SAN LUIS - Jueves 26 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Jueves 26 de Mayo de 2022

EN VIVO

Las mujeres solo ocupan el 18% de los cargos en los sindicatos

Además, únicamente el 14% está a cargo de la Secretaría General y en los seis gremios docentes de San Luis, que tienen mayoría de afiliadas, cuatro están a cargo de varones. Cinco gremialistas opinan sobre esta realidad y los desafíos para el futuro de las nuevas generaciones de trabajadoras.

Por redacción
| 05 de abril de 2020
Foto: Internet.

Aunque existe una Ley de Cupo Sindical Femenino que establece un piso del 30 por ciento para la representación de las mujeres en cargos electivos y representativos, la realidad demuestra que solo un 18 por ciento de esos espacios (secretaria, subsecretaria o prosecretaria) hoy están ocupados por ellas y que, de ese porcentaje, el 74% se dedica a temáticas mal consideradas "de mujeres". Estos datos se desprenden del informe “La participación femenina en las comisiones directivas de las organizaciones sindicales”, realizado por la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales, dependiente del Ministerio de Trabajo, en 2016.

 

Mientras que el estudio que realizó en 2019 el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) entre 140 asociaciones sindicales (7 confederaciones, 48 federaciones y 85 sindicatos) confirmó que las asociaciones a cargo de mujeres en el país representan menos del 5 por ciento y el porcentaje de mujeres en comisiones directivas es del 20 por ciento en sindicatos y 12 en federaciones. Otro dato que se pudo conocer es que el 14,3 por ciento de las dirigentes ocupan las secretarías generales de las confederaciones y que el 25 por ciento del total son integrantes de los secretariados.

 

Pero la primera desigualdad en el mundo del trabajo entre varones y mujeres se nota en la tasa actual de actividad laboral femenina, es decir, el ingreso de las mujeres al mundo del trabajo, que es del 53,8 por ciento; mientras que la masculina llega a 76,6. Esto evidencia que existe una diferencia de más de 20 puntos, según el estudio que realizó la corriente “Mujeres sindicalistas” de la CGT titulado “La participación de la mujer: mundo laboral, sindicalismo y representación política”.

 

 

 

Esta realidad también persiste entre los gremios nacionales con presencia en San Luis y en los sindicatos provinciales. El Diario de la República convocó a cinco mujeres líderes de organizaciones de trabajadores, para que contaran sus experiencias y dieran su opinión sobre los cambios que deben darse en sus organizaciones.

 

Ana Lía Trifiró, secretaria general de la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) recordó: “Desde que yo empecé hasta hoy las mujeres en los gremios han avanzado bastante, pero la paridad de género todavía no se respeta en las comisiones directivas".

 

"En nuestro gremio —abundó— tratamos que la secretaría general la ocupe siempre una mujer, porque ese es nuestro sello distintivo. Pero detrás siempre buscamos que haya muchos varones porque de lo contrario nos faltaría para cumplir con el cupo masculino. Y por eso nos ocupamos de convocar a compañeros de todas las profesiones de la salud, para que vengan a trabajar con nosotras”.

 

Otra experimentada sindicalista es la secretaria general del gremio de Viajantes, Nora Bort. “En San Luis lo que yo veo con mis propios pares secretarios generales es que si tienen mujeres en las comisiones directivas, no las dejan participar en la toma de decisiones. Todavía los lugares de conducción que se logran están ligados a la Secretaría de la Mujer, pero ni se piensa en proponer a una de nosotras para ser secretaria general”, sostiene.

 

“Primero tenemos que pelear por todos los cargos", respondió cuando le preguntaron sobre el futuro. "Cuando se ha querido conformar la CGT en la provincia a mí me decían que fuera a la Secretaría de Género y la verdad es que yo no quería. ¿Por qué no podía ser la general, adjunta o la gremial? Porque se da por hecho que esos cargos son para los hombres”, denuncia.

 

Sandra Escalante, secretaria adjunta de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), contó que en esa institución la realidad es bien diferente, entre otras cosas porque el 60 por ciento de los afiliados son mujeres. Además, señaló que “la comisión directiva actual de ATE San Luis está conformada por cinco varones y cinco mujeres”. “Ahora estamos luchando para modificar el estatuto para que, además, se produzca la alternancia en la secretaría general y un mismo compañero o compañera solo esté a cargo por dos períodos”, resaltó.

 

Algunos compañeros apoyan su lucha, señala Sandra. "Es muy importante para nosotros haber tomado esta decisión a pesar de que la ley de cupo femenino pide un 30 por ciento de los cargos. Esto fue posible también por la apertura de nuestro secretario general, Fernando Gatica. Yo he formado parte de varias comisiones desde el 2002 y esta realmente te permite crecer en el trabajo gremial”

 

Otro gremio con mayoría de mujeres es el de docentes UTEP, donde su secretaria general, Soledad Correa, hizo una aclaración muy pertinente: “El trabajo de las mujeres en los sindicatos de San Luis es difícil, porque en los otros gremios docentes que son mayoritariamente femeninos como UDA, Amep, Sadop y Asde son todos hombres sus secretarios generales, salvo el nuestro y el de universitarios Sidiu, donde ahora asumió Jimena Juri Ayub. Este es un dato que nos dice algo. Y en el resto de los sindicatos los puestos más importantes siguen en manos de los varones”.

 

Y agregó que “hay formas nuevas de hacer sindicalismo y estas diferencias, que son reales entre hombres y mujeres, hacen que se puedan visualizar distintas maneras de acercamiento y comunicación”. “Respecto de las formas masculinas tradicionales de conducción, yo siempre trato de apelar al diálogo y la mediación. Esencialmente la mujer tiene estas características, y no digo que los varones no las tengan, pero por lo que he podido ver en manifestaciones públicas nosotras tenemos otra forma de ser: ni mejores, ni peores. Estos tiempos requieren de nuevas formas de conducir y este es el desafío que asumí estando de este lado, porque no hay construcción sin diálogo”, dijo.

 

Otra dirigente que debió hacerse un lugar en un sindicato eminentemente masculino fue Daniela Cerioni, secretaria de la seccional San Luis de Luz y Fuerza. “En los sindicatos las mujeres siempre colaboramos pero sin un cargo dentro de la comisión. Siempre tenemos que salir a demostrar lo que somos capaces de hacer. A mis compañeros siempre les digo que colgada de los cables no voy a estar porque no es mi función, pero que tengan la plena seguridad que los voy a defender de todo”. Y puntualizó: “Las mujeres de San Luis somos especiales y hay que ponderarnos. Tenemos la fuerza, las ganas y el deseo de cambiar porque está en nuestra idiosincrasia. Y el hecho de que se haya formado el grupo 'Mujeres sindicalistas' en San Luis habla de eso, de que hay cambios que vienen y si nosotras no acompañamos, más allá de nuestra ideología, igual van a suceder. Tenemos que hablar de las cosas que hoy suceden y tenemos que ser parte. Porque lo que estamos viviendo es un cambio de época”.

 

Comentá vos tambien...