eldiariodelarepublica.com
No declararon los detenidos por violar a una adolescente

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

No declararon los detenidos por violar a una adolescente

La víctima dijo que fue abusada en la cabaña de uno de los agresores, que se ofreció a llevarla al salir de un boliche de Merlo.

La Policía golpeó la puerta de los dos domicilios y pudo cumplir en ambos el cometido que tenía: detener a dos jóvenes sospechosos de haber violado a una chica de 16 años en una cabaña de Los Molles, el sábado, y secuestrar remeras, pantalones y ropa de cama, que serán sometidos a pericias. “Estaban sorprendidos, un poco sí”, contó el jefe de la Subcomisaría 19ª de Carpintería, subcomisario Marcelo Alaniz, cuando El Diario le preguntó qué reacción tuvieron los presuntos violadores, de 24 y 27 años. Ayer, ninguno declaró en la indagatoria ante el juez Jorge Pinto, del Juzgado Multifueros de Santa Rosa del Conlara, que los presume autores del delito de “Abuso sexual con acceso carnal”, confirmó una fuente judicial.

La víctima reside en Merlo. Aunque vive en Los Molles, uno de los dos arrestados no sería un completo extraño para la damnificada: al parecer es amigo o conocido de un ex novio de la muchacha. Los investigadores no pueden asegurar si ella había tenido trato con él, pero sí saben que al menos lo ubicaba de vista. Al otro, en cambio, lo habría conocido un rato antes del ataque, en la disco “Bonanza”, en la entrada de Merlo. Éste se presentó como amigo del otro imputado, narró la fuente.

Ella, en verdad, había salido a bailar con un grupo de amigos, del que los sospechosos no eran parte. Pero ya cerca del horario del cierre, sus amistades decidieron irse. “Ella les dijo ‘espérenme, que voy al baño’. Se ve que se demoró, y sus amigos se fueron, pensando que quizás se había encontrado con alguien. Cuando salió, ya no estaban, y el celular de ella había quedado en el auto de los amigos que se habían ido, de modo que no tenía forma de comunicarse con ellos en ese momento. Ahí es cuando vio a este conocido de su ex novio, que se ofreció a llevarla en su vehículo, para tratar de encontrar a sus amigos”, sintetizó el informante.

En verdad, uno de los sospechosos propuso que fueran a tomar algo a su cabaña, en Los Molles, y le dijo que después la llevaría a su casa. En ese momento, él estaba con dos jóvenes, uno de ellos es el otro arrestado. La chica aceptó. Antes de que llegaran a la cabaña, uno de los muchachos se bajó.

Hay 7 kilómetros de Merlo a Carpintería, y de esta localidad a Los Molles hay 3 ó 4 kilómetros, precisó Alaniz.

Ya en la casa, los tres tomaron algo y ella preguntó dónde quedaba el baño. “Cuando volvió, uno estaba desnudo. Le dijo ‘vení, vamos a c…’. Ella se negó. El otro la tomó, la tiró en la cama y la abusaron entre los dos”, relató la otra fuente. Han establecido una franja horaria de ocurrencia del hecho: estiman que fue entre las 6:30 ó 7 y las 9.

Muy angustiada, llorando en todo momento, ella intentó evitar que los dos hombres la sometieran, pero estaba en clara desventaja. Estaba ante dos varones, con más fuerza y contextura que ella.

“Según lo que refirió la víctima, cuando se incorporó, a uno de los agresores no lo vio más. El otro le dijo ‘bueno, ya está, si vos tenías ganas’, intentando convencerla de que había sido consentido. Y después la llevó en el auto hasta cerca de la casa de uno de los amigos con los que había salido, a quien le contó lo que había pasado”, refirió. Más tarde hizo la denuncia.

Apenas supieron del hecho, las autoridades judiciales dispusieron que la menor fuera revisada por un médico, para constatar las lesiones, y el miércoles ella declaró en la Cámara Gesell. “La psicóloga ha encontrado elementos de veracidad en sus dichos, no ha hallado indicadores de fabulación. Es un relato lógico, coherente. Con ese informe, sumado a las lesiones detectadas por el médico forense, el juez ordenó la detención”, resumió la fuente, quien dijo que los elementos que hay “son contundentes”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

No declararon los detenidos por violar a una adolescente

La víctima dijo que fue abusada en la cabaña de uno de los agresores, que se ofreció a llevarla al salir de un boliche de Merlo.

Alcaidía de Concarán. Allí fueron llevados los sospechosos cuando terminaron los allanamientos. Foto: Archivo.

La Policía golpeó la puerta de los dos domicilios y pudo cumplir en ambos el cometido que tenía: detener a dos jóvenes sospechosos de haber violado a una chica de 16 años en una cabaña de Los Molles, el sábado, y secuestrar remeras, pantalones y ropa de cama, que serán sometidos a pericias. “Estaban sorprendidos, un poco sí”, contó el jefe de la Subcomisaría 19ª de Carpintería, subcomisario Marcelo Alaniz, cuando El Diario le preguntó qué reacción tuvieron los presuntos violadores, de 24 y 27 años. Ayer, ninguno declaró en la indagatoria ante el juez Jorge Pinto, del Juzgado Multifueros de Santa Rosa del Conlara, que los presume autores del delito de “Abuso sexual con acceso carnal”, confirmó una fuente judicial.

La víctima reside en Merlo. Aunque vive en Los Molles, uno de los dos arrestados no sería un completo extraño para la damnificada: al parecer es amigo o conocido de un ex novio de la muchacha. Los investigadores no pueden asegurar si ella había tenido trato con él, pero sí saben que al menos lo ubicaba de vista. Al otro, en cambio, lo habría conocido un rato antes del ataque, en la disco “Bonanza”, en la entrada de Merlo. Éste se presentó como amigo del otro imputado, narró la fuente.

Ella, en verdad, había salido a bailar con un grupo de amigos, del que los sospechosos no eran parte. Pero ya cerca del horario del cierre, sus amistades decidieron irse. “Ella les dijo ‘espérenme, que voy al baño’. Se ve que se demoró, y sus amigos se fueron, pensando que quizás se había encontrado con alguien. Cuando salió, ya no estaban, y el celular de ella había quedado en el auto de los amigos que se habían ido, de modo que no tenía forma de comunicarse con ellos en ese momento. Ahí es cuando vio a este conocido de su ex novio, que se ofreció a llevarla en su vehículo, para tratar de encontrar a sus amigos”, sintetizó el informante.

En verdad, uno de los sospechosos propuso que fueran a tomar algo a su cabaña, en Los Molles, y le dijo que después la llevaría a su casa. En ese momento, él estaba con dos jóvenes, uno de ellos es el otro arrestado. La chica aceptó. Antes de que llegaran a la cabaña, uno de los muchachos se bajó.

Hay 7 kilómetros de Merlo a Carpintería, y de esta localidad a Los Molles hay 3 ó 4 kilómetros, precisó Alaniz.

Ya en la casa, los tres tomaron algo y ella preguntó dónde quedaba el baño. “Cuando volvió, uno estaba desnudo. Le dijo ‘vení, vamos a c…’. Ella se negó. El otro la tomó, la tiró en la cama y la abusaron entre los dos”, relató la otra fuente. Han establecido una franja horaria de ocurrencia del hecho: estiman que fue entre las 6:30 ó 7 y las 9.

Muy angustiada, llorando en todo momento, ella intentó evitar que los dos hombres la sometieran, pero estaba en clara desventaja. Estaba ante dos varones, con más fuerza y contextura que ella.

“Según lo que refirió la víctima, cuando se incorporó, a uno de los agresores no lo vio más. El otro le dijo ‘bueno, ya está, si vos tenías ganas’, intentando convencerla de que había sido consentido. Y después la llevó en el auto hasta cerca de la casa de uno de los amigos con los que había salido, a quien le contó lo que había pasado”, refirió. Más tarde hizo la denuncia.

Apenas supieron del hecho, las autoridades judiciales dispusieron que la menor fuera revisada por un médico, para constatar las lesiones, y el miércoles ella declaró en la Cámara Gesell. “La psicóloga ha encontrado elementos de veracidad en sus dichos, no ha hallado indicadores de fabulación. Es un relato lógico, coherente. Con ese informe, sumado a las lesiones detectadas por el médico forense, el juez ordenó la detención”, resumió la fuente, quien dijo que los elementos que hay “son contundentes”.

Logín