24°SAN LUIS - Domingo 05 de Diciembre de 2021

24°SAN LUIS - Domingo 05 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Julieta y Victoria, dos hermanas que llevan la programación en la sangre

Las chicas de 16 y 12 años de Naschel integran la nómina que viajará antes de fin de año a Estados Unidos, premiados por la ULP.

Por redacción
| 22 de octubre de 2018
Entre los mejores. Julieta y Victoria consiguieron los mejores puntajes, junto a otros diez chicos y chicas, en el examen sobre programación a principios de este mes. Fotos: Martín Gómez. Video: Alejandro Lorda.

La recompensa intelectual al esmero y la dedicación siempre llega para los buscadores incansables, pero para Julieta y Victoria Puddu, fue por partida doble. Las dos hermanas de 16 y 12 años que actualmente viven en Naschel, conforman la nómina de ganadores del concurso Programadores 3.0 de la Universidad de la Punta (ULP) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que premiaron a los doce alumnos del secundario (Megaprogramadores), que obtuvieron el mejor puntaje del certamen, con un viaje a Estados Unidos durante una semana. Ambas adolescentes llevan la programación en la sangre, ya que su papá obtuvo una beca similar con una estadía en Alemania, pero en su juventud.

 

Las chicas oriundas de San Miguel (Buenos Aires), se instalaron junto a su familia en la localidad del departamento Chacabuco, donde cursan sus estudios secundarios en la Escuela Técnica Nº 1 "Elena Ossola de Horas", Julieta en quinto año y Victoria en primero.

 

"Cuando nos enteramos que éramos ganadoras estábamos todos en la mesa terminando de comer y recibimos la llamada de la ULP. Mi hermana quería ignorar el teléfono, pero mi mamá le dijo que atienda, por suerte. No lo podíamos creer", dijo la más pequeña de las Puddu, quien reconoció que el impulso de la familia fue importante para estar entre las mejores puntuaciones, principalmente por los conocimientos de su papá, Gabriel, quien junto a su esposa, Marcela Rodríguez, conforman la familia con las dos nenas más un varón de 6 años, Rafael.

 

"La verdad que no lo podíamos creer. Victoria enseguida salió a dar una vuelta a la manzana y a contarle a los amigos, yo me quedé sentada y en shock", dijo Julieta, quien calificó la premiación del gobierno provincial "como un privilegio" y "una oportunidad muy grande".

 

La razón de su entusiasmo es que antes de fin de año viajarán al país norteamericano para conocer la lógica de trabajo de gigantes como Google, Apple y Microsotf, que son por excelencia, los grandes productores de lo que cotidianamente circula y hace funcionar a internet.

 

"Nos informaron que vamos a ir a Silicon Valley, Washington y California. Estoy muy ilusionada con este viaje porque vamos a conocer las instalaciones de las principales empresas, algo que me puede dejar mucha experiencia", sostuvo Victoria, entusiasmada porque será la primera vez que visitará el extranjero, al igual que su hermana.

 

La jefa de Programa Innovación Tecnológica, Natalia Zudaire, indicó que ayer comenzaron con las reuniones para organizar el viaje que tiene como beneficiarios a doce Megaprogramadores —entre los que están las hermanas Puddu— como también el de los seis Miniprogramadores, quienes también ganaron una estadía en Estados Unidos, pero en Disney.

 

"Convocamos a los padres para empezar a tramitar el pasaporte y la visa para concluir con los papeles. Los chicos están muy entusiasmados y ya estamos prácticamente encaminados para partir en cuanto tengamos todo listo", explicó Zudaire a El Diario de la República.

 

A principios de este mes, 190 chicos de las escuelas públicas y privadas de la provincia (70 de la primaria y 120 del nivel secundario), finalistas del certamen, probaron sus habilidades en un examen preparado por los creadores de la plataforma Mumuki. La prueba consistió en resolver distintos ejercicios en menos de dos horas, una instancia en la que triunfaron los que lograron el mejor desempeño por tiempo y resolución.

 

"Hasta hace poco tenía en vista seguir solo una carrera universitaria, pero con este premio estoy replanteando otra opción, como programación porque es algo que hago bastante bien y es muy interesante de aprender", dijo Julieta, quien agregó que el viaje la motivó para continuar esforzándose por aprender y estudiar.

 

"Hay que tratar de conseguir lo que uno quiere y por más que a veces las cosas no salgan como una lo espera, las posibilidades siempre están", aseguró.

 

Comentá vos tambien...