Fuerte apoyo a las medidas de precaución que tomó San Luis

Repudio a Cartez por sus críticas a los controles limítrofes: organizaciones sociales y políticas aseguraron en un comunicado que “los grandes piensan solo en hacer negocios”.

Bajo el título “Los ‘errores’ de Cartez”, un conjunto de organizaciones políticas y sociales salió a repudiar las declaraciones de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona publicadas en el diario La Nación el sábado 4 de abril, en las que criticaba las medidas tomadas por el gobierno de San Luis para evitar la propagación del coronavirus.

Según la carta que le hicieron llegar a El Diario de la República, fue “gracias a las medidas oportunamente tomadas por el gobernador Alberto Rodríguez Saá que se logró frenar el avance del virus ante los primeros contagios”. Y dejaron en claro que “la información suministrada por Cartez no es correcta, ya que de ninguna manera se han prohibido las actividades agropecuarias, así como cualquier producción necesaria para que la población de San Luis pueda atravesar la cuarentena de la mejor manera posible”.

Todo surgió cuando un grupo de productores comenzó a quejarse de que San Luis no dejaba pasar las cosechadoras para iniciar las tareas de recolección de la campaña gruesa, causando un perjuicio productivo y económico.

En realidad San Luis, lo aclaró el propio ministro de Producción Juan Lavandeira, nunca prohibió el ingreso de los equipos de trabajo, pero impuso una condición: el chofer de cada camión y el de cada maquinaria podía entrar sin restricciones, pero el equipo que suele acompañarlos, operarios que trabajan en la cosecha y se mueven por pueblos y ciudades en busca de repuestos y provisiones, debían primero hacer la cuarentena obligatoria de 14 días antes de cosechar.

Lavandeira siempre se mostró dispuesto a coordinar con los responsables de las empresas contratistas las condiciones para esa cuarentena, pero la carta de Cartez se publicó antes de que cualquiera de ellos se pusiera en contacto con el Ministerio de Producción. 

Por eso, las asociaciones de productores y comisiones vecinales que firman la carta de repudio aseguraron: “Nuevamente quedó demostrado que los pequeños productores, comerciantes, vecinos organizados, instituciones como la Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación a través del fomento de la economía popular, así como también las políticas del gobierno de San Luis entre las que se destaca la puesta en marcha de parcelas hortícolas en Villa Mercedes y San Luis destinadas a la comunidad boliviana bajo el programa de Sol Puntano, son las que garantizaron que los vecinos y vecinas de la provincia puedan atravesar la cuarentena sin mayores sobresaltos”.

También aprovecharon “para destacar la actitud tomada por el gobierno nacional, que con firme decisión está sobrellevando la crisis generada por esta pandemia, a diferencia de otros países tanto de la región como de naciones desarrolladas, donde la misma está realizando estragos”.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Fuerte apoyo a las medidas de precaución que tomó San Luis

Repudio a Cartez por sus críticas a los controles limítrofes: organizaciones sociales y políticas aseguraron en un comunicado que “los grandes piensan solo en hacer negocios”.

Cosecha. Se está desarrollando con normalidad en la provincia, con maquinaria y los operarios que cumplieron.

Bajo el título “Los ‘errores’ de Cartez”, un conjunto de organizaciones políticas y sociales salió a repudiar las declaraciones de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona publicadas en el diario La Nación el sábado 4 de abril, en las que criticaba las medidas tomadas por el gobierno de San Luis para evitar la propagación del coronavirus.

Según la carta que le hicieron llegar a El Diario de la República, fue “gracias a las medidas oportunamente tomadas por el gobernador Alberto Rodríguez Saá que se logró frenar el avance del virus ante los primeros contagios”. Y dejaron en claro que “la información suministrada por Cartez no es correcta, ya que de ninguna manera se han prohibido las actividades agropecuarias, así como cualquier producción necesaria para que la población de San Luis pueda atravesar la cuarentena de la mejor manera posible”.

Todo surgió cuando un grupo de productores comenzó a quejarse de que San Luis no dejaba pasar las cosechadoras para iniciar las tareas de recolección de la campaña gruesa, causando un perjuicio productivo y económico.

En realidad San Luis, lo aclaró el propio ministro de Producción Juan Lavandeira, nunca prohibió el ingreso de los equipos de trabajo, pero impuso una condición: el chofer de cada camión y el de cada maquinaria podía entrar sin restricciones, pero el equipo que suele acompañarlos, operarios que trabajan en la cosecha y se mueven por pueblos y ciudades en busca de repuestos y provisiones, debían primero hacer la cuarentena obligatoria de 14 días antes de cosechar.

Lavandeira siempre se mostró dispuesto a coordinar con los responsables de las empresas contratistas las condiciones para esa cuarentena, pero la carta de Cartez se publicó antes de que cualquiera de ellos se pusiera en contacto con el Ministerio de Producción. 

Por eso, las asociaciones de productores y comisiones vecinales que firman la carta de repudio aseguraron: “Nuevamente quedó demostrado que los pequeños productores, comerciantes, vecinos organizados, instituciones como la Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación a través del fomento de la economía popular, así como también las políticas del gobierno de San Luis entre las que se destaca la puesta en marcha de parcelas hortícolas en Villa Mercedes y San Luis destinadas a la comunidad boliviana bajo el programa de Sol Puntano, son las que garantizaron que los vecinos y vecinas de la provincia puedan atravesar la cuarentena sin mayores sobresaltos”.

También aprovecharon “para destacar la actitud tomada por el gobierno nacional, que con firme decisión está sobrellevando la crisis generada por esta pandemia, a diferencia de otros países tanto de la región como de naciones desarrolladas, donde la misma está realizando estragos”.

 

Logín