Lo arrestaron por violar la cuarentena y después descubrieron que había robado: fue preso

Cuando lo encontraron deambulando por las calles del barrio Eva Perón II, llevaba puestas unas zapatillas Nike que habían sido robadas la madrugada del domingo 22.

Este martes, Nicolás José Ortiz tuvo el destino que seguramente esperaba: la cárcel. La jueza Mirta Ucelay lo envió a la Penitenciaría de San Luis por entrar a robar en una casa del barrio El Criollo. Lo curioso es que el hombre fue aprehendido pocas horas después de haber saqueado la vivienda, pero no por ese hecho en sí, sino por violar la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus. Recién cuando estaba en la Comisaría 40ª fue informado de que los policías de la Comisaría 36ª también lo buscaban por el hurto en la casa de los Luna Nogueira.

Cuando los efectivos lo encontraron deambulando por las calles del barrio Eva Perón II, Ortiz usaba las zapatillas, marca Nike, que María José Luna Nogueira había denunciado como robadas la madrugada del domingo 22. De la casa, ubicada en Vicente al 600, habían sustraído, además, una bicicleta, una caja de herramientas y un taladro.

Los investigadores hallaron la bicicleta, rodado 26, y las herramientas en un baldío de las inmediaciones del barrio Eva Perón, y el taladro fue devuelto por quien se lo había comprado a Ortiz. Las pruebas que resultaron claves para ubicar al sospechoso fueron un par de testimonios de vecinos que lo habían visto con el botín, detalló la oficial principal Daniela Kamorovsky, subjefe de la Comisaría 36ª.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Lo arrestaron por violar la cuarentena y después descubrieron que había robado: fue preso

Cuando lo encontraron deambulando por las calles del barrio Eva Perón II, llevaba puestas unas zapatillas Nike que habían sido robadas la madrugada del domingo 22.

A la cárcel. Ortiz cuando era trasladado al penal de San Luis. Foto: Juan Andrés Galli.

 
 
 

Este martes, Nicolás José Ortiz tuvo el destino que seguramente esperaba: la cárcel. La jueza Mirta Ucelay lo envió a la Penitenciaría de San Luis por entrar a robar en una casa del barrio El Criollo. Lo curioso es que el hombre fue aprehendido pocas horas después de haber saqueado la vivienda, pero no por ese hecho en sí, sino por violar la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus. Recién cuando estaba en la Comisaría 40ª fue informado de que los policías de la Comisaría 36ª también lo buscaban por el hurto en la casa de los Luna Nogueira.

Cuando los efectivos lo encontraron deambulando por las calles del barrio Eva Perón II, Ortiz usaba las zapatillas, marca Nike, que María José Luna Nogueira había denunciado como robadas la madrugada del domingo 22. De la casa, ubicada en Vicente al 600, habían sustraído, además, una bicicleta, una caja de herramientas y un taladro.

Los investigadores hallaron la bicicleta, rodado 26, y las herramientas en un baldío de las inmediaciones del barrio Eva Perón, y el taladro fue devuelto por quien se lo había comprado a Ortiz. Las pruebas que resultaron claves para ubicar al sospechoso fueron un par de testimonios de vecinos que lo habían visto con el botín, detalló la oficial principal Daniela Kamorovsky, subjefe de la Comisaría 36ª.

Logín