12.9° SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

12.9° SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

EN VIVO

El cadete de policía murió por "deshidratación aguda grave e insuficiencia renal"

Así lo determinó la autopsia al cadáver del cadete Emanuel Garay, fallecido ayer tras permanecer seis días internado luego de un entrenamiento extremo para ingresar a la Escuela de Policía de La Rioja.

Por redacción
| 11 de febrero de 2018
Foto: Internet.

La autopsia al cadáver del cadete Emanuel Garay, de 18 años, fallecido ayer tras permanecer seis días internado luego de un entrenamiento extremo para ingresar a la Escuela de Policía de La Rioja, determinó que la causa de muerte fue un cuadro de "deshidratación aguda grave e insuficiencia renal" que le provocó una "falla multiorgánica", informaron fuentes judiciales.

 

La necropsia fue realizada en las últimas horas por los médicos forenses José Luis Díaz Brizuela y Aníbal Magno, y contó con el perito de la parte querellante, Marcelo Cáceres; y de la defensa, Paola Herazu. 

 

Fuentes judiciales informaron que la autopsia determinó que el cadete Garay murió como consecuencia de una "deshidratación aguda grave e insuficiencia renal, lo que causó posteriormemente una falla multiorgánica".

 

A su vez, los médicos forenses indicaron que "los resultados de los estudios patológicos demorarán unos días más".

 

Tras la autopsia, los restos del cadete Garay fueron trasladados a la localidad de Portezuelo, ubicada unos 173 kilómetros al sur de la capital de La Rioja, en el Departamento General Juan Facundo Quiroga, donde serán inhumados a partir de las 18.

 

Por su parte, el Obispo diocesano de la provincia, Marcelo Colombo, difundió un comunicado de prensa en la que afirmó que "acompaña a la familia y al pueblo riojano" ante la consternación que generó lo sucedido.

 

"Como miembros de la Iglesia en La Rioja queremos expresar nuestra cercanía y solidaridad con la familia del Cadete Emanuel Garay en este momento doloroso de su muerte prematura. El valor de la vida, de cada vida, de todas las vidas, nos llama a luchar sin descanso por ellas. Ningún mecanismo institucional puede arriesgar el mayor don que nos ha sido dado" expresó el obispo.

 

Y agregó: "Creemos que el amor, la justicia y la paz son prioritarios en una sociedad que debe evitar subordinarlos a toda forma de violencia y errónea comprensión de la seguridad."

 

Garay es uno de los 12 cadetes que el lunes pasado terminaron internados tras participar de un entrenamiento extremo para ingresar a la Escuela de Policía.

 

Ayer, tras la muerte del cadete, el juez Mario Martínez ordenó detener a cuatro comisarios y otros tantos instructores vinculados a dicho establecimiento en el marco de una causa que pasó de caratularse "lesiones gravísimas" a "homicidio".

 

El fiscal general de la provincia, Hugo Montivero, explicó que los detenidos son el subdirector general del Instituto de Seguridad, comisario mayor Dardo Nicolás Gordillo; el director de la Escuela de Cadetes, comisario inspector Ramón Alberto Leguiza; el jefe del Cuerpo de

 

Personal Masculino, comisario Jorge Marcelo Leguiza y la jefa del Cuerpo de Personal Femenino, comisaria Adriana Mabel Rodríguez.

 

Mientras que los instructores apresados son la oficial inspector Nadia Soledad Bravo, los oficiales subinspectores Elio Gonzalo Marcial e Ivana Karina Luna y el oficial ayudante Marcos Antonio Miranday.

 

En tanto, el gobernador Sergio Casas anunció la remoción del secretario de Seguridad de la provincia, Luis Angulo; y del jefe de Policía, Luis Páez; al tiempo que aseguró que hará "hasta lo imposible para llegar a fondo con los responsables" de la muerte del cadete Garay.

 

Paralelamente a estos anuncios, a sólo una cuadra de la residencia oficial se realizó una marcha convocada por las redes sociales frente a la Escuela de Policía, donde se quemaron gomas y se pidió justicia por el cadete.

 

"Lamentablemente Emanuel falleció a las dos de la mañana de este sábado en el hospital Vera Barros debido a un paro cardíaco", informó su padre, Roque Garay, luego de que el último parte médico había indicado que el joven se encontraba "en estado crítico, con pronóstico reservado y un seguimiento de hora a hora".

 

Según las fuentes médicas, Garay sufrió dos paros cardíacos de los cuales pudo ser reanimado, pero quedó prácticamente sin posibilidades de que los médicos pudieran seguir el tratamiento y murió al sobrevenirle el tercero.

 

"Esto nos causa mucho dolor y como gobernador elegido por el mandato popular, no vamos a permitir este tipo de hechos", afirmó Casas y anunció que "se dispuso la suspensión provisoria del ingreso de aspirantes a la Escuela de la Policía por aproximadamente treinta días".

 

A su turno, el abogado de la familia Garay, José Azcurra, afirmó que el Estado provincial "es el principal responsable" de lo ocurrido y que "tendrá que responder por esto", y añadió los damnificados son 17 jóvenes y no 12, como informó la Policía.

 

Otro de los cadetes afectados ya fue trasladado a un centro médico de la ciudad de Córdoba, mientras que a dos de los que estaban internados en terapia intensiva los pasaron a una sala común y otros tres, internados en la guardia central, evolucionaban favorablemente.

 

Télam

 

Comentá vos tambien...