15°SAN LUIS - Miércoles 18 de Mayo de 2022

15°SAN LUIS - Miércoles 18 de Mayo de 2022

EN VIVO

El Municipio inició un censo sobre los árboles de la ciudad

Es para determinar el estado en el que se encuentra el arbolado público e implementar medidas de mejora.

Por redacción
| 26 de enero de 2022
Con una app. Los trabajadores municipales utilizan la aplicación MuniÁrbol para cargar los datos del ejemplar. Foto: Municipalidad de San Luis.

Un buen diagnóstico siempre sirve para dar la solución más apropiada a un problema. Esa es la estrategia que implementará la Municipalidad de San Luis, que inició un censo sobre los árboles de la capital para determinar el estado de los ejemplares y diagramar futuras estrategias para su mejoramiento. La encuesta, que será ejemplar por ejemplar, empezó por calle España y durará, por lo menos en su primera etapa, hasta abril.

 

La subsecretaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, Luisina Casale, detalló que la Comuna suscribió un convenio con la Red de Municipios Frente al Cambio Climático, y así tuvieron acceso a la app MuniÁrbol, que les permite cargar los datos necesarios sobre el estado de los árboles.

 

"El censo nos servirá para determinar el estado fitosanitario de los árboles, la cantidad específica de ejemplares muertos, de las cazuelas sin árboles, de las veredas sin cazuela, el tipo de especies que mayormente se encuentran y a partir de eso, podremos implementar medidas que nos permitan mejorar el arbolado público que tantos beneficios aporta a la ciudad", remarcó la funcionaria, quien consideró que la arboleda contribuye a menores temperaturas en la calle, a la generación de sombra, a la captura de dióxido de carbono y la producción de oxígeno.

 

Funcionarios y trabajadores municipales recorrerán las calles todos los martes y jueves, mientras que la semana que viene sumarán a unos 15 voluntarios en las tareas. Entre los parámetros que toman en cuenta están la altura, el diámetro del tronco, si la taza en la que están es apta y hasta le sacan una fotografía.

 

La propia naturaleza interrumpirá el censo. Y es que la mejor época para evaluar los árboles es cuando están verdes y florecen, ya que así es más fácil diferenciar a qué especie pertenecen. Con el comienzo del otoño y el posterior invierno, pierden sus hojas y es más difícil saber de qué tipo son. Por esto la primera etapa de la encuesta será hasta abril y se retomará recién en septiembre. "Calculamos que para esta temporada finalizaremos todo el centro y luego queremos seguir por los barrios con el arbolado más afectado. Sabemos que contamos con pocos meses, pero teniendo ayuda de los voluntarios será muchísimo más rápido", adelantó Casale.
 

 

"Estimamos que para esta temporada finalizaremos todo el centro y luego queremos seguir por los barrios" 
Luisina Casale - Subsecretaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático - Municipio de San Luis.
 

 

 

Entre las especies que hay en la ciudad se destacan los palo borracho, ciruelo de jardín, crespón, lapacho, ligustro y obviamente paraísos. Estos últimos sufren una enfermedad hace unos 10 años en la ciudad, lo que provoca su rápido deterioro, recordó Casale. Un relevamiento municipal hecho en el centro arrojó que había por lo menos unos 2.500 ejemplares muertos. "El censo nos sirve mucho para ver el estado sanitario del arbolado y así comenzar a efectuar tareas de reemplazo en los que ya están muertos y colocarlos en los lugares que todavía no tienen", apuntó la funcionaria.

 

Otro problema con el que se encuentran son los que se generan con especies arbóreas de gran porte que no son aptas para el arbolado urbano o que cuentan con tazas inadecuadas. "Colocados en tazas menores a los 80 por 80 centímetros provocan levantamiento de veredas y demás problemas en la infraestructura", aclaró.
 

 

Acciones paralelas

 

Las tareas para mejorar el arbolado público de alguna forma ya están iniciadas, ya que a la par de que realizan el censo, los trabajadores municipales identifican los hogares que no tienen árboles y les ofrecen a los vecinos la posibilidad de sumarse al programa "Una taza, un árbol", por el que el Municipio planta los ejemplares (Ver "Ya entregaron..."). A su vez, comentan del reemplazo a aquellos frentistas con árboles ya muertos. "Tomando en cuenta las temperaturas que estamos sufriendo en esta época y que los próximos veranos va a ser así, el arbolado público nos da grandes beneficios", reflexionó Casale.

 

Comentá vos tambien...