8.1°SAN LUIS - Viernes 10 de Julio de 2020

8.1°SAN LUIS - Viernes 10 de Julio de 2020

EN VIVO

El parapente retomó la actividad casi por completo

Los pilotos volvieron a saltar en tres puntos de la provincia. Por ahora están suspendidos los vuelos de bautismo.

Por redacción
| 03 de junio de 2020
Clima ideal. En Carpintería, el sol les entregó jornadas perfectas para saltar y disfrutar de la vista privilegiada. Foto: Gentileza APC.

Otra vez las velas de los parapentes volvieron a surcar el cielo cerca de los cordones serranos que ofrece la provincia, y los pilotos volvieron a sentir esa sensación indescriptible para ellos, difícil de entender y muchas veces anhelada por quienes no despegaron nunca los pies del suelo.

 

Algunos integrantes de las tres asociaciones de pilotos de la provincia (de San Luis, Carpintería y Merlo, una por localidad) tuvieron su vuelta después de las primeras flexibilizaciones para los deportes individuales, y la alegría los tiene con el ánimo por las nubes.

 

Oscar Rodríguez,  referente de la  Asociación de Pilotos de Carpintería, contó: "Elaboramos y presentamos un protocolo conjuntamente con el club El Nido de Merlo y la Asociación Pilotos de Vuelo Libre. Por su parte, Administración Nacional  de Aviación Civil (ANAC) también autorizó los vuelos de escuela y se fueron sumando permisos que hicieron que tengamos la práctica, no al 100%, pero funcionando".

 

Por el momento no hay autorización para vuelos biplaza, también conocidos como los vuelos de bautismo, por la situación lógica de distanciamiento social, y no podrán ser autorizados por un tiempo prudencial. Sin embargo, sí pueden volar de manera individual y compartir sitios de despegue.

 

El regreso tras 60 días fue casi una fiesta para Rodríguez y sus colegas: "Muchos pilotos pasan más de dos meses sin volar y no se dan cuenta, pero el hecho de que esté prohibido hacerlo creo que es lo que le agrega condimento. A otros, como yo, que vivo de la actividad y vuelo casi a diario, se nos hizo eterno; yo hace 20 años que no dejo de volar ni un solo día y, por eso, estos dos meses fueron largos",  detalló "Oreja" Rodríguez, como lo llaman sus amigos.

 

Para Rodríguez y sus compañeros de pasiones, tirarse en parapente significa mucho más que la sensación de libertad. "El aislamiento también nos imposibilitó vernos con amigos y volver a juntarnos para hacer lo que nos gusta fue como un desahogo. Extrañamos lo que le llamamos tercer tiempo, que es cuando nos contamos qué sentimos en el vuelo, que es similar a lo que le pasa a los otros que saltaron al mismo momento, pero nos lo contamos igual", relató el piloto.

 

 

La actividad en San Luis

 

Para la Asociación Pilotos de Vuelo Libre el regreso tuvo algunos obstáculos. En principio, los incendios que azotaron al cordón central casi por el lapso de una semana les restaron jornadas de posibles saltos, además de que la ruta de acceso al mirador de La Punta-Potrero de los Funes  permaneció cortada. Sin embargo, nada les impidió volver a sentir el viento en la cara y la sensación de liviandad.

 

Diego Nicola, uno de los voceros de la Asociación, contó: "En el último reporte del Comité de Crisis recibimos la noticia de que podremos hacerlo sábados y domingos, independientemente de la terminación del documento, lo cual es muy positivo".

 

"Este es un deporte en el que necesitás mantenerte con feeling con la vela. Cuando pasás mucho tiempo sin practicarlo implica algunos riesgos. No es como volver a jugar a otro deporte, que corrés un riesgo de lesionarte, sino que aquí perdés sensación de  distancia, velocidad del viento y otros parámetros. Por ejemplo en el último vuelo, el del retorno, las condiciones climáticas hicieron que tuviéramos que aterrizar al revés de como lo hacemos habitualmente, y eso te lo da la práctica", relató Nicola.

 

En la actualidad la asociación sanluiseña, que tiene 30 socios entre activos y adherentes, está trabajando para conseguir la tenencia de un predio de aterrizaje, que por ahora es prestado por el gobierno provincial.

 

Con respecto a competencias o actividades, Nicola fue prudente: "Antes de la pandemia estábamos pensando repetir una competencia que se hizo el año pasado, que es una especie de provincial, con saltos en Merlo, Carpintería, La Punta y San Francisco. También está la Copa Nacional de Distancia (CND), en la que cualquier piloto federado puede inscribir con su GPS una distancia de un vuelo realizado cualquier día del año".

 

Comentá vos tambien...