13°SAN LUIS - Lunes 23 de Mayo de 2022

13°SAN LUIS - Lunes 23 de Mayo de 2022

EN VIVO

La sequía golpea a Villa de la Quebrada y alrededores

En la Capital provincial de la Fe declararon la emergencia hídrica, con restricciones para el uso del recurso.

Por redacción
| 20 de enero de 2022
Sin caudal en los ríos. En la zona de Villa de la Quebrada, las últimas lluvias fueron a principios de diciembre. Foto: Héctor Portela.

La sequía no da tregua y, aún sin un panorama de lluvias en el corto plazo, la situación se torna difícil para distintas localidades y parajes del Departamento Belgrano, donde la falta de agua comenzó a afectar la provisión entre los pobladores. Para hacer frente al faltante del recurso provisto por las vertientes de la región, los administradores de Villa de la Quebrada y alrededores comenzaron a ejecutar medidas concretas para paliar la crisis hídrica que sufre todo el territorio provincial.

 

En diálogo con El Diario de la República, la intendenta de la Villa de la Quebrada, Rosa Calderón, y la delegada organizadora de Los Molles-Suyuque, María Isabel Valdivieso, explicaron que atraviesan un momento difícil debido a que las vertientes que abastecen a ambos poblados están casi secas, lo que afecta la llegada del servicio a los domicilios.

 

Como medidas concretas, en la Capital provincial de la Fe, Calderón no dudó en decretar la emergencia hídrica, lo que implica restricciones para el llenado de piletas y regado de jardines, como también el lavado de vehículos y veredas.

 

"Nos abastecemos principalmente de los ríos La Quebrada y Guascara. Ante la falta de precipitaciones, algo que venimos sufriendo desde fines de diciembre y todo lo que va de enero, casi no ingresa agua a la planta potabilizadora, por lo que hay un faltante para distribuir entre los vecinos, sobre todo los que están en la periferia, porque hay un sector que sí puede abastecerse porque está en la parte baja", precisó Calderón. Agregó que, por día, asisten hasta a ochenta familias.

 

La jefa comunal señaló que para esta situación de emergencia adquirieron una cisterna de 3.200 litros que, junto a un carro de dos ejes para acarrearla y dos bombas extras, permite reducir el tiempo de llenado de 25 minutos, a 5. Con ese equipamiento, a diario, asisten a entre 70 y 80 familias con el abastecimiento de agua cruda en tanques y reservorios hogareños.

 

"La falta de agua es un problema que se reitera en las épocas de temperaturas altas, entre fines de diciembre y todo enero, por lo que el año pasado el gobierno provincial inició una obra para mejorar la captación de agua. Hay que tener en cuenta que el sistema actual data de 1952, con canales a cielo abierto que cedieron con las inundaciones de los últimos veinte años, produciendo el deslave de los cerros, con lo que casi el 40% del agua se pierde y no llega a nuestra planta, que tiene una capacidad de tratamiento de cuarenta mil litros, mientras que la población creció de manera exponencial", aseguró Calderón.

 

 

Vía WhatsApp

 

De manera análoga, en la jurisdicción de Los Molles-Suyuque, la gestión a cargo de Valdivieso realiza tareas similares a las aplicadas en la vecina comuna de Villa de la Quebrada.

 

Según explicó la delegada organizadora, crearon grupos de WhatsApp con los vecinos de la zona para hacer más eficiente la asistencia con agua, un trabajo en el que interviene también el Ejecutivo provincial a través de San Luis Agua, la Secretaría de Medio Ambiente y la Dirección de Vialidad.

 

"La prioridad es la detección de familias numerosas, que tengan integrantes con discapacidad o que incluyan pacientes con enfermedades crónicas. Nos encontramos con hogares que no cuentan con los reservorios correspondientes para poder abastecerlos, algo que les pedimos que prevean para que la distribución sea lo más programada y ordenada posible para todo el ejido", sostuvo Valdivieso.

 

Afirmó que por día asisten a unas 50 familias que residen en Los Molles, Suyuque, La Loma y El Milagro, entre otros parajes de la zona.

 

"El recurso es importante, tiene que llover en las cuencas para que los ríos tengan el agua necesaria, porque si no, la situación se va a complicar. La solidaridad entre vecinos es muy importante, tiene que primar el bien común", agregó.

 

 

Única fuente permanente

 

Según explicó el jefe del Subprograma Agua y Saneamiento del gobierno provincial, Andrés Castro, la combinación de temperaturas extremas y falta de precipitaciones recae de manera especial en las jurisdicciones de Villa de la Quebrada y Los Molles-Suyuque. La razón es que, a excepción del río Nogolí, todas las demás fuentes de agua destinadas al consumo humano son de régimen temporal. En ese último concepto se agrupan los ríos y arroyos Villa de la Quebrada, Guascara, Los Canales, El Puntanito, Los Molles y Suyuque, que son las principales fuentes de abastecimiento de las localidades del Departamento Belgrano afectadas por la sequía.

 

"Eso significa que, durante el año, esos cauces sufren muchas fluctuaciones en el caudal que transportan, lo que genera un retroceso a partir de la infiltración previa a las obras de captación. Eso afecta el volumen de agua que llega para la distribución y no logra satisfacer así la demanda de todo el año", indicó Castro.

 

"A eso hay que sumar que las precipitaciones se dieron antes de lo normal, con inicio a fines de octubre, durante todo noviembre y a principios de diciembre. Pero al no producirse durante casi todo ese mes y durante lo que va de enero, derivó en que la cuenca no logre llenarse de manera completa y el agua pueda escurrirse y no se pueda distribuir a las distintas localidades", agregó el funcionario.

 

Comentá vos tambien...