11.5°SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

11.5°SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

EN VIVO

Un docente diseñó un mueble para clasificar los residuos en las casas

El prototipo permite separar seis tipos de desechos y escanear un código QR con más información ambiental.

Por redacción
| 18 de marzo de 2021
Más que un tacho. Agustín cree que el lugar para los desechos debe cobrar más importancia en los hogares. Fotos: Juan Andrés Galli.

Así como la heladera y la cocina tienen su lugar en cada hogar, Agustín Pianucci Stocco cree que el recipiente donde arrojamos la basura debería ocupar un espacio más importante. Por eso, el docente de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNViMe) diseñó un mueble que permite separar los diferentes tipos de residuos que se generan en cada vivienda y poder reciclarlos o reutilizarlos.

 

"La idea surgió de un cuestionamiento ambiental. Siempre me pregunté por qué tiramos tantas cosas a las que yo les veía utilidad", expresó el ingeniero que pertenece a un grupo de extensión de la casa de estudios.

 

Después de haber investigado por mucho tiempo las diferentes estrategias de procesamiento de los desechos y las formas de darles nuevos usos, se puso manos a la obra. Construyó una estantería de madera, de 1,20 metro de alto por 56 centímetros de ancho, que tiene seis compartimentos. Cada uno se abre como un cajón y contiene un cesto, al que se lo puede embolsar como se hace habitualmente para arrojar los restos de productos de diferentes procedencias.

 

 

 

En total son seis divisiones. Hay para residuos compostables, que son aquellos de origen vegetal como cáscaras de frutas y verduras, carozos, semillas y papeles o cartones que no estén impresos con tinta. Otro está destinado a los biodigestables, es decir aquellos que con un proceso pueden generar biogás, como las salsas, las carnes, las grasas y otros que vengan de animales. Luego siguen los plásticos, los metales, los vidrios y un último espacio para todo aquello que no entre en las demás categorías.

 

"Generalmente se usa la separación por colores, pero a veces la gente no interpreta bien qué va en cada uno y se terminan mezclando. Entonces yo le coloqué imágenes que se pueden asociar más fácilmente", contó.

 

 

Queremos brindar soluciones e ideas, porque hemos estudiado muchas formas de reciclado.
 

En el frente de cada estante, Pianucci Stocco colocó un código QR que se puede escanear con la cámara del celular y acceder a una página web. En ese sitio, en el que todavía trabaja, habrá información más detallada sobre qué residuos entran en cada rubro y cómo se pueden reciclar.

 

Una de las posibilidades, ejemplificó, es realizar compostaje que sirve como fertilizante para la tierra y es muy útil para la siembra de huertas, o llevar los restos de comida a las plantas que producen biogás. "Una vez que está todo separado es mucho más fácil destinar cada cosa a un fin", dijo.

 

El diseño del mueble es solo el primer eslabón de una cadena mucho más larga. Porque para un mejor aprovechamiento es necesario un tratamiento diferenciado de la basura domiciliaria, algo que en Villa Mercedes por ahora solo es un proyecto en tratativas.

 

 

 

Sin embargo, el investigador sostuvo que está dispuesto a aportar sus conocimientos para una mirada más ambiental del tema. "Queremos brindar soluciones e ideas, porque hemos estudiado muchas formas de reciclado. Además trabajé en muchas industrias y tengo experiencia en procesos y maquinarias, por eso me animé a encarar esto, porque creo que puedo sumar", expresó.

 

Su creación por ahora es un modelo para hacer más a mayor escala. Pero considera que con inversión se podrían reducir los tiempos y costos para que el dispositivo sea accesible. El docente bautizó al producto como "Kibur", que leído al revés es rubik. "La idea consiste en que separar los residuos es más fácil que armar un cubo de colores", explicó.

 

Comentá vos tambien...