12.4°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

12.4°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Robó en una casa en remodelación y forcejeó con un albañil: fue preso

El adolescente que fue aprehendido con él cuando huían de la vivienda, en cambio, fue procesado.

Por redacción
| 21 de julio de 2020
Al Penal. Maximiliano Zárate, tras ser notificado del procesamiento. Foto: Relaciones Policiales.

Maximiliano Gabriel Zárate tuvo el destino que seguramente esperaba, al menos en lo inmediato: la cárcel. El juez de Instrucción Penal 1 de San Luis, Marcos Flores Leyes, lo procesó y le dictó la prisión preventiva por entrar a robar, entre otros cómplices con un adolescente, a una casa en remodelación en el barrio Cerro de la Cruz. Las pruebas en su contra no fueron pocas: además de ser arrestados en plena fuga a pocas cuadras del lugar del saqueo, él y el menor, de 17 años, fueron reconocidos por el albañil con quien forcejearon cuando los descubrió robando la vivienda.

 

Zárate fue procesado por "Robo calificado por ser en poblado y en banda, y agravado por la participación de un menor", y el adolescente por "Robo calificado por ser en poblado y en banda".

 

No obstante, la Policía "no descarta seguir con las tareas investigativas para determinar y dar con los restantes integrantes de la banda", comentó el comisario mayor Fabián Giménez, jefe de la Comisaría 39ª.

 

El saqueo que le valió la cárcel al adulto de los sospechosos sucedió el miércoles 8. Ese día, cerca de las 4 de la madrugada, una vecina de Ana María Abaca la llamó y le avisó que le robaban en la casa que tiene en el barrio Cerro de la Cruz. Hacía apenas dos meses que la mujer y su pareja habían comprado la vivienda, de la manzana 245.

 

Abaca se contactó entonces con uno de sus albañiles que trabajaba en la refacción de la vivienda, de apellido Guiñazú, para pedirle que se acercara al domicilio y constatara el saqueo y los daños.  El hombre lo hizo de inmediato. Al llegar, vio cómo dos delincuentes escapaban desde el garaje, con los brazos cargados con elementos sanitarios.

 

Guiñazú bajó de su camioneta y entró al domicilio. Para su sorpresa, aún había dos ladrones adentro. "¡¿Qué están haciendo acá, chorros?!", les gritó, y se trenzó en lucha con uno de ellos. "Salí, Pelado. Agarrá el inodoro y andate donde están los otros", le ordenaba ese delincuente al otro.

 

Pero el cómplice no le hizo caso y se unió al forcejeo. Así, entre los dos, consiguieron tirar al suelo al albañil y huir del domicilio. No fueron muy lejos: los detuvieron pocos minutos después.

 

Comentá vos tambien...