Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Dichos y hechos para alcanzar el desarrollo

La agenda socioeconómica de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus ambiciosos planes mundiales para las personas, el planeta y la prosperidad, está dominada por objetivos, metas y plazos, con los que se pretende concretarla y cuantificarla.

Pero incluso así, lamentablemente, la mayoría de las naciones del Sur en desarrollo está luchando en desventaja para alcanzar estos objetivos, debido en gran medida a la falta de la muy necesaria financiación y/o la falta de voluntad política por parte de la mayoría de los gobiernos.

Se espera que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que se lanzaron en 2015 e incluyen la meta de la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, se alcancen para la fecha prevista de 2030.

Pero, a juzgar por el progreso limitado realizado hasta el momento, incluso la (ONU) se muestra escéptica sobre ganar la carrera contra la pobreza y el hambre en el mundo en la fecha límite, además de lograr compromisos como la igualdad de género, la educación de calidad y la acción climática en todo el mundo.

El Acuerdo de París sobre cambio climático, alcanzado en 2015, incluye un inventario mundial para evaluar cada cinco años el progreso colectivo y las contribuciones nacionales a las que los Estados Partes se comprometieron para lograr contener el alza de la temperatura en al menos 1,5 grados centígrados.

También, las 20 Metas de Aichi para biodiversidad, destinadas principalmente a proteger y preservar los ecosistemas del mundo, tienen como fecha límite de cumplimiento el fin de este mismo 2020.

Esas metas, que tomaron como nombre la ciudad japonesa donde se acordaron, se formularon dentro del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 adoptado en 2010 y se agruparon en cinco objetivos.

En ellos se incluyen abordar las causas de la pérdida de biodiversidad, reducir las presiones sobre esa biodiversidad promoviendo su uso sostenible, así como salvaguardar los ecosistemas, las especies y la diversidad genética.

Las Metas de Aichi van a ser sustituidas por un Marco Mundial de la Diversidad Biológica Posterior a 2020, que deberá ser aprobado en la 15ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB), la llamada COP15, que tendrá lugar en la ciudad de Kunming, en China, entre el 15 y el 28 de octubre.

En las reuniones preparatorias, los especialistas de la defensa del medio ambiente y los científicos que trabajan en el Convenio sobre Diversidad Biológica, aseguran que “la investigación nos lleva a la conclusión de que las acciones no han sido suficientes para acelerar el progreso hacia el logro de las Metas de Aichi en la medida requerida”.

En consecuencia, reconocieron, “es probable que ninguna de las 20 Metas de Aichi se cumpla por completo, aunque sí se han logrado algunos componentes o elementos específicos dentro de las metas”.

Una evaluación completa sobre el cumplimiento de las Metas se dará a conocer el 18 de mayo, cuando se publicará el quinto informe sobre el estado de la biodiversidad en el mundo.

“Pero podemos decir, en general, que ha habido una gran cantidad de políticas y acciones desarrolladas en todas partes del mundo para abordar la pérdida de biodiversidad, que incluso acumulativamente no han sido suficientes para cumplir los objetivos acordados por la comunidad mundial”, adelantó el CDB.

“Tendremos que construir sobre estos (logros parciales) a medida que avanzamos para lograr la Visión para 2050”, señalaron, en referencia al conjunto de pautas convenidas en 2017 para que en ese año la humanidad viva en armonía con la naturaleza, con medidas que cristalicen un desarrollo sostenible con la diversidad biológica.

Alcanzar el desarrollo, proteger el planeta, favorecer y preservar la biodiversidad. Las deudas se acumulan para la humanidad en su relación con el planeta. Del dicho al hecho, hay mucho trecho por recorrer. Hasta ahora, sobran las palabras y faltan las acciones concretas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Dichos y hechos para alcanzar el desarrollo

La agenda socioeconómica de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus ambiciosos planes mundiales para las personas, el planeta y la prosperidad, está dominada por objetivos, metas y plazos, con los que se pretende concretarla y cuantificarla.

Pero incluso así, lamentablemente, la mayoría de las naciones del Sur en desarrollo está luchando en desventaja para alcanzar estos objetivos, debido en gran medida a la falta de la muy necesaria financiación y/o la falta de voluntad política por parte de la mayoría de los gobiernos.

Se espera que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que se lanzaron en 2015 e incluyen la meta de la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, se alcancen para la fecha prevista de 2030.

Pero, a juzgar por el progreso limitado realizado hasta el momento, incluso la (ONU) se muestra escéptica sobre ganar la carrera contra la pobreza y el hambre en el mundo en la fecha límite, además de lograr compromisos como la igualdad de género, la educación de calidad y la acción climática en todo el mundo.

El Acuerdo de París sobre cambio climático, alcanzado en 2015, incluye un inventario mundial para evaluar cada cinco años el progreso colectivo y las contribuciones nacionales a las que los Estados Partes se comprometieron para lograr contener el alza de la temperatura en al menos 1,5 grados centígrados.

También, las 20 Metas de Aichi para biodiversidad, destinadas principalmente a proteger y preservar los ecosistemas del mundo, tienen como fecha límite de cumplimiento el fin de este mismo 2020.

Esas metas, que tomaron como nombre la ciudad japonesa donde se acordaron, se formularon dentro del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 adoptado en 2010 y se agruparon en cinco objetivos.

En ellos se incluyen abordar las causas de la pérdida de biodiversidad, reducir las presiones sobre esa biodiversidad promoviendo su uso sostenible, así como salvaguardar los ecosistemas, las especies y la diversidad genética.

Las Metas de Aichi van a ser sustituidas por un Marco Mundial de la Diversidad Biológica Posterior a 2020, que deberá ser aprobado en la 15ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB), la llamada COP15, que tendrá lugar en la ciudad de Kunming, en China, entre el 15 y el 28 de octubre.

En las reuniones preparatorias, los especialistas de la defensa del medio ambiente y los científicos que trabajan en el Convenio sobre Diversidad Biológica, aseguran que “la investigación nos lleva a la conclusión de que las acciones no han sido suficientes para acelerar el progreso hacia el logro de las Metas de Aichi en la medida requerida”.

En consecuencia, reconocieron, “es probable que ninguna de las 20 Metas de Aichi se cumpla por completo, aunque sí se han logrado algunos componentes o elementos específicos dentro de las metas”.

Una evaluación completa sobre el cumplimiento de las Metas se dará a conocer el 18 de mayo, cuando se publicará el quinto informe sobre el estado de la biodiversidad en el mundo.

“Pero podemos decir, en general, que ha habido una gran cantidad de políticas y acciones desarrolladas en todas partes del mundo para abordar la pérdida de biodiversidad, que incluso acumulativamente no han sido suficientes para cumplir los objetivos acordados por la comunidad mundial”, adelantó el CDB.

“Tendremos que construir sobre estos (logros parciales) a medida que avanzamos para lograr la Visión para 2050”, señalaron, en referencia al conjunto de pautas convenidas en 2017 para que en ese año la humanidad viva en armonía con la naturaleza, con medidas que cristalicen un desarrollo sostenible con la diversidad biológica.

Alcanzar el desarrollo, proteger el planeta, favorecer y preservar la biodiversidad. Las deudas se acumulan para la humanidad en su relación con el planeta. Del dicho al hecho, hay mucho trecho por recorrer. Hasta ahora, sobran las palabras y faltan las acciones concretas.

Logín