta.

“Si bien había bultos que no cumplían la Ley de Marcas, que estamos de acuerdo que debe confiscar, hay mucha otra mercadería que no es ilegal. Fue comprada en buena fe. Pero la policía rajó los bultos con unos cuchillos y las boletas se volaban. Se lo dijimos pero no hicieron caso. Rajaban los bultos y volaban las facturas. Había facturas originales pero ellos permitieron que se volaran. Tampoco preguntaron de quién eran los respectivos bultos para que sus dueños se hicieran cargo de su compra”, agregó.

“Con los bultos rotos, rajados, mezclaron toda la ropa. Nunca tomaron la precaución de revisar bien lo ilegal y separar lo que fue comprado legalmente y con su correspondiente factura”, añadió Gabriela otra de las mujeres comerciantes.

“Hasta este momento nadie nos comunicó nada. Somos ochenta personas damnificadas y nadie nos notificó absolutamente nada. Quisimos hablar con el juez pero salió y cuando nos vio se volvió a su despacho. Queremos que nos devuelvan la mercadería que compramos legalmente. Eso exigimos”, subrayó María, otra de las vendedoras.

Los comerciantes están varados desde este jueves y anoche durmieron dentro de los micros a la espera de una resolución por parte del juez Nacul.

“Un centro de jubilados nos brindó agua caliente para el mate y nos permitió usar los baños. También un que trabaja en un supermercado nos ayudó mucho. Pasamos la noche en el micro, con frío y hambre porque ya no tenemos más plata”, contó Andrea.  

“Estamos acá desde que empezó el procedimiento intentando mostrar nuestras facturas de las compras que se hicieron legalmente, pero nadie nos escucha. Ahora, con toda la mercadería mezclada, no van a saber de quién es cada bulto. ¿Cómo van a devolver lo que compramos correctamente?”, se preguntó la mujer.

 

 

 

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Comerciantes reclamaron por la devolución de su mercadería incautada

Unos 50 vendedores protestaron frente al edificio del Poder Judicial. Son parte del contingente a los que Policía Federal les incautó un cargamento por violar la Ley de Marcas y la Ley de Contrabando. Ellos dicen que una parte de la carga es legal.

Fotos: Héctor Portela - Juan Andrés Galli.

Unos 50 comerciantes sanjuaninos reclamaron este viernes frente al edificio del Poder Judicial de Villa Mercedes -en Lavalle extemo sur- por la devolución de la mercadería (en su gran mayoría ropa) que la Policía Federal les decomisó este jueves por la presunta violación a la Ley de Marcas y a la Ley de Contrabando.

Durante la protesta los comerciantes exigieron la devolución de una cantidad de mercadería que, según sus dichos, fue adquirida legamente y no viola ninguna norma. Se trata de numerosos bultos con ropa que tienen la correspondiente factura de compra y que necesitan recuperar para poder venderla ya que es trabajo consiste en la venta de prendas de vestir.

A su vez, los vendedores denunciaron una serie de irregularidades y desprolijidades en el procedimiento que desarrollaron policías de la subdelegación Villa Mercedes por orden del juez federal , Juan Carlos Nacul.

El cargamento de ropa -que venía en un camión y un colectivo- fue interceptado por efectivos de la Policía Federal que incautó toda la carga. Según el magistrado “esto en un delito, afecta la Ley de Marcas, afecta al pago de impuestos y a la industria nacional. La mercadería quedará secuestrada a disposición de la Aduana y la AFIP”, afirmó.

Sin embargo, desde el primer momento, los comerciantes afirmaron que una gran parte de la carga fue comprada legalmente.

Los vendedores viajaban por la Autopista de las Serranías Puntanas con destino a San Juan cuando fueron interceptados por Policía Federal.

“Estamos varados desde ayer sin una solución. Se realizaron procedimientos que no son normales. Somos todos comerciantes, hay monotributistas y responsables inscriptos. En el camión traíamos mercadería que compramos legalmente y cuyos bultos tenían su correspondiente factura. La policía trajo al perro que detecta droga y no encontraron nada, pero después, al confiscar la mercadería, la mezclaron toda. Además hasta el momento no nos han notificado de nada. Estamos acá varados sin tener una respuesta”, afirmó Andrea, una de los comerciantes que participaron de la protesta.

“Si bien había bultos que no cumplían la Ley de Marcas, que estamos de acuerdo que debe confiscar, hay mucha otra mercadería que no es ilegal. Fue comprada en buena fe. Pero la policía rajó los bultos con unos cuchillos y las boletas se volaban. Se lo dijimos pero no hicieron caso. Rajaban los bultos y volaban las facturas. Había facturas originales pero ellos permitieron que se volaran. Tampoco preguntaron de quién eran los respectivos bultos para que sus dueños se hicieran cargo de su compra”, agregó.

“Con los bultos rotos, rajados, mezclaron toda la ropa. Nunca tomaron la precaución de revisar bien lo ilegal y separar lo que fue comprado legalmente y con su correspondiente factura”, añadió Gabriela otra de las mujeres comerciantes.

“Hasta este momento nadie nos comunicó nada. Somos ochenta personas damnificadas y nadie nos notificó absolutamente nada. Quisimos hablar con el juez pero salió y cuando nos vio se volvió a su despacho. Queremos que nos devuelvan la mercadería que compramos legalmente. Eso exigimos”, subrayó María, otra de las vendedoras.

Los comerciantes están varados desde este jueves y anoche durmieron dentro de los micros a la espera de una resolución por parte del juez Nacul.

“Un centro de jubilados nos brindó agua caliente para el mate y nos permitió usar los baños. También un que trabaja en un supermercado nos ayudó mucho. Pasamos la noche en el micro, con frío y hambre porque ya no tenemos más plata”, contó Andrea.  

“Estamos acá desde que empezó el procedimiento intentando mostrar nuestras facturas de las compras que se hicieron legalmente, pero nadie nos escucha. Ahora, con toda la mercadería mezclada, no van a saber de quién es cada bulto. ¿Cómo van a devolver lo que compramos correctamente?”, se preguntó la mujer.

 

 

 

 

 

Logín