eldiariodelarepublica.com
Dos músicos puntanos realizan una travesía por el mundo

Escuchá acá la 90.9
X

Dos músicos puntanos realizan una travesía por el mundo

La joven pareja es oriunda de Villa Mercedes. Viajaron a Canadá y hoy se encuentran en México explorando el universo musical.

Una pareja argentina está tratando de sumergirse más en el universo de la música de travesía por el mundo. Viajan para desarrollar su conocimiento musical. En el camino, se dieron cuenta de lo productivo que es este experimento de búsqueda, por lo que ahora quieren moldearlo compartiéndolo con las personas y buscando llevarlo al siguiente nivel. Son Maximiliano Giménez de 28 años y Agustina "Tina" Aguirre de 25, de Villa Mercedes San Luis.
Aguirre tocó el piano clásico desde que era una niña y más tarde alcanzó el título de Licenciada en Piano en la Universidad de Cuyo en Mendoza, incluso llegó a brindar conciertos en escenarios importantes como el teatro Independencia, Universidad y Quintanilla, entre otros. Además, en San Juan dictó talleres para adultos sobre teoría musical. Giménez estudió en Buenos Aires y se recibió en la Universidad Argentina de la Empresa. Obtuvo la Licenciatura en Publicidad, pero se obsesionó con la guitarra y como autodidacta, profundizó cada vez más y comenzó a transformar toda su vida en torno a ella.
Un día, decidieron abandonar la ciudad y escapar de la zona de confort siguiendo la teoría de que "cuando viajás, ocurren cosas raras, si estás lo suficientemente despierto como para atraparlas". 
Dibujaron un plan en el que irían al extranjero y teóricamente la magia de los viajes los guiaría hacia un verdadero viaje musical.
Idearon su travesía, cuando los dos pudieron coincidir en su ciudad natal, Villa Mercedes. Durante todo un año trabajaron para ahorrar y poder cumplir su sueños. Maximiliano enseñó inglés en un Instituto y "Tina" daba clases particulares de piano.
En marzo de 2016 llegó el momento y partieron a Canadá, estuvieron viviendo 6 meses -lo que les permitía la visa- en Montreal,  ciudad en donde la música sale de todas partes. 
De a poco descubrieron cómo financiarse, tocando música en el metro, en los bares, y se empapaban de aprendizaje.
En paralelo, los chicos se metieron en el arte de la grabación y comenzaron a hacer cintas de demostración de ellos mismos y también de músicos amigos.
En setiembre se fueron al Caribe mexicano, previo a eso hicieron una parada rápida en Nueva Orleans, cuna del jazz, house of gospel y epicentro del blues. Después de esta temporada en México, el sueño se extenderá hacia Europa, más precisamente Francia.
Un día un profesor de Jazz de Montreal, Canadá, le dijo: “¿Porqué ustedes que tienen este viaje con la música, que van tocando con gente y creando, no hacen una campaña?”
Y fue en ese momento donde Maxi y "Tina" avanzaron con la idea. La campaña de Crowdfunding que en español significa “aprender a jugar, jugando”, consiste en un sistema de financiamiento colectivo donde las personas que apoyan un sueño o una idea, aportan pequeñas cantidades de dinero para financiarlo y luego ver el resultado final que les es enviado.
En paralelo la pareja está  aprendiendo del mundo de la masterización. “De hecho mientras empezamos la campaña, a lo largo del viaje hemos grabado a músicos que hemos encontrando en el camino”, explicaron. 
“Además, esta campaña nos da la posibilidad de grabar a aquellos músicos de muchos años que no han tenido la posibilidad de grabar sus temas”, explicó Giménez.


“Lo que queremos es reunir fondos para invertir y también construir una audiencia de gente que crea en estos sueños y proyectos, que al fin y al cabo va ser nuestra audiencia. Lo que pretendemos con esta campaña, es instaurar la filosofía de que haciendo se aprende, hay que soltarse y la vida da las respuestas”, explicó Aguirre. 
La idea es componer y producir un álbum que refleje el desarrollo musical adquirido mientras viajan para probar que también se puede hacer lo que desean. 
Su inversión se destinará a un teclado, una guitarra eléctrica, un amplificador, un micrófono dinámico, un micrófono de condensador, dos cámaras de alta calidad, una interfaz de audio de cuatro entradas y suministros eventuales.
Los gastos de viaje y de vida están cubiertos con el dinero de los trabajos realizados  en Canadá y México.
La financiación puede ser de cualquier monto, pero hay dos categorías con recompensas adicionales. Quienes aporten 20 dólares recibirán tres canciones grabada con músicos, que la pareja se ha encontrado en el camino. Los que sumen 50 tendrán como adicional la interpretación de algún tema que le guste al patrocinador.
Así la campaña de crowdfunding tiene una doble finalidad: busca recaudar fondos para invertir en instrumentos y equipos y al mismo tiempo construir una red de contactos. La campaña finalizará el próximo miércoles aunque el viaje continuará.
Quienes se conviertan en padrinos de esta aventura musical a lo largo del globo, irán recibiendo las nuevas canciones que los chicos podrán grabar con la ayuda de cada uno de los aportantes. Para apadrinar a Maxi y "Tina" basta con buscarlos en su página de Facebook donde se encuentra la información para poder realizar la donación. También pueden ingresar al siguiente link: https://www.indiegogo.com/projects/you-learn-how-to-play-by-playing-travel#/

Nota: Pamela Camargo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Dos músicos puntanos realizan una travesía por el mundo

La joven pareja es oriunda de Villa Mercedes. Viajaron a Canadá y hoy se encuentran en México explorando el universo musical.

Vuelta al globo. Maximiliano Giménez y Agustina Aguirre realizan una campaña de Crowdfunding , "Aprender a jugar, jugando". Foto: Gentileza

Una pareja argentina está tratando de sumergirse más en el universo de la música de travesía por el mundo. Viajan para desarrollar su conocimiento musical. En el camino, se dieron cuenta de lo productivo que es este experimento de búsqueda, por lo que ahora quieren moldearlo compartiéndolo con las personas y buscando llevarlo al siguiente nivel. Son Maximiliano Giménez de 28 años y Agustina "Tina" Aguirre de 25, de Villa Mercedes San Luis.
Aguirre tocó el piano clásico desde que era una niña y más tarde alcanzó el título de Licenciada en Piano en la Universidad de Cuyo en Mendoza, incluso llegó a brindar conciertos en escenarios importantes como el teatro Independencia, Universidad y Quintanilla, entre otros. Además, en San Juan dictó talleres para adultos sobre teoría musical. Giménez estudió en Buenos Aires y se recibió en la Universidad Argentina de la Empresa. Obtuvo la Licenciatura en Publicidad, pero se obsesionó con la guitarra y como autodidacta, profundizó cada vez más y comenzó a transformar toda su vida en torno a ella.
Un día, decidieron abandonar la ciudad y escapar de la zona de confort siguiendo la teoría de que "cuando viajás, ocurren cosas raras, si estás lo suficientemente despierto como para atraparlas". 
Dibujaron un plan en el que irían al extranjero y teóricamente la magia de los viajes los guiaría hacia un verdadero viaje musical.
Idearon su travesía, cuando los dos pudieron coincidir en su ciudad natal, Villa Mercedes. Durante todo un año trabajaron para ahorrar y poder cumplir su sueños. Maximiliano enseñó inglés en un Instituto y "Tina" daba clases particulares de piano.
En marzo de 2016 llegó el momento y partieron a Canadá, estuvieron viviendo 6 meses -lo que les permitía la visa- en Montreal,  ciudad en donde la música sale de todas partes. 
De a poco descubrieron cómo financiarse, tocando música en el metro, en los bares, y se empapaban de aprendizaje.
En paralelo, los chicos se metieron en el arte de la grabación y comenzaron a hacer cintas de demostración de ellos mismos y también de músicos amigos.
En setiembre se fueron al Caribe mexicano, previo a eso hicieron una parada rápida en Nueva Orleans, cuna del jazz, house of gospel y epicentro del blues. Después de esta temporada en México, el sueño se extenderá hacia Europa, más precisamente Francia.
Un día un profesor de Jazz de Montreal, Canadá, le dijo: “¿Porqué ustedes que tienen este viaje con la música, que van tocando con gente y creando, no hacen una campaña?”
Y fue en ese momento donde Maxi y "Tina" avanzaron con la idea. La campaña de Crowdfunding que en español significa “aprender a jugar, jugando”, consiste en un sistema de financiamiento colectivo donde las personas que apoyan un sueño o una idea, aportan pequeñas cantidades de dinero para financiarlo y luego ver el resultado final que les es enviado.
En paralelo la pareja está  aprendiendo del mundo de la masterización. “De hecho mientras empezamos la campaña, a lo largo del viaje hemos grabado a músicos que hemos encontrando en el camino”, explicaron. 
“Además, esta campaña nos da la posibilidad de grabar a aquellos músicos de muchos años que no han tenido la posibilidad de grabar sus temas”, explicó Giménez.


“Lo que queremos es reunir fondos para invertir y también construir una audiencia de gente que crea en estos sueños y proyectos, que al fin y al cabo va ser nuestra audiencia. Lo que pretendemos con esta campaña, es instaurar la filosofía de que haciendo se aprende, hay que soltarse y la vida da las respuestas”, explicó Aguirre. 
La idea es componer y producir un álbum que refleje el desarrollo musical adquirido mientras viajan para probar que también se puede hacer lo que desean. 
Su inversión se destinará a un teclado, una guitarra eléctrica, un amplificador, un micrófono dinámico, un micrófono de condensador, dos cámaras de alta calidad, una interfaz de audio de cuatro entradas y suministros eventuales.
Los gastos de viaje y de vida están cubiertos con el dinero de los trabajos realizados  en Canadá y México.
La financiación puede ser de cualquier monto, pero hay dos categorías con recompensas adicionales. Quienes aporten 20 dólares recibirán tres canciones grabada con músicos, que la pareja se ha encontrado en el camino. Los que sumen 50 tendrán como adicional la interpretación de algún tema que le guste al patrocinador.
Así la campaña de crowdfunding tiene una doble finalidad: busca recaudar fondos para invertir en instrumentos y equipos y al mismo tiempo construir una red de contactos. La campaña finalizará el próximo miércoles aunque el viaje continuará.
Quienes se conviertan en padrinos de esta aventura musical a lo largo del globo, irán recibiendo las nuevas canciones que los chicos podrán grabar con la ayuda de cada uno de los aportantes. Para apadrinar a Maxi y "Tina" basta con buscarlos en su página de Facebook donde se encuentra la información para poder realizar la donación. También pueden ingresar al siguiente link: https://www.indiegogo.com/projects/you-learn-how-to-play-by-playing-travel#/

Nota: Pamela Camargo

Logín