21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Llegó acusado por abuso, pero pide lo condenen por estupro

El abogado de Matías Britos sostuvo que él pensó que la chica era mayor. Para la fiscal, hubo consentimiento.

Por redacción
| 13 de agosto de 2022
Audiencia. Britos, en el extremo derecho, llegó al banquillo con un pedido de pena a 12 años de cárcel por abuso. Foto: Inés Cobarrubia

La fiscal de Juicio Virginia Palacios y Jorge Sosa, abogado de Matías Britos, acordaron en un juicio abreviado que el hombre de 32 años sea condenado a tres años de cárcel en suspenso por el delito de estupro y no por la figura de abuso sexual por la que había sido procesado en 2020. En la audiencia, el defensor afirmó que “se trató de una relación consentida” y que Britos pensó que la joven, que es su sobrina, “era mayor edad por su contextura física”. Ahora, el tribunal tendrá diez días hábiles para avalar o desestimar la solicitud. Mientras tanto, el acusado seguirá en la Penitenciaría.

 

Britos está privado de la libertad desde el lunes 20 de junio de 2020, tras ser apresado en calle Orlando de Luca del barrio 544 Viviendas de la capital, luego de que Palacios, en ese entonces estaba al frente del Juzgado Penal 3, librara una orden de detención por la denuncia que recibió por parte de la madre de la adolescente.

 

Según las averiguaciones y testimonios recabados en la causa, apenas inició la cuarentena, el sábado 21 de marzo de 2020, una familia que vive en San Luis se fue al campo que sus parientes tienen en un paraje próximo a Alto Pelado, denominado La Juanita. Allí, en la misma propiedad, estaba Britos con su pareja y sus tres hijos menores. Fue durante esos días de convivencia en que ocurrió el abuso.

 

El acusado es un tío de la víctima, quien entonces tenía 13 años. En su declaración, el padre de la víctima explicó que el imputado es su primo segundo y que tiene una hija de aproximadamente la misma edad que su niña.

 

Al comenzar el aislamiento, además de las familias de la nena y la del imputado, llegaron otras a pasar esos días en el campo. Por eso, según explicó la mamá de la víctima, no había camas suficientes y eso determinó que, en algunas ocasiones, su hija y sus primas durmieran en una casilla metálica que hay en el predio.

 

Una noche en que las niñas se quedaron en la casilla, Britos y el otro hombre entraron. Y en esa circunstancia, el imputado abusó de la menor.

 

Con indicios suficientes de que el hecho ocurrió, Palacios ordenó la detención del sospechoso y luego lo procesó con prisión preventiva. A poco más de dos años de ese hecho, la magistrada, quien ahora es fiscal de Juicio, afirmó que las averiguaciones dieron cuenta de que hubo “una relación consentida”, según la misma palabra de la joven y las pericias en los celulares de ella y él.

 

Aunque la funcionaria judicial refirió que si bien “resulta indiscutible que tanto el imputado como la víctima habían trabado una especie de vínculo y del consentimiento”, dejó por sentado que “hubo un claro aprovechamiento en la inmadurez sexual de la víctima y en las maniobras previas de seducción”.

 

“Tenemos en claro que el consentimiento no se discute en una niña de 12 años. Esta afirmación a la que he llegado resulta del análisis del cotejo armónico de las piezas obrantes en la causa”, sintetizó Palacios al referirse al cambio de carátula de “Abuso sexual con acceso carnal” a “Estupro”.

 

En su alocución, la representante del Ministerio Público Fiscal opinó: “Me resulta admisible y ciertamente posible pensar que la circunstancia de mediar un error de tipo, una falsa representación por parte de Britos, respecto a cuál es la edad concreta de la joven. También hasta podemos pensar en un error de prohibición, porque todo el mundo sabe cuál es el error que marca la validez, o no, del consentimiento”.

 

Finalmente, puso en conocimiento al tribunal que “personalmente mantuve contacto con la víctima y con sus progenitores, quienes de una manera categórica han manifestado su acuerdo pleno y absolutamente libre para arribar a la solución del caso en los términos expresados”, concluyó.

 

A su turno, Sosa, tras mostrar su acuerdo con la medida, sostuvo que Britos “nunca creyó que la chica tuviera esa edad. Por su fisonomía parecía más grande. En su buena fe pensó que tenía más edad”.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...