17.9°SAN LUIS - Viernes 23 de Octubre de 2020

17.9°SAN LUIS - Viernes 23 de Octubre de 2020

EN VIVO

Murió la mujer que fue apuñalada en el barrio 131 Viviendas

El deceso se produjo este miércoles aproximadamente a las 12:20 en el Hospital San Luis. Aún investigan si un tercero fue quien asesinó a Natalia Huguenine y a su vecino Julio Mariño.

Por redacción
| 05 de febrero de 2020
El confuso episodio fue el domingo 19 de enero. Foto: Nicolás Varvara.

La mujer que fue apuñalada el domingo 19 de enero en el mismo inquilinato en el que un hombre fue asesinado a cuchilladas, en el barrio 131 Viviendas de San Luis, murió ayer, cerca de las 12:30, en la terapia intensiva del Hospital San Luis, según informó una fuente cercana a la causa.

 

Natalia Huguenine y Julio Mariño, de 63 años, fueron atacados a cuchillazos ese domingo antes de las cinco de la madrugada. El homicida, según estiman los investigadores, sería una tercera persona que estuvo junto a las víctimas bebiendo alcohol esa noche en una habitación que la mujer alquilaba en la peatonal 5 del mencionado barrio. Mariño era su vecino.

 

“Se logró la identificación del supuesto tercero y ya tiene conocimiento el juzgado. Personal de la brigada de calle está tratando de ubicarlo y, una vez que el juez ordene o dictamine alguna medida en contra de él, realizaremos lo que sea inherente para ubicarlo”, adelantó la subjefa del Departamento Homicidios, subcomisario Lorena Martínez.

 

Señaló que hasta ayer a la tarde, tras la muerte de Huguenine, solo habían recibido la orden del juez Penal 2, Ariel Parrillis, de realizarle la autopsia a la víctima. “Ella estaba internada por las múltiples lesiones punzocortantes que tenía y el deceso habría sido provocado por una infección generalizada”, contó Martínez. Durante el ataque, la mujer también había sufrido golpes en el rostro. Según refirió la directora del Hospital San Luis, María José Zanglá, la víctima ingresó a la terapia con “el abdomen abierto y contenido por múltiples lesiones de órganos”.

 

La autopsia practicada a Julio Mariño estableció que la causa de su muerte fue un “shock hipovolémico secundario” (una hemorragia), y que sufrió “una lesión de grandes vasos, arteria aorta y pulmonar”, informó días atrás el jefe del Departamento Homicidios, subcomisario Javier Sosa. Según otra fuente consultada, también presentaba heridas de defensa en las manos. Es decir que el hombre habría tratado de oponerse al ataque del agresor.

 

Esa madrugada, Huguenine —tras ser atacada— salió sangrando y corrió algunas cuadras hasta que fue socorrida por una persona que transitaba por la calle. Allí, personal médico de una ambulancia le dio los primeros auxilios y luego fue trasladada al Hospital San Luis. En ese momento ella dio su versión de lo ocurrido.

 

Los efectivos del Departamento Homicidios de la Policía intentaron corroborar ese relato a través de otros elementos, entre ellos, la declaración de vecinos, lo que surgió de la inspección ocular y las pericias. De los testimonios surgió, en principio, que Mariño y Huguenine habrían estado en la vivienda de ella, compartiendo bebidas desde las diez de la noche del sábado hasta las primeras horas del domingo, junto a una tercera persona.

 

En algún momento de la noche, Mariño se fue a dormir a su habitación y la mujer se habría quedado con este acompañante, alguien que sería conocido. Creen que entre ellos hubo una discusión y pelea, en medio de la cual la mujer fue herida, y que esta persona fue a la pieza de Mariño y lo atacó. Al hombre lo hallaron muerto en la cama, en el único lugar de ese ambiente donde los investigadores encontraron sangre, por lo que creen que fue atacado mientras descansaba.

 

Comentá vos tambien...