12°SAN LUIS - Viernes 12 de Abril de 2024

12°SAN LUIS - Viernes 12 de Abril de 2024

EN VIVO

La lucha no para: municipales reclamaron reincorporaciones

La voz de quienes hoy por hoy no tienen voz se hizo escuchar. Decenas de familias pidieron "pan y trabajo".

Por redacción
| 01 de febrero de 2024
Solidaridad. Autoconvocados que manifestaban contra las medidas nacionales se sumaron para unir fuerzas. Foto: Inés Cobarrubia

La lucha no claudicará hasta que los despedidos sean reincorporados. El dolor del hambre, la incertidumbre y la desesperanza calan hondo en el corazón de los 200 damnificados de la familia municipal, pero nada detiene el espíritu que da las fuerzas para conseguir lo justo: la chance del pan y el trabajo. Ayer, diferentes trabajadores afectados por el brutal recorte del intendente, Gastón Hissa, se congregaron frente al Municipio para trazar la continuidad de las acciones gremiales.

 

Había indignación en los presentes ya que aún no son escuchados por el jefe comunal, no tienen respuestas. Sucede que, horas después de la manifestación que se concretó el martes dentro de las instalaciones de la casa municipal, Hissa salió en un video desde su despacho despotricando acusaciones y señalamientos contra la gente que reclamaba por los ceses. El gesto generó bronca. La mentira no da para más y se hizo sentir en la nueva instancia de protesta.

 

“Si no fuera el intendente que echó a 200 personas, uno se podría reír del video que difundió. Mientras nos manifestábamos el martes, seguían llegando telegramas. El nivel de cinismo que maneja el intendente es grave. Lo que me molestó es que hable de la ‘familia municipal’. Tiene que dejar de usar ese término, porque si los siente como una familia tendría que tratarlos mucho mejor, no tendría que echarlos, incluso si cometió un error debería revertirlo y reincorporarlos, les tendría que dar aumentos en una situación como la que estamos viviendo. Hay varias cosas que tendría que realizar si es que siente a los municipales como familia. Quisiera que no use ese término, le hace mucho daño a la gente”, apuntó el secretario general de ATE, Fernando Gatica, en diálogo con El Diario de la República.

 

 

La marcha que estaba en la convocatoria del cacerolazo por las medidas nacionales pasó por la Municipalidad y se solidarizó con los trabajadores. "Estas cuestiones son producto de la política del gobierno de Poggi, que va de la mano con el de Milei", repudió el dirigente Ítalo Gallardo.

 

Los referentes se congregaron alrededor de las 19, frente a la Comuna. No tardó en generalizarse la sorpresa, con toques de rabia. Y es que por órdenes de Hissa, el edificio estaba vallado, con fuerte presencia policial. Se podían ver integrantes del COAR, efectivos de distintas divisiones. Incluso, sobre la vereda del reconocido supermercado de la cadena local, por calle San Martín, instalaron dos gazebos azules, con móviles de Tránsito Municipal.

 

Probablemente, la medida se concretó para evitar que los manifestantes instalaran la “carpa de la dignidad”, que se había barajado como una posibilidad. Incluso se hablaba de una olla popular. Sin embargo, todo fue a modo de debate y expresión. El gesto de las autoridades municipales se interpretó como una clara intención de criminalizar la protesta. “Tengo a mi gente acá de gusto”, se alcanzó a escuchar en voz de un alto mando policial. Y no es para menos, la jornada fue totalmente pacífica.

 

“Hissa es un cínico, es una persona que realmente hace de la mentira un relato. En 40 días de gobierno ha construido un relato. Tenemos la obligación de seguir reclamando y desarmando ese relato. El compañero que se levanta a las 6 de la mañana para ir a trabajar no es un ñoqui. Tuvimos mucha solidaridad de entidades gremiales, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma, el Movimiento Evita, la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular. Por privado, recibimos una infinidad de mensajes, mucho apoyo. Nos ha pasado que en acciones nuestras la opinión pública era desfavorable, hoy está dividido y hay mucho apoyo por parte de diferentes actores”, indicó Gatica.

 

“Hay mucho miedo, estamos en una situación donde cuesta más que nos juntemos. Hay una esperanza generada por parte de funcionarios que dicen por debajo que los van a reincorporar y eso ha llevado a la gente a esperar ese momento, que ojalá llegue, pero sabemos que no será así. Vamos a seguir dando visibilidad al reclamo, seguiremos pidiendo la reincorporación”, añadió.

 

 

En primera persona

 

Un grupo de personas compartió su testimonio a El Diario; pidieron no hacer públicos sus nombres. “Entré en 2019, en la gestión de Enrique Ponce. Tuve la suerte de quedar en planta. No tuve inconvenientes en mi trabajo, tampoco inasistencias. En pandemia trabajé todos los días. Hoy eso no cuenta. Hace un año tengo a mi mamá en cama, yo ayudo a mis viejos que son personas grandes. Tengo a mis hijos, que también los ayudo. Uno de mis nietos padece una discapacidad irreversible. Me entristece no poder contar con los medios de mi esfuerzo diario para ayudarlo en lo que necesita. No soy un ñoqui”, expresó uno de los despedidos.

 

“Entré en 2021, nunca fui ñoqui. Hice un montón de trabajos por y para la ciudad: albañilería, soldadura, pintura. Estuve en todos los barrios. No lo tuvieron en cuenta, sin darme una explicación me despidieron. Soy padre de familia, tengo a mi hija a cargo por una situación de violencia, tengo la guarda provisoria. Trabajaba por y para ella. ¿Quién le va a dar de comer ahora? Esto me parte al medio”, lamentó otro damnificado.

 

Redacción/MGE

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo