18°SAN LUIS - Martes 05 de Marzo de 2024

18°SAN LUIS - Martes 05 de Marzo de 2024

EN VIVO

Santiago Turri dejó su sello en Titanes de Barranquilla

El entrenador de básquet integró el staff del campeón. Hizo un balance de su trabajo y analizó el futuro.

Por redacción
| 18 de junio de 2021
Con la copa. El villamercedino realizó su cuarta experiencia internacional, tras haber estado en México y Chile. Foto: Gentileza Santiago Turri.

Tras el cierre del Torneo Apertura del básquetbol profesional colombiano, que quedó en manos de Titanes de Barranquilla, tetracampeón de la competencia, el villamercedino Santiago Turri regresó a San Luis con la satisfacción de haber cumplido cada uno de los objetivos impuestos. El entrenador y asistente del técnico Tomás Díaz realizó su cuarta experiencia internacional, la primera en suelo "cafetero", sumando nuevos conocimientos en una liga en crecimiento que representó un desafío. El título alcanzado en Colombia fue el segundo en su haber, luego del campeonato logrado en 2017 junto a Comunicaciones de Corrientes, que del ex TNA (hoy Liga argentina) ascendió a la Liga Nacional de Básquet.

 

Por estructura, nombres e historia reciente, se sabía en la previa que Titanes iba a estar entre los candidatos a pelear el campeonato, el segundo bajo la modalidad de burbuja. Y el conjunto de Barranquilla no decepcionó a nadie, porque consiguió plasmar su estilo y levantó el trofeo en el último partido de la serie (ante Tigrillos de Antioquia) en forma invicta, con 17 victorias, nueve de ellas en la fase regular y ocho, en playoffs.

 

Santiago fue pieza importante en el nivel del equipo. Tuvo una participación activa en la ofensiva y defensiva, y el trabajo que realizó le dejó la puerta abierta para un posible retorno. Instalado en la provincia, mientras disfruta los días junto a la familia, el exasistente en Santos de San Luis Potosí y Abejas de Guanajuato en México, y en Deportes Castro en Chile, dialogó con El Diario, mostrando su felicidad por lo alcanzado y una aventura que le sirvió para seguir creciendo como profesional.

 

 

—Más tranquilo, sin la presión de la competencia ¿qué balance hiciste de tu primera temporada en el básquetbol colombiano?

 

—Es superpositivo. Si bien uno cuando empieza un campeonato se prepara para hacer el mejor trabajo posible, cambia mucho cuando el objetivo es salir campeón. Hacía cuatro años que no tenía esa posibilidad de iniciar un proceso con una meta tan alta. Fue un desafío; trabajé en una liga nueva e incorporé aprendizaje. Conocí clubes nuevos y jugadores nuevos, todo fue redondo y por suerte se pudo campeonar de manera invicta, así que estoy por demás contento. 

 

 

—¿Es una Liga competitiva?

 

—Sí, es supercompetitiva. Si bien nosotros sabíamos que teníamos un buen grupo, creo que se hizo un buen trabajo en el día a día, a pesar de que tuvimos poco tiempo de preparación al inicio. Aprovechamos la fase regular para encontrar al equipo y nos fuimos formando con el paso de los partidos. El equipo no se relajó nunca y eso hizo que fuéramos creciendo semana tras semana, para llegar con la mejor versión posible a los playoffs. Fue sumamente competitiva, no nos podíamos relajar nunca porque sabíamos que podíamos perder o llevarnos alguna sorpresa que no estaba en los planes.

 

 

—¿Sorprendió ganar de manera invicta?

 

—Al principio no le dábamos mucha importancia. Titanes tenía un récord de 11 partidos invictos y a medida que nos íbamos acercando nos preguntamos si lo podíamos pasar. Y una vez que se logró, la idea fue no perder, seguir sumando victorias. En playoffs no pensábamos mucho en eso, pero lo teníamos presente. La idea era ganar como fuera para salir campeón. En la final la misma liga trajo el tema, que iba a ser la primera vez que un equipo podía finalizar invicto y eso generó un poco de nerviosismo, porque había instalado un clima para ver si podíamos hacerlo; eso nos llevó a jugar más tensionado el último partido.

 

 

—¿Cómo fue trabajar con Díaz?

 

—Trabajar con entrenadores que pertenecen a selecciones nacionales es mucho más sencillo, porque están acostumbrados a delegar y a trabajar en equipo. Y por ese lado se hace más fácil, así que diez puntos. Y por el lado humano me encontré con una persona excelente, fue un combo perfecto. En cuanto a lo que él me pedía, fue lo mismo de siempre, análisis e informe de los rivales. Pero tuve más carga en cuanto a los planteamientos tácticos, defensivos y ofensivos. Tuve mucha participación en los entrenamientos, porque le gustó mi forma de trabajar, y tuve más presencia en la táctica y los jugadores se sintieron cómodos. Son entrenadores con experiencia internacional y están acostumbrados a darle a cada participante del cuerpo técnico su espacio, por eso la verdad que fue muy bueno y lo resalto, porque no pasa siempre de tener esas posibilidades.

 

 

 —¿Quedó la puerta abierta para regresar?

 

—Quedaron conformes con el trabajo y los resultados, y la puerta quedó abierta para regresar. Ahora si todo se mantenía igual se iba a volver a hacer un sistema de burbuja al Torneo Clausura, con los mismos ítems del Apertura, con 55 o 60 días de competencia para darle un cierre al año. Está el apartado de que Titanes va a jugar la Basketball Champions League América (certamen continental más relevante) y hay un doble objetivo. La dirigencia quiere llegar a la fase final del torneo y el objetivo deportivo es sumamente atractivo para ir a trabajar y seguir sumando experiencia internacional. Ahora cada uno se tomó un descanso para retomar la organización, pero quedamos a la espera de noticias. La idea es poder regresar y estamos evaluando ir con la familia.

 

 

—¿Está la chance de quedarse en Argentina?

 

—Hay algunas posibilidades, pero no hay nada concreto. La verdad es que la idea es terminar este año y hacer el que viene en el exterior, por una cuestión económica, porque la Liga Nacional está pasando por problemas de estabilidad. Evaluamos todo, pero los ojos están puestos en regresar a Colombia.

 

 

—Imagino que te seduce la Champions League América.

 

—A cualquier entrenador le seduce la BCL. Acá está el condimento que los dirigentes quieren ser protagonistas y va a ser bueno el desafío. Seguramente se va armar un equipo competitivo para jugar, porque el nivel es mucho más complejo que cualquier liga nacional.

 

 

—¿El equipo se desarma?

 

—La idea es mantener la base y sumar cuatro jugadores más. Tener un grupo de 16 e ir rotando, porque se va jugar el Clausura colombiano y la BCL en simultáneo. Como va a haber muchos viajes y partidos, queremos ir rotando, pero todo va a estar sujeto a qué extranjero se va a quedar, porque también ellos evalúan otras opciones. Si se puede retenerlos, con base en ellos se empezará a planificar lo que viene.

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo