SAN LUIS - Martes 28 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Martes 28 de Mayo de 2024

EN VIVO

Agravaron la acusación contra los imputados por matar a Claudio Leyes

El fiscal Esteban Roche mutó la carátula a "Homicidio en ocasión de robo", que prevé una pena de 25 años.

Por redacción
| 17 de marzo de 2023
Mayo del 2022. Los acusados, previo a ser conducidos a la Penitenciaria. Foto: El Diario.

El fiscal de Instrucción 3, Esteban Roche, entendió que la muerte de Claudio Leyes (50), el hombre que fue atacado el sábado 16 de abril del año pasado en una estación de servicio de Juana Koslay, se debió a los golpes que recibió durante el robo que perpetraron Bernabé Chávez, su entonces pareja, Verónica Agüero (36), Aníbal Galeano (45) y Yamila Barroso (33). Leyes falleció el pasado 18 de enero en la casa de su madre, postrado por las irreparables lesiones que le causó la agresión.

 

Los procesos judiciales para la acusación ya estaban cerrados por el tiempo que transcurrió desde el hecho hasta el deceso de Leyes, pero el fiscal Roche solicitó una prórroga de clausura al Colegio de Jueces para poder investigar los motivos de la muerte del hombre.

 

Esa audiencia finalmente se llevó a cabo, y Roche pidió mutar la carátula de "Robo doblemente calificado" por la de "Homicidio en ocasión de robo", medida que fue aceptada por el juez de Garantías 3, Marcos Flores Leyes. "Este es un delito que prevé una pena de 25 años", señaló el representante del Ministerio Público Fiscal.

 

En cuanto a la siguiente instancia de la causa, indicó que "resta incorporar una entrevista de la médica forense y la idea es volver a clausurarla lo más rápido posible y esperamos no pase de abril para solicitar la audiencia de control y elevación a juicio".

 

La audiencia se realizó en la sala de oralidad del Poder Judicial capitalino y los cuatro acusados, que están alojados en el Servicio Penitenciario con prisión preventiva hasta la llegada del juicio, optaron por no declarar.

 

 

"Se le otorgó una domiciliaria y no cumplió"

 

El defensor oficial en lo Penal 3, Matías Farinazzo Tempestini, quien asiste a Verónica Agüero, planteó por segunda vez ante Flores Leyes que se aborde la situación procesal de su defendida con perspectiva de género y se le otorgue prisión domiciliaria, ya que es madre de dos pequeños, pero "como se le otorgó en su momento, no cumplió y actualmente no hay garantías de que la cumpla nuevamente", el magistrado rechazó ese sobreseimiento.

 

En junio pasado, el juez fue benevolente y accedió al pedido de las defensas de las mujeres, que solicitaron se les permita cumplir una medida privativa en sus hogares porque tienen hijos menores a cargo. "En el caso de Agüero teníamos un documento del Instituto de Reinserción Social con un informe del personal policial, que se constituyó en los domicilios de cada una de ellas y, al no encontrarlas, entendimos que habían violado las pautas que el juez había fijado”, explicó Roche en ese momento, luego de que les revocaran el beneficio a ambas.

 

Incluso, el viernes 17 de junio, en horas de la noche, Barroso fue demorada junto a un hombre de apellido Rodríguez tras arrebatarle el teléfono a un joven que esperaba el colectivo en calles La Merced y Rawson, en la zona oeste. Motoristas de la Policía los interceptaron en La Merced y Corrientes y le iniciaron una causa por “Robo simple”.

 

En tanto, Chávez y Galeano están apresados desde el viernes 6 de mayo del año pasado y no han podido -ni tampoco podrán- gozar de algún beneficio fuera de las rejas hasta el debate oral.

 

 

Un llamado, el ataque y una situación confusa

 

De la investigación surgió que Leyes participó de un asado familiar minutos antes de ser atacado hasta que un conocido suyo lo llamó para concretar un encuentro en el playón de una estación de servicio ubicada en el ingreso a Juana Koslay, sobre avenida José Santos Ortiz. Una hora más tarde, esa misma persona llevó a Claudio inconsciente a la casa de sus familiares y contó que Bernabé Chávez, un conocido en común, lo había golpeado.

 

Cuando recuperó la lucidez, Leyes dijo que en realidad fue abordado por ladrones que le sustrajeron su celular y la billetera. No quiso que lo llevaran al médico y se recostó, pero despertó el domingo a la siesta con un severo dolor de cabeza y vómitos. Un hermano lo acompañó hasta el Hospital del Sur, desde donde lo derivaron de urgencia al Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo”.

 

Allí, los profesionales se dieron cuenta de que la agresión había sido brutal, con un elemento contundente y muy probablemente ejecutada por varias personas: tenía fractura de cráneo, de mandíbula, un edema cerebral y muchos coágulos de sangre en su cabeza por los que debió ser intervenido. A eso se le sumó una neumonía y un cuadro de meningitis.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo