13°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

13°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

EN VIVO

Daniel Castañeda: "Los funcionarios públicos están dormidos"

Críticas hacia una gestión que no logra conectar con la realidad del campo. “En el Ministerio de Desarrollo Productivo hay una especie de sordera para generar políticas públicas”, dijo.

Por Roberto Vinuesa
| 31 de marzo de 2024
Propuesta. Castañeda consideró que deben incorporarse a los programas educativos temas agropecuarios. Fotos: Inés Cobarrubia.

La nueva gestión del Senasa busca establecer un nuevo paradigma donde la comunicación ocupe un lugar central. Daniel Castañeda es abogado y escribano, se desempeña como profesional analista y forma parque del equipo directivo de la entidad en San Luis. Se encuentra en plena tarea de acercar la institución nacional a los organismos públicos de la provincia, aunque todavía no lo reciben, ni le dan una respuesta.

 

“Las oportunidades están, pero las mentes de los funcionarios públicos están embotadas y adormecidas. Deben dejar la silla y empezar a escuchar al productor, porque sin datos una decisión política puede llegar a ser un tremendo fracaso”, disparó sin vueltas, y continuó: “El derecho de libre expresión y el derecho a la información van de la mano. Los actos de gobierno, la rendición de cuentas y la participación ciudadana es fundamental en nuestro sistema democrático”.

 

Castañeda promueve la integración de las instituciones para acelerar el proceso de desarrollo de la provincia, pero se quejó de que todavía, a más de cien días de estar en su cargo, el ministro de Desarrollo Productivo, Federico Trombotto, no mostró interés en la propuesta del Senasa de proveer datos disponibles, recibir asistencia técnica y capacitación en una importante variedad de actividades, entre ellas dotar de la categoría de Tránsito Federal al frigorífico de Unión para que pueda sacar la faena hacia otras provincias y aprovechar los mercados internacionales.

 

En este nuevo concepto de gestión, el profesional consideró que también otras entidades de igual importancia, como el INTA, INTI e INaSe (Instituto Nacional de Semillas) tienen la capacidad técnica e información que la provincia necesita para el despegue productivo de la región.

 

 

Daniel Castañeda también lamentó que el gobierno provincial no se vincule con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde hay dinero disponible para desarrollar la producción caprina y ovina, que se pueden gestionar a través del Senasa o la Secretaría de Bioeconomía.

Como ejemplo, citó el Consorcio del Paso Pehuenche para integrar el comercio internacional con los puertos y poblaciones de Chile, un organismo que viene trabajando desde 2006 y que está integrado por localidades de Buenos Aires, La Pampa, San Luis y Mendoza que atraviesa el ramal ferroviario Sarmiento.

 

Recientemente hubo un encuentro con representantes de las cuatro provincias para continuar con la futura activación de este corredor bioceánico, pero el ministro Trombotto, que estuvo especialmente invitado para representar a San Luis, no asistió, lamentó Castañeda. “Es necesario que los legisladores de la provincia de San Luis adhieran a ese convenio, o al menos hagan una declaratoria, tantos diputados como senadores. Eso urge, porque hablamos del Corredor Bioceánico del que muchos ya se están ocupando, pero aquí no están concentrados, ni enfocados en las políticas públicas internacionales de comercio exterior”, aseveró.

 

Ganadería. Los productores del departamento Dupuy sueñan con la reactivación del frigorífico de Unión, hoy paralizado y sin fecha de apertura.

 

Insistió en que los legisladores nacionales del color político que sean, se involucren ya que se trata de una política a nivel país, que “traerá trabajo, en especial el ferrocarril, que generará puestos laborales a gran escala a través de las economías regionales”.

 

El Paso Pehuente, indicó, reviste gran importancia para la producción exportable de San Luis, ya que abre un “gran comercio” con los mercados asiáticos: “Esta es una política pública que todavía no se ha trabajado. Se habla, se comunica a los actores y todo lo demás, pero no hay un trabajo fino de sentarse en una mesa para analizar el sector europeo, exportadores, importadores y transporte”.

 

En ese sentido, insistió con destacar los beneficios que trae el ferrocarril, que genera un ahorro en los costos logísticos del 80% y a su vez activa el flete corto. “En el Ministerio de Desarrollo Productivo hay una especie de sordera, el ministro no atiende a las necesidades esenciales que tiene el sector agropecuario, no se deja ayudar por el Senasa. Hace 60 años venimos trabajando con el campo y contamos con información que permitiría, por ejemplo, generar puestos de trabajo en dos de los frigoríficos provinciales”.

 

Para Castañeda, los funcionarios deben dejar la silla y empezar a escuchar a los productores, a la industria frigorífica, a los importadores y exportadores; empezar a generar confianza.

Por otra parte, consideró que deben incorporarse a los programas educativos temas vinculados a la ruralidad, como se hizo con la agenda ambiental: “Conocí a una niña de 9 años que habla de los humedales y eso significa hablar de agua dulce, entonces hay que incorporar temas como exportación e importación para entender la importancia que tiene San Luis como eje y centro de Argentina”.

 

Pero también opinó que debería ser obligatorio por parte de los funcionarios y por parte también de los legisladores interesarse por esto, “si no van en contramano de lo que dice el gobernador”, respecto de la importancia de aprovechar el corredor bioceánico.

 

“Tengo una sensibilidad social por naturaleza. Yo no puedo ver a un niño pidiendo por la calle o una familia buscando comida en los contenedores. Aumentó la cantidad de cartoneros en la ciudad de San Luis. La gente acepta trabajar en negro para buscar su sustento. Entonces mi deber es un deber moral, de transmitir esto”, reflexionó.

 

Castañeda también lamentó que el gobierno provincial no se vincule con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde hay dinero disponible para desarrollar la producción caprina y ovina, que se pueden gestionar a través del Senasa o la Secretaría de Bioeconomía.

 

San Luis tiene un stock bovino superior a 1.300.000 cabezas, según datos de 2023, y su mayor problema es el bajo índice de preñez y destete, situación que para el profesional del Senasa podría revertirse con capacitaciones a los productores. “Por eso es necesario trabajar en forma conjunta con Trombotto, con lo cual también se lograría un impulso sobre la explotación caprina muy importante, incluso generando a través de Sol Puntano y su laboratorio de El Campo la transferencia de embriones de cabras y con ello acelerar el despegue de ese sector”.

 

 Dupuy es el departamento más ganadero de la provincia, muchos productores de todas las escalas sueñan con que se active el frigorífico de Unión y que tenga la categoría de tránsito federal: “Hay muchos que la tienen clara en cuanto al impacto económico, porque habría en la región más empleo, por ejemplo y el Senasa cuenta con equipos técnicos capacitados para asesorar en las exigencias del mercado europeo, de Estados Unidos y de Chile. Es posible hacerlo y hay nichos de explotación que se pueden tramitar a través de la Ventanilla Única de Comercio Exterior”.

 

Para Castañeda, los funcionarios deben dejar de calentar la silla y empezar a escuchar a la gente, a la industria frigorífica, a los importadores y exportadores; empezar a generar confianza. “A veces no es el gobierno, a veces son algunos funcionarios los que tienen tapados los oídos y no van a donde tienen que ir. Se quedan ahí esperando a que todo les caiga del cielo”, criticó.

 

El funcionario lamentó que hace dos meses y medio que intenta llegar con este mensaje a la cartera productiva porque lo considera de urgencia para despegar la actividad agropecuaria puntana y porque considera que la comunicación entre organismos es muy necesaria: “Sin comunicación no tenemos nada, hoy los datos son el nuevo oro del mundo, pero en el gobierno es como que no la ven”.

 

También insistió en que las oportunidades están, pero “hace falta que alguien despierte a los funcionarios. Algunos escucharán, otros no. Eso ya escapa a mi buena voluntad y parece que soy una voz que grita en el desierto”.

 

Para traer un inversor a la provincia, agregó, no alcanza con generarle una buena condición fiscal, sino funcionarios que estén informados y preparados para entender qué es lo que necesita este inversor: “La parte técnica es uno de los aspectos más importantes de la producción agrícola o ganadera”, concluyó.

 

Redacción

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo