26°SAN LUIS - Miércoles 26 de Enero de 2022

26°SAN LUIS - Miércoles 26 de Enero de 2022

EN VIVO

Creció el hambre en Latinoamérica

Por redacción
| 02 de diciembre de 2021

En solo un año, América Latina vio aumentar la población con hambre de 13,8 millones de personas a 59,7 millones, para convertirse en la región del mundo donde más creció este flagelo entre 2019 y 2020.

 

De acuerdo a un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la inseguridad alimentaria extrema afecta a 267 millones de latinoamericanos.

 

De hecho, el hambre está ahora en su nivel más elevado desde el año 2000, lo que supone un retroceso de dos décadas en la batalla de la región por erradicar el hambre, después de que la población en seguridad alimentaria extrema creció un 30% durante el año evaluado.

 

Así lo establece el Panorama Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2021, que registra los primeros estragos visibles de la pandemia de COVID-19.

 

El Panorama destaca que la prevalencia del hambre en la región alcanza ahora a 9,1% los últimos 15 años. Solo entre 2019 y 2020 la prevalencia del hambre aumentó dos puntos porcentuales.

 

“Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrentan una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria. Ha habido un aumento de casi el 79 por ciento en el número de personas con hambre entre 2014 y 2020”, dijo Julio Berdegué, representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

El Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) acotó que “aunque la pandemia ha agravado la situación, el hambre ha ido en aumento desde 2014. Debemos corregir las vulnerabilidades profundas de nuestros sistemas alimentarios, hacerlos más inclusivos y sostenibles, y asegurarnos de que brinden bienestar a las personas que alimentan a nuestras sociedades”, añadió.

 

La peor situación dentro de la región fue la de Mesoamérica, donde el hambre aumentó 2,5%, afectando a 10,6% de su población, vale decir, a 19 millones de habitantes.

 

El cuanto a la prevalencia, es el Caribe el área que se lleva la peor parte, con 16,1%, equivalente a siete millones de personas.

 

El Panorama lo elaboraron en forma conjunta la FAO y el FIDA, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la filial continental de la Organización Mundial de la Salud OMS, el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

 

El hambre es la forma más urticante de la seguridad alimentaria moderada o grave, que en general afecta a 41% de la población regional total, es decir, a 267 millones de personas. Ese monto supone un incremento de 60 millones en 2020 respecto a 2019.

 

Esto supone un aumento de nueve puntos, el más profundo entre las regiones del mundo.

 

La inseguridad alimentaria no afectó por igual a hombres y mujeres: en 2020, el 41,8 por ciento de las mujeres de la región experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave, en comparación con el 32,2 por ciento de los hombres.

 

El informe muestra una cruda realidad que debe enfrentarse de lleno para mitigar la situación de la población más vulnerable: creció el hambre en Latinoamérica.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...