26.3°SAN LUIS - Martes 27 de Octubre de 2020

26.3°SAN LUIS - Martes 27 de Octubre de 2020

EN VIVO

Por día, ingresan unos 350 transportes de carga a la ZAL

Es uno de los centros de transferencia habilitados. Concentra y controla el flujo de camiones con insumos que llegan a la ciudad.

Por redacción
| 05 de junio de 2020
Los camiones aguardan para entrar a la plataforma logística y pasar por los controles de prevención.

 


El Gobierno suministra las herramientas y ofrece la ayuda de su personal para trasladar las cargas.

 

 

Desde hace tres semanas, el movimiento dentro de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) se intensificó y se multiplicó. Por día, ingresa un promedio de 350 camiones que traen o se llevan productos y materias primas para el comercio, la industria y el sector agropecuario de Villa Mercedes. Y la plataforma dejó de ser un lugar importante solo para la actividad económica y productiva, sino que se convirtió en uno de los puntos claves para el sistema sanitario y evitar que la COVID-19 entre a la provincia.

 

 

En las 80 hectáreas del predio que se levanta en el kilómetro 700 de la Autopista de las Serranías Puntanas, ahora funciona uno de los cuatro Centros de Transferencia de Cargas que creó el Comité de Crisis para las empresas que no dispongan de sus propios depósitos autorizados.

 

"Estamos trabajando con normalidad, aunque es una tarea muy ardua porque el volumen de fábricas que hay en la ciudad es muy grande", contó Eduardo Riveros, el jefe del Subprograma ZAL, que depende de la Secretaría San Luis Logística.

 

 

Los vehículos no paran de entrar y salir de la plataforma y por momentos forman largas filas para pasar por los controles y poder cumplir con sus obligaciones. Los martes son los días de mayor intensidad y el ingreso puede alcanzar picos de más de 500 camiones, mientras que entre el miércoles y viernes el promedio oscila entre los 350 y decae a 90 durante los fines de semana.

 

 

 

 

“Sabemos que esta es la forma de prevenir la enfermedad y que el cuidado hay que ponerlo en el transporte”. Eduardo Riveros, jefe del Subprograma ZAL.

 

 

 

 

Las garitas de acceso se volvieron puestos fundamentales. Después de que los rodados atraviesan el arco sanitizante que instaló el Municipio, el personal verifica la documentación y dirige a los choferes al sector que les corresponde.

 

 

"El que quiere entrar a la ciudad tiene que presentar el certificado de PCR negativo (prueba que sirve para detectar el coronavirus), que tiene cinco días de validez. Si no lo tiene, cuenta con diferentes opciones para llevar su carga a destino: una es cambiar de chofer por uno local; la segunda es mover el acoplado con la carga a otro tractor; y la tercera es hacer la transferencia a otro vehículo", detalló.

 

 

Para las diferentes operaciones, el Gobierno les suministra todas las herramientas necesarias a las empresas, como los zampings y autoelevadores, y también les ofrece su propio personal para hacer el trabajo. Trasladar la mercadería de un camión a otro demora aproximadamente 30 minutos, aunque en cargas especiales puede insumirles un máximo de una hora.

 

 

El predio de la ZAL quedó dividido en dos grandes áreas. Del lado que mira hacia la puerta principal está el sector de camiones que vienen desde el interior argentino, en donde priman los de provincias como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Mientras que hay una fracción más pequeña que tiene su ingreso independiente hacia la ruta 2b, donde están los internacionales. En esta categoría, los llegados de Brasil y Chile son los más abundantes. Entre una parte y la otra no hay contacto ni libre paso.

 

 

Es que para preservar el estatus sanitario de San Luis, el protocolo que diseñó el Comité de Crisis exige que los transportistas que residen en territorio puntano que no tengan el análisis negativo de PCR y que quieran volver a salir sin hacer la cuarentena obligatoria deben permanecer en los centros habilitados.

 

 

Por eso, el equipo de la ZAL tuvo que hacer varias reformas para brindarles las comodidades necesarias a los choferes. "Hicimos tres hectáreas más de playa, instalamos dormis y módulos de baños, agregamos luminarias, cartelería y un camino de acceso para los camiones internacionales. Pero también tuvimos que reforzar mucho la provisión de electricidad y agua", enumeró.

 

 

Riveros contó que son un promedio de 50 los conductores que se alojan por noche en el lugar, pero que muchos prefieren quedarse en la intimidad de sus camiones.

 

 

Además de las obras, hubo un refuerzo en los trabajadores que prestan servicio en la plataforma, principalmente para la limpieza y el control de los accesos. Son más de 100 las personas que se desempeñan tanto en el predio principal de la ZAL, donde se concentran los transportes que traen productos comerciales e industriales, y el sector de la Agrozal, adonde se dirigen las cargas agropecuarias, que son en su mayoría granos.

 

 

"Hasta el momento el balance es positivo, porque más allá de algunos inconvenientes que surgieron, hay una responsabilidad social de todas las partes. Nosotros sabemos que esta es la forma de prevenir y que el cuidado hay que ponerlo en el transporte. Y del otro lado hay conciencia porque nadie quiere llevar la enfermedad dentro de su casa", valoró el funcionario.

 

 

 

 

Las opciones del protocolo

 

Cuatro centros

 

Además de la ZAL en Villa Mercedes, hay Centros de Transferencia de Cargas provinciales en el Autódromo "Rosendo Hernández" de la capital, en el Aeropuerto Internacional del Valle de Conlara en Santa Rosa y en la Terminal de Ómnibus de Buena Esperanza.

 

 

 

Sin cuarentena

 

Los choferes que presenten un certificado de PCR negativo pueden hacer las descargas, ir a sus hogares y permanecer cinco días en la provincia.

 

 

 

Descanso

 

Los que no tengan la prueba se pueden quedar en los lugares de descanso. El Gobierno les entrega un kit con productos de limpieza y de alimentos.

 

 

 

Transferencia

 

La ZAL está abierta las 24 horas para recibir camiones, pero las transferencias se hacen de lunes a viernes de 8 a 17 y los sábados de 8 a 13.

 

 

 

Comentá vos tambien...