17.1°SAN LUIS - Lunes 21 de Septiembre de 2020

17.1°SAN LUIS - Lunes 21 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El puente de Santos Ortiz y ruta 147 tiene un avance del 60%

Por redacción
| 09 de marzo de 2015
Solidez. Los ingenieros señalaron que la colocación de las vigas longitudinales es uno de los aspectos más importantes de la obra.

Sin prisa pero sin pausa. La obra iniciada por la UTE que conforman Alquimaq y Rovella Carranza, avanza dentro de los planes establecidos y  a pesar de los retrasos que trajo aparejado el mal tiempo, el proyecto estaría completado a finales de junio. Así lo confirmó el ingeniero Jaime Montaña, jefe de ejecución. “Hemos cubierto un 60 por ciento del total de la obra, aún con todas las contingencias que nos trajo sobre todo las malas condiciones climáticas. Sin embargo somos optimistas y estaremos finalizando la obra a mitad de año”, dijo.

 


Para quienes transitan por el sitio advierten fácilmente la nueva fisonomía que adquiere la obra con el paso de los días. En este momento las grúas están en la etapa del colocado de las vigas longitudinales, un aspecto clave  en este tipo de construcciones. Sobre este punto el ingeniero coordinador, Santiago Gulino, expresó: “Dentro del plan de trabajo y en conjunto con todo el equipo que conformamos,decidimos realizar el armado y tensado de vigas en un lugar distinto al de la obra. Permitiéndonos ganar tiempo y sumar practicidad, al realizar varias tareas simultáneamente y con el fin de poder terminar incluso antes del tiempo contractual”, afirmó el profesional. El proyecto demanda una mano de obra de 120 trabajadores.

 


“Creo que esta obra se va a apreciar mucho cuando esté concluida, teniendo en cuenta que es un diseño innovador desde lo tecnológico y con un soberbio acabado estético. Los ciudadanos van a tener un puente que implica un viaducto, terraplenes y colectoras, es un proyecto fabuloso”, subrayó Gulino.

 


Las lluvias y las demoras

 


Las autoridades a cargo de la obra admitieron que el temporal de lluvias también les trajo inconvenientes y retrasos, y que en total fueron de 15 a 20 días en los que la obra estuvo detenida.

 


“El clima nos afectó, no podemos trabajar sobre suelo húmedo y con más razón en esta etapa de hormigonado y de detalles que son vitales para hacer bien nuestra tarea. No es tan sólo parar porque un día llueve, sino que al día siguiente también se pierde buena parte al tener que esperar que todo esté seco y en condiciones aptas para poder continuar.   Pusimos en acción un plan alternativo en caso de que se produjesen nuevas precipitaciones, prolongando los horarios de trabajo y utilizando al máximo los días en que normalmente no trabajamos”, sostuvo Montaña.

 


En referencia al temporal de lluvias y los desastres que ha causado las intensas  precipitaciones en diferentes localidades de la provincia, Montaña agregó: “Entendimos que la situación de desolación que abarcó buena parte de San Luis no podía ser ajena a nuestra colaboración. Por eso enviamos máquinas a trabajar a los puntos que nos fueron requeridos, con el único afán de solidarizarnos con tantas familias damnificadas”, resaltó el profesional.

 


Tres meses más de desvíos

 


Los desvíos en la zona de la obra continuarán. Montaña señaló “agradecemos a los automovilistas la cooperación y la paciencia que nos tuvieron. Sabemos las molestias que es tomar desvíos pero es el único modo que podemos hacer bien nuestro trabajo sin tener que cortar permanentemente el tránsito. Los caminos alternativos van a mantenerse al menos 90 días más, pero todo redunda en beneficio de la comunidad”, concluyó.

 


Seguridad y tránsito pesado

 


La seguridad es un tema central para las empresas que realizan el puente a desnivel. “Tenemos personal fijo en cada garita de obra y durante las veinticuatro horas del día, equipados con handies para la comunicación entre cada puesto y con el agregado del adicional policial, que patrulla regularmente el sector”, sostiene Montaña.

 


Aseguró que hubo accidentes menores entre automovilistas imprudentes cuando tuvieron que acostumbrarse a los desvíos, pero nada que revistiera gravedad ni lesionados.

 


En relación al tránsito pesado (camiones y colectivos de larga distancia), el saldo también fue positivo, dado que el sistema de barreras y único ingreso a la estación terminal de ómnibus, permitió una circulación mucho más fluida y ordenada.

 


“Realmente la forma en que logramos solucionar el tema del tránsito pesado, superó nuestras expectativas”, aseguró Montaña.

 


El puente de Santos Ortiz y ruta 147 tiene un presupuesto de 298 millones de pesos.

 


Comentá vos tambien...