eldiariodelarepublica.com
Un barra de River que participó en "la batalla de los quinchos" será deportado

Escuchá acá la 90.9
X

Un barra de River que participó en "la batalla de los quinchos" será deportado

El hincha, de 45 años, intentó ingresar a Madrid pero no lo dejaron pasar por estar en la lista de admisión.

La Seguridad española deportará en las próximas horas a un barrabrava de River, de 45 años, quien tenía derecho de admisión en la Argentina e igualmente intentó ingresar a Madrid para presenciar la final de la Copa Libertadores frente a Boca.

Se trata de Christian Ghisletti, quien al llegar a Madrid recibió la negativa de ingreso por parte de las autoridades, por lo que este sábado retornaría a la Argentina.

La razón por la Ghisletti aparece en la lista de derecho de admisión radica en que formó parte de la recordada "Batalla de los Quinchos", que enfrentó a las dos facciones de la barra brava de River.

En junio de 2007, Ghisletti fue procesado (sin prisión preventiva) por lesiones, en medio de una escalada de violencia que derivó en el asesinato de Gonzalo Acro.

En 2016, el ahora deportado barra de River había pedido que se lo sacara del listado de derecho de admisión que tenía la Justicia e incluso intentó ingresar al estadio de Lanús en marzo de 2017, pero se lo negaron.

Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos del Ministerio de Seguridad y a cargo del programa "Tribuna Segura", había confirmado que no permitirían el ingreso al estadio a todos los barras y personas que tenían derecho de admisión en la Argentina, pero que la prohibición de ingreso al país era un tema a resolver por las autoridades españolas.

La situación de Ghisletti fue diferente que lo que ocurrió con el barra de Boca Maximiliano Mazzaro, quien según informó la Policía española fue devuelto a la Argentina por problemas con la documentación.

 

"Angelici me tiene de hijo"

Justamente, Mazzaro arribó este viernes a la Argentina y aseguró que el presidente de la entidad de La Ribera Daniel Angelici lo tiene "de hijo" mientras que dijo que había ido al país europeo "de vacaciones".

"A mí me tiene de hijo Angelici hace rato", señaló Mazzaro, quien ayer había sido demorado en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, lugar donde el próximo domingo se jugará al final de la Copa Libertadores entre River y Boca.

En diálogo con la prensa tras arribar a Ezeiza, indicó: "Cuando llegue a Madrid me detuvieron porque era peligroso, pero no iba a ir a la cancha. Hace cinco años que no voy a la cancha".

Al ser consultado acerca de si iba a presenciar el encuentro entre River y Boca, Mazzaro manifestó: "No tenía pensado ir a la cancha, me iba de vacaciones a pasar Navidad en Barcelona con mi familia. Tengo a mi hijo de 3 años y a mi mujer que quedaron en España".

NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un barra de River que participó en "la batalla de los quinchos" será deportado

El hincha, de 45 años, intentó ingresar a Madrid pero no lo dejaron pasar por estar en la lista de admisión.

Christian Ghisletti recibió la negativa de Madrid antes de llegar. Foto: Internet.

La Seguridad española deportará en las próximas horas a un barrabrava de River, de 45 años, quien tenía derecho de admisión en la Argentina e igualmente intentó ingresar a Madrid para presenciar la final de la Copa Libertadores frente a Boca.

Se trata de Christian Ghisletti, quien al llegar a Madrid recibió la negativa de ingreso por parte de las autoridades, por lo que este sábado retornaría a la Argentina.

La razón por la Ghisletti aparece en la lista de derecho de admisión radica en que formó parte de la recordada "Batalla de los Quinchos", que enfrentó a las dos facciones de la barra brava de River.

En junio de 2007, Ghisletti fue procesado (sin prisión preventiva) por lesiones, en medio de una escalada de violencia que derivó en el asesinato de Gonzalo Acro.

En 2016, el ahora deportado barra de River había pedido que se lo sacara del listado de derecho de admisión que tenía la Justicia e incluso intentó ingresar al estadio de Lanús en marzo de 2017, pero se lo negaron.

Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos del Ministerio de Seguridad y a cargo del programa "Tribuna Segura", había confirmado que no permitirían el ingreso al estadio a todos los barras y personas que tenían derecho de admisión en la Argentina, pero que la prohibición de ingreso al país era un tema a resolver por las autoridades españolas.

La situación de Ghisletti fue diferente que lo que ocurrió con el barra de Boca Maximiliano Mazzaro, quien según informó la Policía española fue devuelto a la Argentina por problemas con la documentación.

 

"Angelici me tiene de hijo"

Justamente, Mazzaro arribó este viernes a la Argentina y aseguró que el presidente de la entidad de La Ribera Daniel Angelici lo tiene "de hijo" mientras que dijo que había ido al país europeo "de vacaciones".

"A mí me tiene de hijo Angelici hace rato", señaló Mazzaro, quien ayer había sido demorado en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, lugar donde el próximo domingo se jugará al final de la Copa Libertadores entre River y Boca.

En diálogo con la prensa tras arribar a Ezeiza, indicó: "Cuando llegue a Madrid me detuvieron porque era peligroso, pero no iba a ir a la cancha. Hace cinco años que no voy a la cancha".

Al ser consultado acerca de si iba a presenciar el encuentro entre River y Boca, Mazzaro manifestó: "No tenía pensado ir a la cancha, me iba de vacaciones a pasar Navidad en Barcelona con mi familia. Tengo a mi hijo de 3 años y a mi mujer que quedaron en España".

NA

Logín