15°SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

15°SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

EN VIVO

Comenzó el juicio contra cinco imputados por el homicidio de un policía jubilado

En la audiencia de este jueves, Yésica Villegas asumió la responsabilidad por la muerte de Jesús Camargo.

Por redacción
| 10 de marzo de 2022
Yésica Villegas fue la primera en declarar y se responsabilizó por el asesinato de Camargo. Fotos: Martín Gómez

Este jueves, la Cámara Penal 1 de San Luis comenzó a juzgar a los cinco imputados por el asesinato de Jesús Camargo, un policía retirado de 75 años que fue encontrado sin vida en su vivienda del barrio Kennedy el 5 de junio de 2019.

 

Los jueces José Luis Flores, Jorge Sabaini Zapata y Virginia Eguinoa, además de la fiscal Virginia Palacios, escucharon en esta primera audiencia los testimonios de los cinco imputados: Yésica Villegas, Gonzalo Fenoglio, Alexis Calderón, Gastón Baudry y Aldana Baudry.

 

La declaración de Villegas fue la que más datos aportó, ya que comenzó diciendo que ella fue quien golpeó con una piedra y luego con los puños a Camargo hasta provocarle la muerte.

 

La mujer detalló que la noche en que sucedió el hecho, ella llegó a la casa de su madre –que vivía al lado de la vivienda de Camargo- junto con su pareja Gonzalo Fenoglio; su hija (G) menor de edad en ese momento y el novio de ella, Kevin Calderón, en la camioneta de Fenoglio. 

 

Al tocar la puerta y no encontrar a nadie, Villegas detectó que el hombre estaba en la ventana de su casa mirando a su hija. Entonces contó que la niña ya le había comentado que en otra oportunidad, mientras visitaba a su abuela, Camargo la había contactado e invitado a su casa; y que al entrar el hombre la manoseó.

 

Villegas admitió que esa noche estaba alcoholizada y que incluso había tomado unas pastillas, y que cuando lo vio a Camargo decidió increparlo. Después le dijo a su hija que le pidiera que abra la puerta, y cuando lo hizo la mujer lo agredió dándole los golpes con la piedra. Camargo se defendió, la tomó del cuello y no la largaba, hasta que ella pudo zafarse y el hombre cayó al piso ensangrentado. Allí se dieron cuenta de que estaba sin vida.

 

En la desesperación, la mujer dijo que planeó simular todo como un robo: le pidió entonces a Kevin Calderón que lo atara con un cable y entró a la habitación del hombre para revolver todas sus pertenencias. Además, le sacó un revólver, que se lo puso en la cintura, y también se llevó las cañas de pescar.

 

Luego guardaron todo en el vehículo y se volvieron a su casa del barrio 500 Viviendas Norte. De allí Villegas se fue en un taxi -propiedad de un amigo de su hija Aldana Baudry- hasta la estación de servicio La Casona, donde le vendió el arma a otro amigo de Aldana.

 

Luego de Villegas testificaron los otros cuatro imputados. Además de ellos están citados a declarar otros 64 testigos, por lo que el debate se extenderá a lo largo de otras cinco audiencias.

 

 

 

 

MGE/Sofía Ortíz.

 

Comentá vos tambien...