eldiariodelarepublica.com
Quieren que abogado acusado de abusar de su hija vaya a juicio

Escuchanos EN VIVO!
X

Quieren que abogado acusado de abusar de su hija vaya a juicio


La Cámara del Crimen Nº 2 de San Luis hizo lugar la semana pasada al pedido de juicio abreviado para un abogado de 51 años acusado de abusar de su hija adolescente. “Mañana –por hoy– presentaré el beneficio de litigar sin gastos. Sucede que para los dos recursos que interpondré, el de casación e inconstitucionalidad, al ser querellante, hace falta el pago de tasa de justicia. Y la mamá de la chica no está en condiciones económicas de abonarla”, explicó anoche Hugo Scarso, abogado contratado por la mamá de la joven.


Si bien ambos recursos se interponen ante la Cámara, quien deberá emitir una resolución es el Superior Tribunal de Justicia, refirió el penalista.


El dictamen de la Cámara ha despertado la indignación de la adolescente y de su familia, que aspiran a que el acusado llegue a debate oral y enfrente una figura más gravosa que aquella que se acordó al solicitar el juicio abreviado, refirieron dos fuentes.


El año pasado se confirmó el procesamiento con prisión preventiva que la jueza Penal Nº 3 de San Luis, Virginia Palacios, le había dictado al abogado por “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por el vínculo”.


Luego, “la causa se elevó a juicio; la defensa –NdP: al menos hasta el año pasado, la llevaba adelante una hija mayor del acusado junto al penalista Carlos Salomón– y el Fiscal de Cámara Nº 2, Fernando Rodríguez, acordaron un juicio abreviado por otro delito, abuso sexual simple, con una pena de tres años y medio”, resumió otra fuente consultada.


El abuso sexual gravemente ultrajante se paga con condenas de 5 a 15 años de prisión, mientras que el abuso simple, agravado por la condición de padre, tiene condenas de 3 a 10 años, especificó.


Tras el acuerdo entre el acusado, su defensa y la Fiscalía, se fijó una audiencia, para que las partes ratificaran lo convenido, dijo este informante. Scarso, quien trabaja en el caso junto al penalista Esteban Sala, y María Eugenia Schmid –secretaria de la Defensoría de Menores del Ministerio Público de la Defensa– se opusieron al acuerdo.


Schmid desacordó “por el monto de la condena, por la rebaja del tipo penal”, detalló Scarso.


“La Cámara fundó el juicio abreviado en los derechos del niño –continuó–. Pero éstos corresponden cuando efectivamente se está ante un niño. En este caso, la víctima es una chica que ya tiene 16 años. Está en condiciones de declarar en debate. Y lo que ella quiere es ser escuchada en esa instancia. En este sentido, los derechos del niño no pueden aplicarse ni servir para el otorgamiento de juicio abreviado en la forma en que se hizo”.


Contó que días atrás, en una larga entrevista que mantuvo con la muchacha, ella le manifestó su voluntad de sentarse ante el tribunal. “Lo que ha hecho la Cámara es privar a un menor, con los derechos del niño a su favor, de declarar”, consideró.


El Diario intentó comunicarse ayer a la tarde con Salomón y con el presidente de la Cámara del Crimen Nº 2, Hugo Saa Petrino, pero no contestaron llamados. La secretaria de dicho tribunal, Griselda Murcia, no pudo brindar detalles, pues ha estado de viaje, por actividades oficiales.


El caso se conoció en 2013, cuando la adolescente, que por entonces tenía 14 años, reveló que su padre abusaba de ella. Lo hizo después de participar en su escuela de una charla sobre la prevención de los delitos contra la integridad sexual y la necesidad de hablar para combatirlos. La chica dialogó con los docentes y éstos citaron a su mamá.


El 23 de setiembre de ese año, la directora del colegio presentó el caso en el Juzgado Penal Nº 3. La madre de la adolescente ratificó la denuncia, lo que habilitó a la magistrado a investigar el delito, que es de instancia privada. Ante este tipo de hechos, si el representante del menor no insta la acción, el juez no puede avanzar con las averiguaciones.


Palacios ordenó la detención del abogado en octubre de 2013, después de que concretaron varias pruebas que dieron señales de que el abogado sería el autor de los abusos.


En el examen médico se determinó que la menor no sufrió acceso carnal, aunque sí presentaba desgarros en la zona íntima, que fueron indicios de manoseos, según reveló en aquel momento una fuente de la causa.


Cuando declaró en la Cámara Gesell, en octubre de 2013, la jovencita narró que los abusos habían comenzado, en realidad, cuando ella tenía 12 años. Al parecer, el padre habría iniciado con los tocamientos cuando su esposa estaba internada en Buenos Aires. Y los ataques habrían continuado después de que la pareja se separó. Por el régimen de visita fijado, la nena iba a la casa de su papá dos veces por semana.


El 21 de enero del año pasado, el abogado, sobre quien pesaba un pedido de captura internacional, se presentó en la Justicia. Quedó detenido y enfrentó la indagatoria, en la que se abstuvo de declarar.


Según contó su defensor en aquella oportunidad, el 4 de octubre de 2013, el abogado sospechado viajó en su vehículo y pasó por los controles fronterizos hacia Chile, sin que nadie lo parara. Dijo que su cliente también estuvo en Bolivia y Brasil y que apenas supo que era buscado, decidió  volver a San Luis, para ponerse a disposición de las autoridades.



Nota de la Redacción: Atento a que los lectores en sus comentarios hacen pública la identidad del abogado procesado y, de este modo, el de la víctima, este medio no publicará comentarios sobre la nota.


El Diario no tiene ningún interés en proteger al acusado, sino preservar la identidad de la víctima y evitar que quede expuesta ante la opinión pública.



Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Quieren que abogado acusado de abusar de su hija vaya a juicio

21 de enero de 2014. El sospechoso, que estuvo prófugo tres meses, se entregó y fue indagado.

La Cámara del Crimen Nº 2 de San Luis hizo lugar la semana pasada al pedido de juicio abreviado para un abogado de 51 años acusado de abusar de su hija adolescente. “Mañana –por hoy– presentaré el beneficio de litigar sin gastos. Sucede que para los dos recursos que interpondré, el de casación e inconstitucionalidad, al ser querellante, hace falta el pago de tasa de justicia. Y la mamá de la chica no está en condiciones económicas de abonarla”, explicó anoche Hugo Scarso, abogado contratado por la mamá de la joven.


Si bien ambos recursos se interponen ante la Cámara, quien deberá emitir una resolución es el Superior Tribunal de Justicia, refirió el penalista.


El dictamen de la Cámara ha despertado la indignación de la adolescente y de su familia, que aspiran a que el acusado llegue a debate oral y enfrente una figura más gravosa que aquella que se acordó al solicitar el juicio abreviado, refirieron dos fuentes.


El año pasado se confirmó el procesamiento con prisión preventiva que la jueza Penal Nº 3 de San Luis, Virginia Palacios, le había dictado al abogado por “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por el vínculo”.


Luego, “la causa se elevó a juicio; la defensa –NdP: al menos hasta el año pasado, la llevaba adelante una hija mayor del acusado junto al penalista Carlos Salomón– y el Fiscal de Cámara Nº 2, Fernando Rodríguez, acordaron un juicio abreviado por otro delito, abuso sexual simple, con una pena de tres años y medio”, resumió otra fuente consultada.


El abuso sexual gravemente ultrajante se paga con condenas de 5 a 15 años de prisión, mientras que el abuso simple, agravado por la condición de padre, tiene condenas de 3 a 10 años, especificó.


Tras el acuerdo entre el acusado, su defensa y la Fiscalía, se fijó una audiencia, para que las partes ratificaran lo convenido, dijo este informante. Scarso, quien trabaja en el caso junto al penalista Esteban Sala, y María Eugenia Schmid –secretaria de la Defensoría de Menores del Ministerio Público de la Defensa– se opusieron al acuerdo.


Schmid desacordó “por el monto de la condena, por la rebaja del tipo penal”, detalló Scarso.


“La Cámara fundó el juicio abreviado en los derechos del niño –continuó–. Pero éstos corresponden cuando efectivamente se está ante un niño. En este caso, la víctima es una chica que ya tiene 16 años. Está en condiciones de declarar en debate. Y lo que ella quiere es ser escuchada en esa instancia. En este sentido, los derechos del niño no pueden aplicarse ni servir para el otorgamiento de juicio abreviado en la forma en que se hizo”.


Contó que días atrás, en una larga entrevista que mantuvo con la muchacha, ella le manifestó su voluntad de sentarse ante el tribunal. “Lo que ha hecho la Cámara es privar a un menor, con los derechos del niño a su favor, de declarar”, consideró.


El Diario intentó comunicarse ayer a la tarde con Salomón y con el presidente de la Cámara del Crimen Nº 2, Hugo Saa Petrino, pero no contestaron llamados. La secretaria de dicho tribunal, Griselda Murcia, no pudo brindar detalles, pues ha estado de viaje, por actividades oficiales.


El caso se conoció en 2013, cuando la adolescente, que por entonces tenía 14 años, reveló que su padre abusaba de ella. Lo hizo después de participar en su escuela de una charla sobre la prevención de los delitos contra la integridad sexual y la necesidad de hablar para combatirlos. La chica dialogó con los docentes y éstos citaron a su mamá.


El 23 de setiembre de ese año, la directora del colegio presentó el caso en el Juzgado Penal Nº 3. La madre de la adolescente ratificó la denuncia, lo que habilitó a la magistrado a investigar el delito, que es de instancia privada. Ante este tipo de hechos, si el representante del menor no insta la acción, el juez no puede avanzar con las averiguaciones.


Palacios ordenó la detención del abogado en octubre de 2013, después de que concretaron varias pruebas que dieron señales de que el abogado sería el autor de los abusos.


En el examen médico se determinó que la menor no sufrió acceso carnal, aunque sí presentaba desgarros en la zona íntima, que fueron indicios de manoseos, según reveló en aquel momento una fuente de la causa.


Cuando declaró en la Cámara Gesell, en octubre de 2013, la jovencita narró que los abusos habían comenzado, en realidad, cuando ella tenía 12 años. Al parecer, el padre habría iniciado con los tocamientos cuando su esposa estaba internada en Buenos Aires. Y los ataques habrían continuado después de que la pareja se separó. Por el régimen de visita fijado, la nena iba a la casa de su papá dos veces por semana.


El 21 de enero del año pasado, el abogado, sobre quien pesaba un pedido de captura internacional, se presentó en la Justicia. Quedó detenido y enfrentó la indagatoria, en la que se abstuvo de declarar.


Según contó su defensor en aquella oportunidad, el 4 de octubre de 2013, el abogado sospechado viajó en su vehículo y pasó por los controles fronterizos hacia Chile, sin que nadie lo parara. Dijo que su cliente también estuvo en Bolivia y Brasil y que apenas supo que era buscado, decidió  volver a San Luis, para ponerse a disposición de las autoridades.



Nota de la Redacción: Atento a que los lectores en sus comentarios hacen pública la identidad del abogado procesado y, de este modo, el de la víctima, este medio no publicará comentarios sobre la nota.


El Diario no tiene ningún interés en proteger al acusado, sino preservar la identidad de la víctima y evitar que quede expuesta ante la opinión pública.



Logín