Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Fútbol y puntanidad en una entrevista con Alberto Arroyuelo

Por Alberto Rodríguez Saá


Alberto Rodríguez Saá, en su programa radial y televisivo que se emite en Radio Lafinur y CTV, entrevistó a Alberto Arroyuelo, quien fue jugador de Juventud en la década del setenta y además, formó parte del plantel que hizo historia en el fútbol de San Luis al participar por primera vez del Torneo Nacional en 1979. Luego, fue dirigente de la entidad del “Bajo”. 


—Alberto Rodríguez Saá: Hablemos sobre aquel Juventud que llegó a jugar el Nacional. 
—Alberto Arroyuelo: Se jugaba un Regional, con partidos ida y vuelta. Eran como ocho ruedas y el que ganaba, iba al Nacional. En el año 1978 viene Miguel Ángel Guzmán y arma un equipo de todos jugadores puntanos. Llegamos a la final con San Martín de Mendoza. Allá nos echan cinco jugadores y perdemos la final. En 1979, Guzmán trae tres o cuatro jugadores de Mendoza. Y ese equipo llega al Nacional. 


—ARS: En ese segundo equipo aparece (Ricardo Santos) Logiácono. ¿De dónde era?
—AA: Cuando perdemos la final en San Martín; Guzmán, como ya había trabajado y jugado en Mendoza, trae cinco jugadores que eran suplentes allá, en donde estaba Logiácono  que no había jugado casi nunca en San Martín.  Lo trae, y acá es una figura estelar. 


—ARS: Logiácono, ¿jugaba de 10?
 —AA: Sí, sí, jugaba de 10. 


—ARS: Para San Luis fue como ver al Beto Alonso, a Riquelme, una equivalencia así, comparando la época. 
—AA: Yo creo que sí, todo el mundo lo recuerda porque aparte de ser buen jugador era muy buena persona. Hubo jugadores de aquella época que han tenido problemas de salud y se han hecho partidos para recaudar fondos. Hace poquito se hizo uno y él estuvo presente. Siempre está presente cuando la gente de San Luis lo necesita. 


—ARS: ¿Te acordás que hubo una Selección del interior y lo pusieron a Logiácono? 
—AA: De Juventud salta a una Selección del interior y también al fútbol grande, es decir; después se va a jugar a Unión de Santa Fe. No vuelve a los equipos del interior, sino que termina su carrera en equipos que jugaban los Nacionales. 


—ARS: Contanos del técnico.
—AA: Miguel Ángel Guzmán nació en San Luis. Creo que jugó en Corazón Victoria.


—ARS: Corazón Victoria, viste que vos también lo decís.
—AA: Un equipo que tiene una hinchada muy popular. Tenía un hincha, el “King Kong” que gritaba y se sentía de todos lados cuando decía “Corazón Victoria”. Era una persona que acompañaba a Victoria a todos lados. Bueno, lo cierto es que Miguel Ángel Guzmán viene y revoluciona el fútbol de San Luis. Porque el fútbol de San Luis no iba más allá de Villa Mercedes. 
Guzmán nos cambió la vida. Nos enseñó lo que eran las concentraciones. Él trabajó mucho en la disciplina, entrenamiento y motivación. Nosotros hacíamos 10 kilómetros de trote aproximadamente. Salíamos de la Virgen como yendo a Villa de la Quebrada y por la subida del Portezuelo llegábamos hasta una escuela que había en Las Chacras, que le decíamos la escuela de Boca. 


—ARS: Claro, porque fue la que donó Boca Juniors. Boquita donaba todos los años una escuela, y una la donó en San Luis.
—AA: Nosotros, en el patio de esa escuela hacíamos trote, abdominales; y después nos veníamos en los autos que ponían los dirigentes para traernos. Le sigo contando de Guzmán. Con él empezamos a cobrar, teníamos un sueldo. No era mucho, pero era un sueldo. 


—ARS: Es decir, los profesionalizó. Con derechos y deberes. Muchachos, ustedes van a cobrar unos pesitos pero tienen que entrenar, disciplina y motivación.
—AA: Era muy motivador. Cuando teníamos un partido importante, estaba dos o tres horas motivándonos. Muchas veces usaba toda la picardía que en aquel tiempo se podía hacer. Por ejemplo, me subía al auto y me iba hablando hasta la cancha y te decía: A vos te va a marcar tal persona. No vas por adentro porque es bueno hacer la gambeta hacia afuera. Y me iba diciendo anécdotas o chismeríos de ese jugador, de su familia, de su novia, de su entorno. 
Había que hacerle caso. Si no le hacías caso, te sacaba. Y la disciplina era otro punto. Juventud  recibía agradecimientos por el comportamiento del equipo. Porque él no nos dejaba  tirarle ni una miguita de pan a un compañero. Dos veces los hacías; a la tercera, a tu casa. 


—ARS: Mirá que bien. 
—AA: En ese tiempo había grandes espectáculos. En la década del '60, un equipo de San Luis traía muchos equipos de Brasil que pasaban a jugar a Buenos Aires. 


—ARS: ¿Vos te referís a Estudiantes querido?
—AA: Sí, a Estudiantes. Yo a Estudiantes lo quiero mucho, creo que somos necesarios los dos equipos. En mi época hemos jugamos mucho tiempo los clásicos. El clásico nuevo. 


—ARS: Claro, porque antes el clásico era Estudiantes con Defensores. 
—AA: Exacto, pero en la década del '70 aparece Juventud y se hace el nuevo clásico de San Luis. Era algo muy sano, se jugaba y había cargadas. Pero terminaba el partido y nos juntábamos en los dos famosos bares de San Luis que había enfrente de la plaza y seguíamos con las cargadas sin ningún problema. 


—ARS: Qué bien. 
—AA: Hoy se perdió eso. Parece que los hinchas de Juventud no podemos hablar de Estudiantes y los de Estudiantes tampoco de Juventud. Le digo algo, no sé si usted lo sabe. Están en juicio los dos equipos. Es una cosa rarísima. Los dos equipos más grandes tienen juicio entre sí. Y si algún día sale un juicio, uno desaparece. Eso también habría que verlo porque son equipos que están apoyados por el Gobierno y usan muchas veces la plata esa para hacerse juicio entre ellos. 


—ARS: Uh, no.
—AA: Son cosas para ir mejorando para el futuro. Y que la familia pueda volver a la cancha, más allá de la rivalidad.


—ARS: Lo que decís es positivo. Que puedan volver, que no haya violencia, que haya camaradería. Al fin y al cabo el fútbol es un juego. A esto también lo comparten muchos de Estudiantes, de Victoria, de Defensores que quieren eso. Habría que trabajar sobre eso para lograrlo. 
—AA: San Luis ha sido eso. Ha sido una provincia unida con una causa. En aquel tiempo, jugara quien jugara; es más había una ley; que el equipo que jugaba el Regional, el otro tenía que prestarle los jugadores. 


—ARS: Una ley no escrita, de caballerosidad. Estaba de por medio San Luis. Entonces uno le decía al otro, elegí a quién quieras y llévatelo, porque todos deseaban que se ganara. 
—AA: Aparte conocíamos a todos los dirigentes de los distintos clubes. Cuando un equipo representaba a San Luis, se juntaban todos. Dirigentes, que eran hinchas de distintos equipos,  eran políticos de distintos partidos pero ahí se juntaban para que San Luis fuera lo más lejos posible.


—ARS: Primero San Luis.
—AA: Claro. Es lo más lindo que hay. Si usted no ama a San Luis, es muy difícil. Yo amo mi provincia, amo San Luis y amo a la gente que trabaja por San Luis.


 —ARS: Contame algo sobre ese famoso partido con Boca, ¿fue un amistoso?
—AA: Estudiantes empezó a traer equipos de Brasil, y Juventud cuando llega el año '78, '79, empieza a traer equipos de Buenos Aires. Primero lo trae a Independiente, que jugamos en la cancha de la Liga. Venía Comelles, Bertoni, Bochini, el famoso “Pepe” Santoro.


—ARS: ¿Y cómo les fue?
—AA: 1 a 1. Después viene Boca y perdemos 6 a 1. El Boca de Potente, García Cambón, en el '75. Y en el '79 antes de ir al Nacional viene de nuevo Boca, con Gatti, Pernía, son los que más me acuerdo. 
En el “Coliseo” perdimos 3 a 1. Cuando va perdiendo 2  a 1 Juventud, entro yo. Me tiran una pelota en cortada, entro en diagonal y cuando le voy a tocar la pelota por abajo a Gatti, se larga y pega con mi rodilla. No se levantó más. Quedó en el piso. 
Fue muy duro para mí porque me trataron bastante mal. Más allá de que no tuve tarjeta amarilla porque fue un choque casual. Pero sí tuve en la cancha un encontronazo bastante grande con Pernía. Me seguía por todos lados y buscándome porque me iba a partir. Lorenzo (DT de Boca) se da cuenta y lo saca a Pernía. Así podíamos seguir el partido formal. Porque si no, yo creo que no terminaba el partido.


—ARS: Has tenido la oportunidad de hablar con Pernía o con Gatti de esto.
—AA: Con Gatti tuve oportunidad de hablar. No recordaba mi nombre, pero sí el partido y el choque. 


—ARS: ¿Y qué te dijo? ¿Que había sido casual?
—AA: Digamos que en ese tiempo fue todo un comentario porque Gatti era figura. 


—ARS: Sí, acá mostramos una imagen de la revista El Gráfico (Ver foto).
—AA: Sale en El Gráfico, en Clarín. Pero él siempre declara que fue casual. No hubo ninguna mala intención. 

undefined

 


—ARS: Claro, por supuesto. Qué bonito todos los recuerdos que nos trajiste.


La entrevista pasa a la actualidad deportiva de Juventud, actual líder del Tetradecagonal del Torneo Federal A de AFA.  


Gloria Velázquez (co-conductora de Planeta Xilium): Una consulta, ¿Cómo es el sistema del Tetradecagonal? 
AA: El primero asciende. El resto va por el segundo ascenso. Y le toca con equipos importantes en San Luis, por ejemplo Talleres.


—ARS: ¿Y con Talleres es una pica aparte? Con Talleres también hay recuerdos tristes. Del partido que le cobraron un penal y todo eso. 
—AA: Con Talleres siempre hubo recuerdos tristes pero creo que tampoco tiene nada que ver la gente de Talleres ni los equipos. 


—ARS: Está anímicamente ese espíritu del Negro Guzmán. La motivación, el espíritu, ¿Está en este equipo de Juventud como para mantener este lugar? 
—AA: Yo creo que sí, están saliendo jugadores de San Luis. Hay dos chicos que están jugando, que son hermanos, que su padre también jugó en Juventud. 


—ARS: ¿Cómo se llaman?
—AA: Aman. Su abuela era una profesora que tenía la Escuela Normal. 


—ARS: Ah sí, Alicia Rotondó de Aman. Maravillosa mujer, de los coros de la escuela.
—AA: Sí, los nietos de ella están jugando en Juventud. Lo están haciendo muy bien. Hace mucho que no salían jugadores de San Luis que tienen futuro. Y los técnicos están sacando jugadores de acá, y eso es importantísimo. Yo respeto a todo el mundo, a todos los que vienen de afuera, pero creo que el puntano tiene un poquito más para darle a los equipos de San Luis.
—ARS: Qué bonito.  ¿Tenés fe en que puede llegar a ascender de una Juventud?
—AA: Futbolísticamente tengo muchísima fe. Lo que pasa es que hoy el fútbol, ya lo hemos visto, es de público conocimiento y ha salido a la luz, todo lo que se juega en el fútbol argentino. Bueno, si no aparecen todas esas cosas raras yo creo que estamos con muchísimas posibilidades.


—ARS: ¿La dirigencia está mentalizada para ascender?
—AA: La dirigencia sí. Están trabajando mucho. Arreglando muchas cosas en el estadio, que es importante. Si no hay cosas extras, estamos muy cerca de eyectarnos de nuevo al fútbol grande. 


—ARS: Yo he pasado en GEPU momentos así. A punto de clasificar y todo esto. ¿Y sabés lo que hay que decir en el vestuario?, como motivación. Hay que preguntar, ¿Quiénes son los mejores jugadores del mundo? Y todos tienen que decir, los de Juventud. ¿Cuál es la mejor hinchada del mundo? La de Juventud. 
—AA: Eso nos decía Guzmán. Que éramos mejores que los jugadores de Boca. 


—ARS: ¿De quién es problema cuando juega Juventud? Del otro. Nosotros jugábamos con Atenas de Córdoba, las finales en ese tiempo. GEPU contra Atenas, ¿de quién era el problema? De Atenas. 
—AA: Pero realmente era así en ese tiempo. Siempre tuvo un equipo de estrellas, importantísimo y siempre reconocido en el país, que jerarquizó la Liga Nacional de Básquet. Fueron momentos lindos de San Luis. Creo que se pueden volver a dar. 


—ARS: Lo que hay que hacer es esta conjunción y encuentro de varios factores: hinchada, que debe saber que es el mejor equipo del mundo y apoyarlo; el técnico, apoyarlo y saber que manda el técnico y lo que dice el técnico vale; y la dirigencia  que tiene que unir a todos. Hacer las cosas transparentes y con motivación. 
—AA: Claro, lo que pasa es que San Luis tuvo un bache. Se fueron algunos dirigentes. La Liga no trabajó bien. A la Liga le importaba más viajar o buscar premios por ser presidente de la Liga que el deporte de San Luis. Yo creo que hoy eso está cambiando.


—ARS: El actual presidente de la Liga viene de las inferiores.
—AA: Sí, viene del fútbol infantil. Conoce, sabe lo que es el sufrimiento del fútbol infantil. Es una persona honesta, que ha trabajado muchísimos años en el deporte. Dios quiera que ahora lo apoyen y San Luis vuelva a estar en los primeros lugares.


—ARS: Arroyuelo, ha dado una clase de fútbol y de puntanidad.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Fútbol y puntanidad en una entrevista con Alberto Arroyuelo


Alberto Rodríguez Saá, en su programa radial y televisivo que se emite en Radio Lafinur y CTV, entrevistó a Alberto Arroyuelo, quien fue jugador de Juventud en la década del setenta y además, formó parte del plantel que hizo historia en el fútbol de San Luis al participar por primera vez del Torneo Nacional en 1979. Luego, fue dirigente de la entidad del “Bajo”. 


—Alberto Rodríguez Saá: Hablemos sobre aquel Juventud que llegó a jugar el Nacional. 
—Alberto Arroyuelo: Se jugaba un Regional, con partidos ida y vuelta. Eran como ocho ruedas y el que ganaba, iba al Nacional. En el año 1978 viene Miguel Ángel Guzmán y arma un equipo de todos jugadores puntanos. Llegamos a la final con San Martín de Mendoza. Allá nos echan cinco jugadores y perdemos la final. En 1979, Guzmán trae tres o cuatro jugadores de Mendoza. Y ese equipo llega al Nacional. 


—ARS: En ese segundo equipo aparece (Ricardo Santos) Logiácono. ¿De dónde era?
—AA: Cuando perdemos la final en San Martín; Guzmán, como ya había trabajado y jugado en Mendoza, trae cinco jugadores que eran suplentes allá, en donde estaba Logiácono  que no había jugado casi nunca en San Martín.  Lo trae, y acá es una figura estelar. 


—ARS: Logiácono, ¿jugaba de 10?
 —AA: Sí, sí, jugaba de 10. 


—ARS: Para San Luis fue como ver al Beto Alonso, a Riquelme, una equivalencia así, comparando la época. 
—AA: Yo creo que sí, todo el mundo lo recuerda porque aparte de ser buen jugador era muy buena persona. Hubo jugadores de aquella época que han tenido problemas de salud y se han hecho partidos para recaudar fondos. Hace poquito se hizo uno y él estuvo presente. Siempre está presente cuando la gente de San Luis lo necesita. 


—ARS: ¿Te acordás que hubo una Selección del interior y lo pusieron a Logiácono? 
—AA: De Juventud salta a una Selección del interior y también al fútbol grande, es decir; después se va a jugar a Unión de Santa Fe. No vuelve a los equipos del interior, sino que termina su carrera en equipos que jugaban los Nacionales. 


—ARS: Contanos del técnico.
—AA: Miguel Ángel Guzmán nació en San Luis. Creo que jugó en Corazón Victoria.


—ARS: Corazón Victoria, viste que vos también lo decís.
—AA: Un equipo que tiene una hinchada muy popular. Tenía un hincha, el “King Kong” que gritaba y se sentía de todos lados cuando decía “Corazón Victoria”. Era una persona que acompañaba a Victoria a todos lados. Bueno, lo cierto es que Miguel Ángel Guzmán viene y revoluciona el fútbol de San Luis. Porque el fútbol de San Luis no iba más allá de Villa Mercedes. 
Guzmán nos cambió la vida. Nos enseñó lo que eran las concentraciones. Él trabajó mucho en la disciplina, entrenamiento y motivación. Nosotros hacíamos 10 kilómetros de trote aproximadamente. Salíamos de la Virgen como yendo a Villa de la Quebrada y por la subida del Portezuelo llegábamos hasta una escuela que había en Las Chacras, que le decíamos la escuela de Boca. 


—ARS: Claro, porque fue la que donó Boca Juniors. Boquita donaba todos los años una escuela, y una la donó en San Luis.
—AA: Nosotros, en el patio de esa escuela hacíamos trote, abdominales; y después nos veníamos en los autos que ponían los dirigentes para traernos. Le sigo contando de Guzmán. Con él empezamos a cobrar, teníamos un sueldo. No era mucho, pero era un sueldo. 


—ARS: Es decir, los profesionalizó. Con derechos y deberes. Muchachos, ustedes van a cobrar unos pesitos pero tienen que entrenar, disciplina y motivación.
—AA: Era muy motivador. Cuando teníamos un partido importante, estaba dos o tres horas motivándonos. Muchas veces usaba toda la picardía que en aquel tiempo se podía hacer. Por ejemplo, me subía al auto y me iba hablando hasta la cancha y te decía: A vos te va a marcar tal persona. No vas por adentro porque es bueno hacer la gambeta hacia afuera. Y me iba diciendo anécdotas o chismeríos de ese jugador, de su familia, de su novia, de su entorno. 
Había que hacerle caso. Si no le hacías caso, te sacaba. Y la disciplina era otro punto. Juventud  recibía agradecimientos por el comportamiento del equipo. Porque él no nos dejaba  tirarle ni una miguita de pan a un compañero. Dos veces los hacías; a la tercera, a tu casa. 


—ARS: Mirá que bien. 
—AA: En ese tiempo había grandes espectáculos. En la década del '60, un equipo de San Luis traía muchos equipos de Brasil que pasaban a jugar a Buenos Aires. 


—ARS: ¿Vos te referís a Estudiantes querido?
—AA: Sí, a Estudiantes. Yo a Estudiantes lo quiero mucho, creo que somos necesarios los dos equipos. En mi época hemos jugamos mucho tiempo los clásicos. El clásico nuevo. 


—ARS: Claro, porque antes el clásico era Estudiantes con Defensores. 
—AA: Exacto, pero en la década del '70 aparece Juventud y se hace el nuevo clásico de San Luis. Era algo muy sano, se jugaba y había cargadas. Pero terminaba el partido y nos juntábamos en los dos famosos bares de San Luis que había enfrente de la plaza y seguíamos con las cargadas sin ningún problema. 


—ARS: Qué bien. 
—AA: Hoy se perdió eso. Parece que los hinchas de Juventud no podemos hablar de Estudiantes y los de Estudiantes tampoco de Juventud. Le digo algo, no sé si usted lo sabe. Están en juicio los dos equipos. Es una cosa rarísima. Los dos equipos más grandes tienen juicio entre sí. Y si algún día sale un juicio, uno desaparece. Eso también habría que verlo porque son equipos que están apoyados por el Gobierno y usan muchas veces la plata esa para hacerse juicio entre ellos. 


—ARS: Uh, no.
—AA: Son cosas para ir mejorando para el futuro. Y que la familia pueda volver a la cancha, más allá de la rivalidad.


—ARS: Lo que decís es positivo. Que puedan volver, que no haya violencia, que haya camaradería. Al fin y al cabo el fútbol es un juego. A esto también lo comparten muchos de Estudiantes, de Victoria, de Defensores que quieren eso. Habría que trabajar sobre eso para lograrlo. 
—AA: San Luis ha sido eso. Ha sido una provincia unida con una causa. En aquel tiempo, jugara quien jugara; es más había una ley; que el equipo que jugaba el Regional, el otro tenía que prestarle los jugadores. 


—ARS: Una ley no escrita, de caballerosidad. Estaba de por medio San Luis. Entonces uno le decía al otro, elegí a quién quieras y llévatelo, porque todos deseaban que se ganara. 
—AA: Aparte conocíamos a todos los dirigentes de los distintos clubes. Cuando un equipo representaba a San Luis, se juntaban todos. Dirigentes, que eran hinchas de distintos equipos,  eran políticos de distintos partidos pero ahí se juntaban para que San Luis fuera lo más lejos posible.


—ARS: Primero San Luis.
—AA: Claro. Es lo más lindo que hay. Si usted no ama a San Luis, es muy difícil. Yo amo mi provincia, amo San Luis y amo a la gente que trabaja por San Luis.


 —ARS: Contame algo sobre ese famoso partido con Boca, ¿fue un amistoso?
—AA: Estudiantes empezó a traer equipos de Brasil, y Juventud cuando llega el año '78, '79, empieza a traer equipos de Buenos Aires. Primero lo trae a Independiente, que jugamos en la cancha de la Liga. Venía Comelles, Bertoni, Bochini, el famoso “Pepe” Santoro.


—ARS: ¿Y cómo les fue?
—AA: 1 a 1. Después viene Boca y perdemos 6 a 1. El Boca de Potente, García Cambón, en el '75. Y en el '79 antes de ir al Nacional viene de nuevo Boca, con Gatti, Pernía, son los que más me acuerdo. 
En el “Coliseo” perdimos 3 a 1. Cuando va perdiendo 2  a 1 Juventud, entro yo. Me tiran una pelota en cortada, entro en diagonal y cuando le voy a tocar la pelota por abajo a Gatti, se larga y pega con mi rodilla. No se levantó más. Quedó en el piso. 
Fue muy duro para mí porque me trataron bastante mal. Más allá de que no tuve tarjeta amarilla porque fue un choque casual. Pero sí tuve en la cancha un encontronazo bastante grande con Pernía. Me seguía por todos lados y buscándome porque me iba a partir. Lorenzo (DT de Boca) se da cuenta y lo saca a Pernía. Así podíamos seguir el partido formal. Porque si no, yo creo que no terminaba el partido.


—ARS: Has tenido la oportunidad de hablar con Pernía o con Gatti de esto.
—AA: Con Gatti tuve oportunidad de hablar. No recordaba mi nombre, pero sí el partido y el choque. 


—ARS: ¿Y qué te dijo? ¿Que había sido casual?
—AA: Digamos que en ese tiempo fue todo un comentario porque Gatti era figura. 


—ARS: Sí, acá mostramos una imagen de la revista El Gráfico (Ver foto).
—AA: Sale en El Gráfico, en Clarín. Pero él siempre declara que fue casual. No hubo ninguna mala intención. 

undefined

 


—ARS: Claro, por supuesto. Qué bonito todos los recuerdos que nos trajiste.


La entrevista pasa a la actualidad deportiva de Juventud, actual líder del Tetradecagonal del Torneo Federal A de AFA.  


Gloria Velázquez (co-conductora de Planeta Xilium): Una consulta, ¿Cómo es el sistema del Tetradecagonal? 
AA: El primero asciende. El resto va por el segundo ascenso. Y le toca con equipos importantes en San Luis, por ejemplo Talleres.


—ARS: ¿Y con Talleres es una pica aparte? Con Talleres también hay recuerdos tristes. Del partido que le cobraron un penal y todo eso. 
—AA: Con Talleres siempre hubo recuerdos tristes pero creo que tampoco tiene nada que ver la gente de Talleres ni los equipos. 


—ARS: Está anímicamente ese espíritu del Negro Guzmán. La motivación, el espíritu, ¿Está en este equipo de Juventud como para mantener este lugar? 
—AA: Yo creo que sí, están saliendo jugadores de San Luis. Hay dos chicos que están jugando, que son hermanos, que su padre también jugó en Juventud. 


—ARS: ¿Cómo se llaman?
—AA: Aman. Su abuela era una profesora que tenía la Escuela Normal. 


—ARS: Ah sí, Alicia Rotondó de Aman. Maravillosa mujer, de los coros de la escuela.
—AA: Sí, los nietos de ella están jugando en Juventud. Lo están haciendo muy bien. Hace mucho que no salían jugadores de San Luis que tienen futuro. Y los técnicos están sacando jugadores de acá, y eso es importantísimo. Yo respeto a todo el mundo, a todos los que vienen de afuera, pero creo que el puntano tiene un poquito más para darle a los equipos de San Luis.
—ARS: Qué bonito.  ¿Tenés fe en que puede llegar a ascender de una Juventud?
—AA: Futbolísticamente tengo muchísima fe. Lo que pasa es que hoy el fútbol, ya lo hemos visto, es de público conocimiento y ha salido a la luz, todo lo que se juega en el fútbol argentino. Bueno, si no aparecen todas esas cosas raras yo creo que estamos con muchísimas posibilidades.


—ARS: ¿La dirigencia está mentalizada para ascender?
—AA: La dirigencia sí. Están trabajando mucho. Arreglando muchas cosas en el estadio, que es importante. Si no hay cosas extras, estamos muy cerca de eyectarnos de nuevo al fútbol grande. 


—ARS: Yo he pasado en GEPU momentos así. A punto de clasificar y todo esto. ¿Y sabés lo que hay que decir en el vestuario?, como motivación. Hay que preguntar, ¿Quiénes son los mejores jugadores del mundo? Y todos tienen que decir, los de Juventud. ¿Cuál es la mejor hinchada del mundo? La de Juventud. 
—AA: Eso nos decía Guzmán. Que éramos mejores que los jugadores de Boca. 


—ARS: ¿De quién es problema cuando juega Juventud? Del otro. Nosotros jugábamos con Atenas de Córdoba, las finales en ese tiempo. GEPU contra Atenas, ¿de quién era el problema? De Atenas. 
—AA: Pero realmente era así en ese tiempo. Siempre tuvo un equipo de estrellas, importantísimo y siempre reconocido en el país, que jerarquizó la Liga Nacional de Básquet. Fueron momentos lindos de San Luis. Creo que se pueden volver a dar. 


—ARS: Lo que hay que hacer es esta conjunción y encuentro de varios factores: hinchada, que debe saber que es el mejor equipo del mundo y apoyarlo; el técnico, apoyarlo y saber que manda el técnico y lo que dice el técnico vale; y la dirigencia  que tiene que unir a todos. Hacer las cosas transparentes y con motivación. 
—AA: Claro, lo que pasa es que San Luis tuvo un bache. Se fueron algunos dirigentes. La Liga no trabajó bien. A la Liga le importaba más viajar o buscar premios por ser presidente de la Liga que el deporte de San Luis. Yo creo que hoy eso está cambiando.


—ARS: El actual presidente de la Liga viene de las inferiores.
—AA: Sí, viene del fútbol infantil. Conoce, sabe lo que es el sufrimiento del fútbol infantil. Es una persona honesta, que ha trabajado muchísimos años en el deporte. Dios quiera que ahora lo apoyen y San Luis vuelva a estar en los primeros lugares.


—ARS: Arroyuelo, ha dado una clase de fútbol y de puntanidad.


Logín