SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

EN VIVO

La Beriso: cuántas noches sin gira

La banda de Avellaneda puso a mover a un público villamercedino todavía sediento de shows y canciones.

Por redacción
| 31 de octubre de 2021
Pararse y dar pelea. Rolando "Rolo" Sartorio cantó e interactuó con el público en una noche especial en Villa Mercedes cuando se presentó junto a La Beriso en el anfiteatro Calle Angosta. Luciana Iglesias.

La Beriso recuperó el tiempo perdido. Después de pasar muchas noches sin giras y “días llenos de melancolía” durante la pandemia, la banda de Avellaneda volvió a los escenarios y no paró de dar shows. La recorrida que realizan por diferentes teatros y anfiteatros de todo el país los trajo de regreso a la provincia de San Luis, tres años después de su última presentación en el Ave Fénix. Esta vez fue Villa Mercedes, en el predio de la Calle Angosta, que no alcanzó a estar colmado, la banda puso rápidamente a mover el cuerpo de un público sediento de espectáculos.

 

El target etario de quienes sacaron su entrada en medio de una noche casi veraniega estaba claramente por encima de los 30 años, con una buena cuota de generaciones aún mayores. Ni la fila que se formó para entrar sobre la avenida Mitre ni la pequeña espera en las butacas parecían presagiar que lo que estaba por llegar era una banda de rock. Sin cantitos ni banderas y con muy pocas remeras con su nombre, La Beriso irrumpió en el escenario a las 21:22, fiel a la puntualidad que suelen atribuirles a sus recitales.

 

Los primeros acordes de “Hastío” pusieron a los mercedinos de pie y solo se sentaron las dos o tres veces que el vocalista, Rolando "Rolo" Sartorio, pidió un momento para presentar a sus compañeros. “Ni mis hijos son tan obedientes”, bromeó.

 

Es que el grupo encontró en las gradas a un público “ideal”, que bailó, cantó, aplaudió y se río con todas las propuestas que lanzaron el cantante y los ocho músicos que lo acompañaron en el escenario: dos guitarras, bajo, batería, teclas, saxo y dos coristas.

 

Tras el combo inaugural de canciones bien rocanroleras, entre las que estuvieron “Risas de pobres”, “Mano a mano” y “Mañana”, llegó la primera interacción con la gente. Fue apenas un intercambio de coreos, que terminó con una humorada.

 

Pese a su gesto adusto y su fama de “seco”, "Rolo" sacó a relucir toda su gracia cada vez que pudo. No solo al moverse y al recorrer de punta a punta el anchísimo escenario “Alfonso y Zavala”, sino también con chistes y diálogos con fanáticos.

 

A las 22 hicieron un pequeño parate después de un arsenal de temas, uno detrás del otro. En ese momento fue cuando Sartorio presentó a una parte de la banda, en un recurso que sirvió como eje para organizar el show.

 

En Villa Mercedes, La Beriso siguió al pie de la letra ese manual no escrito de cómo estructurar un recital. Arrancó con mucha energía, intercaló sus sencillos más poderosos con los más melódicos e hizo las pausas justas y necesarias para entablar un vínculo con la tribuna. Y aunque nunca se salió del libreto para sorprender, el público estaba más predispuesto a disfrutar que a exigir.

 

Como también indica la costumbre, se guardaron para la última parte sus hits más famosos. En el podio de los más cantados, se coló uno que no es de su autoría pero que versionaron hace varios años: “Sobreviviendo” de Víctor Heredia. También tocaron el famoso “Todo cambia” del chileno Julio Numhauser pero popularizado por Mercedes Sosa, que fue el único anticipo de “Que el último apague la luz”, el disco de covers que lanzarán el 5 de noviembre.

 

El ranking de los más aclamados lo encabezaron “Madrugada” y “Cómo olvidarme”. Pero el final quedó reservado para “Traicionero”, que en su estribillo añora: “Cuántas noches de gira, días llenos de melancolía”. El público aplaudió hasta el último minuto y se fue con un poco menos de sed.

 

Comentá vos tambien...